Yuba al zarajillo (V)

Ingredientes:

– 8 ó 10 lacitos de yuba por persona (puedes comprar la yuba en tiendas de comida asiática o por internet).

– 1 vaso de vino blanco.

– 1/4 de vaso de AOVE.

– 7 dientes de ajos.

– 2 hojas de laurel.

– Tomillo, romero, perejil, sal y pimienta negra.

– 1 buen chorro de limón.

Elaboración:

Dejamos la yuba en remojo toda la noche con el bicarbonato, una ver remojadas la lavamos bien, la escurrimos y la ponemos en el adobo que prepararemos con vino blanco, aceite, laurel, ajos, perejil, sal, pimienta, romero, tomillo y/o finas hierbas. Pasadas un par de horas se dora la yuba a fuego vivo en una sartén con aceite de oliva (yo lo aromaticé con ajo y laurel, se les añade el macerado hasta que se evapore, y finalmente el jugo limón.

Sponsored Post Learn from the experts: Create a successful blog with our brand new courseThe WordPress.com Blog

WordPress.com is excited to announce our newest offering: a course just for beginning bloggers where you’ll learn everything you need to know about blogging from the most trusted experts in the industry. We have helped millions of blogs get up and running, we know what works, and we want you to to know everything we know. This course provides all the fundamental skills and inspiration you need to get your blog started, an interactive community forum, and content updated annually.

Bizcocho yolanda (V)

Ingredientes:

– 500 g de harina Yolanda.

– 250 g de azúcar.

– 1/2 litro le veche de soja (u otra leche vegetal).

– 1/2 tacita de café de aceite de oliva.

– La raspadura de un limón.

– Al hornos unos 50 minutos a 180 grados.

Elaboración:

Se mezclan todos los ingredientes y se les da varilla hasta que queden bien integrados. Se engrasa un molde para bizcochos, se vuelca la masa y al horno unos 50 minutos a unos 180 grados (calor arriba y abajo y un papel de hornear encima para que no se queme).

Nota: Yo le puse la mitad de todo y ya sale un bizcocho hermoso. También le añadí unas gotitas de agua de azahar y también le van bien unas nueces en trocitos, y/o unas virutas de chocolate). Finalmente, para darle lustre, hice un sirope de naranja (el jugo de una naranja y dos cucharaditas de panela reducidos a fuego lento) y lo dejé brilante como una patena.

Pastel Lékithos (V)

Ingredientes:

Para el puré de patatas:

– 2 patatas hermosas al vapor.

– 1/2 tacita de veche de soja.

– 1 cucharadita de margarina.

– 2 cucharaditas de levadura nutricional o de cerveza.

– Sal, pimienta, y nuez moscada al gusto.

Para el relleno:

– Tus verduras favoritas (yo le he puesto puerro, pimiento rojo, ajo, tomate, guisantes y aceitunas rellenas de pimiento)

– Tus condimentos favoritos (los míos son tomillo, romero, orégano, pimentón, pimienta, nuez moscada y sal)

– Tus caldos favoritos (yo le puese un poco de caldo de verduras (aunque vale agua), vino tinto (vale blanco) y salsa de druida (o no).

Elaboración:

Lekithos es un pastel hecho a base de verduras con legumbres (opcional, yo le he puesto guisantes, pero podrían ser otra legumbre o ninguna) y cubierto con puré de patatas.

Para el puré de patatas las cueces (yo las hice al vapor), machacas con el resto de intredientes (veche de soja, margarina, levadura nutricional y especias) y reservas.

Para el relleno se ponen en una sartén con aceite de oliva las verduras cortadas en brunoise, se doran, se añaden los guisante y las aceitunas, las especias, el vino, la salsa de druida y cuando reduzca todo, el caldo de verduras. Cuando se evapore el caldo se apaga y se pasa a una cazuela de barro, encima se coloca el puré de patata, se plasma el rostro Flotón el algarabín (prescindible aunque recomendable), y al horno una media hora a 200 grados, hasta que esté bien dorado.

Nota: Lo de Lékithos le viene porque es un plato con cara de algarabato griego al que le va como anillo al dedo el nombre de Flotón.

Nota 2: Por supuesto le van de perlas las setas. las berenjenas, el calabacín… incluso le puedes poner al relleno lentejas o soja texturizada…, la cocina intrépida, la cocina mejor.

Berenjenas chinas con salsa de ajo y almendras (V)

Ingredientes:

– 4 berenjenas chinas (o dos españolas).

– 6 setas shitake.

– Aceite, sal y pimienta.

Para la salsa:

– 5 ajos picados bien finos.

– Un ápice de jengibre.

– 3 cucharadas de salsa de soja.

– 1 cucharada de marmite y/o pasta miso (opcional).

– 1 cucharada de maicena.

– 1/2 vaso de agua.

– 1 chorrito de vinagre de arroz.

– 1 pizca de glutamato (opcional).

– 1 gotas de tabasco, salsa Valentina o algo picantón, como una cucharada de mostaza de Dijon).

– 1 puñadito de almendras fileteadas.

– 1 pellizco de pimienta (no necesita sal, pues la salsa de soja es bastante salada).

Elaboración:

Lo primero es cortar las berenjenas en tiras gruesas (de 2×7 quedan chévere). Las desamargamo metiéndolas en agua con sal media hora y luego las asamos con aceite, sal y pimienta. Por otro lado preparamos la salsa, para la que doramos los cinco ajos bien picados y el jenjibre en aceite de oliva. Diluimos en el agua el resto de los ingredientes (3 cucharadas de salsa de soja, 1 cucharada de maicena, una pizca de glutamato, salsa de druida o marmite, vinagre de arroz, unas gotas de tabasco, una cucharadita de mostaza de dijon, unas almendritas fileteadas y pimienta), y lo agregamos a los ajos y el jengibre. Finalmente salteamos el sithake conrtado en tacos con un poco de aceite de sésamo (o de oliva, si no tienes), añadimos las berenjenas asadas, maridamos unos minutos para que se integre bien todo, y a la mesa.

Potaje de garbanzos con shitake y coliflor

Ingredientes:

– 300 g de garbanzos cocidos (pueden ser de bote).

– Unos arbolitos de coliflor.

– 6 shitakes.

– Para el sofrito: 1 ajo, 1 cebolla, 1 pimiento rojo, 1 tomate, un puñadito de almendras, un chorrito de vinagre, otro de vino blanco (o whisky, o ron), sal, pimienta, pimentón dulce, tomillo, romero, caldo de verduras, o agua, aceite de oliva y una hoja de laurel).

– Opcionalmente: 1 chucharada de marmite y/o miso y otra de mostaza de Dijon.

Elaboración:

Tan fácil como sofreir la verdura en aceite de oliva, y una vez dorada, añadir el vinagre, luego el vino o licor, y finalmente un poco de caldo o agua. Batimos todo bien y agregamos las especias, la hoja de laurel, los arbolitos de coliflor, la seta shitake troceada, y finalmente los garbanzos cocidos (si son de bote se pueden agregar, con aquafaba incluida, más adelante). Dejamos cocinar hasta que todo esté al dente y listo.

fricasé de hongos con papa y mote (V)

Ingredientes:

– 1/2 kilo de champiñones (u otra seta que tengas y te guste, o mezcla de varias).

– 1 ceboleta, o chalota, o cebolla blanca.

– 3 cucharaditas de pimentón.

– 1 taza de agua (algo más si luego lo pide).

– 1 tomate rallado.

– 1 cucharadita de ajo en polvo.

– 1 cucharadita de comino.

– 1 cucharada de levadura de cerveza o pan rallado.

– Aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.

– 2 patatas y mote cocido para acompañar.

Elaboración:

Cortamos las setas a la mitad y sofreímos en aceite de oliva. Reservamos cuando estén dorados. Por otro lado ponemos las tres cucharaditas as de pimentón en un bol de agua y batimos hasta que se integre todo bien, mientras tanto vamos sofriendo una cebolleta en una cazuela con aceite de oliva, una vez dorada añadimos el agua con el pimentón, un tomate rallado (o batido), una cucharaditaa de comino, otra de ajo en polvo, un poco de levadura de cerveza (o pan rallado), sal y pimienta al gusto. Cocinamos hasta que reduzca un poco, agregamos los champiñones y un poco más de agua si lo necesita, lo dejamos hervir unos minutos, probamos, rectificamos y servimos con papa y mote cocidos.

Salsa harissa (V)

Ingredientes:

– 1 pimiento rojo hermoso asado (vale de bote).

– 2 ajos.

– 1 cucharada de comino.

– 1 cayena, guindilla, o salsa picante de tu elección.

– 1 ramita de cilantro.

– 1 poco de hierbabuena.

– 1 buen chorro de de aceite de oliva.

– 1 pizca de alcaravea.

– Sal al gusto.

Elaboración:

La salsa harissa tunecina es un acompañamiento chupiflotón para mojar crudités, palitos, regañás y acompañar multitud de platos.

Es tan fácil como poner todos los ingredientes en la batidora y darla candela hasta que quede una salsa fina y untuosa.

Nota: Puedes personalizarla sustituyendo los ingredientes que no tengas por otros parecidos…, o no. Yo cambié la hierbabuena por hierba luisa, la alcaravea por apio(no, te dejo con la duda, porque también la cocina tiene sus misterios), el cilantro por perejil, le puse un pelín de jengibre y de añadidura le agregué unos copos de levadura de cerveza, unas almendras y una guindila piparrera en trocitos. Decir que estaba delicioso sería una pedrogrullada.

Rollitos de “vegamón york” (V)

Ingredientes:

– 1 tazas de arroz cocido.

– 1 taza y 1/2 de caldo de verduras (o agua, si no tienes, yo agregaré al agua sazonador para fajitas sabor barbacoa y un poco de salsa de druida o tamari).

– 2 cucharadas de aceite de girasol.

– 2 cucharaditas colmadas de fécula de maíz (maicena).

– 2 cucharaditas colmadas harina de tapioca (también conocida como mandioca o yuca).

– Un trocito juicioso de remolacha para darle color (betabel la llaman en América).

– 1 cucharadita de sal rosa del Himalaya.

– 1 chorrín de humo líquido (opcional, yo, como no tenía usé la salsa de druida y el sazonador para burritos y fajitas con toque barbacoa [que ya incorpora el aroma a humo]).

Elaboración:

Se ponen en la procesadora todos los ingredientes y se baten bien finos, sin grumos. Mientras tanto vamos aceitando la bandeja de horno, colocamos un papel vegetal encima, que también engrasaremos ligeramente, extendemos sobre el papel vegetal una lámina (muy fina) del vegamón, y lo horneamos unos 15 minutos a 200 grados con el horno precalentado.

Nota: Ideal para hacer bocatas, sandwich mixtos, o enrolladitos rellenos de veso de papa, brotes de berro, rúcula, espinacas….

Setalao a la tritonesa (V)

Ingredientes:

– 4 dientes de ajo finamente picados.

– 1/2 cebolla finamente picada.

– 5 cucharadas de aceite.

– 1 paquete de setas ostra (u ostras si no trienes, yo le puse seta coliflor) picadas en tiras delgadas.

– 1/4 de repollo cortado en juliana.

– 2 hojas de alga nori molidas en la licuadora (polvo). O Wakame si no hay nori. Yo suelo tostarla antes en la vitrocerámica, con lo que se potencia el olor a mar.

– Alcaparras, aceitunas, guindilla encurtida.

– Unos tomates secos en aceite, o crudos y pelados, si no tienes.

– Una patata hervida y pelada.

– Perejil finamente picado.

Elaboración:

Ponemos a calentar el aceite, sofreímos el ajo y la cebolla, después las setas, rehogamos otro poco, y agregamos la col y el alga nori, salpimentamos y dejamos maridar un rato. Cuando el repollo haya soltado el agua se añaden los tomates licuados (o el tomate en aceite, y un poco de pimentón tampoco le va mal), después las alcaparras, las aceitunas y guindilla (una o dos, dependiendo de lo picante que te guste).

Dejamos hervir hasta que se reduzca la salsa de tomate y unos 10 minutos antes de apagar, añadimos las patatas en trozos juiciosos y el perejil picado, y nos vamos humeando con la cazuela a la mesa.

Polvorones de canela (V)

Ingredientes:

– 200 mililitros de aceite (mitad de oliva y mitad de girasol).

– 1 cucharadita de canela.

– 350 gramos de harina.

– 125 gramos de almendras molidas (y si quedan algunos trocitos, chachi piruli).

– 1 cucharadas de sirope de ágave (o el sirope que tengas, y si no tienes pues nada, sin sirope).

– 100 gramos de azúcar moreno (mejor glass, si no tienes también vale azúcar blanco)

Elaboración:

Mezclamos todos los ingredientes en un bol hasta obtener una masa compacta y algo pegajosa. Cogemos pequeñas porciones de la masa (tienen que salir unos 20 polvorones), hacemos una bola y le damos la forma que más nos guste. Colocamos los polvorones en una bandeja con papel para hornear y les espolvoreamos sésamo, anís en grano o ajonjolí.

Los metemos en el horno (previamente precalentado) a 170 grados durante unos 25 ó 30 minutos en la parte baja, con calor arriba y abajo. El tiempo puede variar algo en función del horno, en el mío se hacen en 25 minutos.

Sacamos los polvorones y los dejamos enfriar, hay que tener en cuenta que al enfriarse se endurecen, la clave está en conseguir que queden doraditos, pero no crudos.

Nota: Si los untas con un poco de sirope de ágave (o similar) y les pones unas almendras laminadas por encima los conviertes en perrunillas.