Estofudo al curry (V)

estofudoalcurry

Ingredientes:

– 1 bloque de tofu duro ahumado.

– 1 cebolla (chalota o cebolleta).

– 1 diente de ajo.

– Curry (en pasta o polvo).

– Salsa tamari.

– Aceite de sésamo (u cualquier otro, si no tienes).

Elaboración:

Tan sencillo como rehogar bien la cebolla y ajo picados en el aceite de sésamo (o el que tengas), añadir el curry (en pasta o en polvo), el tofu en cuadraditos, y finalmente un chorrito de salsa tamari. Dejar que reduzca unos minutos, y a zampar.

Nota: Si lo quieres convertir en plato único añádele unos champiñones y un poco de arroz basmati, combina de lujo.

Anuncios

Parratatouille a la provenzal (V)

parratatouille

Ingredientes:

– 1 berenjena.

– 1 calabacín.

– 1 tomate hermoso.

– 1 patata XL.

Salsa de tomate casera.

– Aceite de oliva, sal, pimienta, albahaca, laurel y finas hierbas.

Elaboración:

Este plato es una versión libre (para mi gusto mejorada) de la de ratatouille provenzal. Es tan sencillo como poner en el fondo de la bandeja la salsa de tomate casera, y encima una capa de calabacín, tomate, patata y berenjena en rodajas finas (alternando para darle color y la distribución típica del ratatouille que yo, como podréis ver en la foto, no pude lograr). A continuación se rocía con aceite de oliva, sal, pimienta, especias y al horno tapado con papel de aluminio hora y media (más o menos) a unos 180 grados.

Bocaditos de otoño en adobo (V)

bocaditosdeotoño

Ingredientes:

– Soja texturizada gruesa.

– Setas variadas.

– Ajo, aceite, sal, pimienta, perejil y vino blanco.

– Pimentón, aceite, vinagre, sal, laurel y ajo (para el adobo).

Elaboración:

Ponemos en remojo la soja texturizada (más o menos una hora), mientras tanto preparamos el adobo mezclando todos los ingredientes. Escurrimos la soja una vez hidratada y la dejamos otra hora en el adobo. Por otro lado troceamos y salteamos las setas (las que más nos gusten, yo puse shitake, champiñones y seta de cardo) junto a unos ajos laminados en un poco de aceite de oliva, añadimos un poco de vino blanco, perejil y dejamos reducir. Reservamos. Finalmente ponemos la soja adobada en una sartén con un poquito de aceite y salteamos unos 15 minutos. Comprobamos que esté listo y ya tenemos nuestros bocaditos de otoño en adobo con una deliciosa guarnición de setas.

Croquetas de shitake y puerros (V)

croquetasdeshitake

Ingredientes:

– 200 g de seta shitake.

– 2 puerros.

– Verduras para hacer un caldo.

– Harina de garbanzos.

– Margarina o/y un aceite vegetal suave.

– 1 patata cocida.

– Harina de garbanzos

– Pan rallado.

– Sal, pimienta, nuez moscada, agua y aceite.

Elaboración:

Llevaba tiempo fantaseando con hacer unas croquetas de shitake (desde que probé las de Paco, lo confieso, que eran de boletus y estaban orgásmicas) y en mi fantaseo las cocinaba así: primero hacía un caldo de verduras rico con las partes duras de unos espárragos trigueros, las peladuras de un par de puerros, un par de hojas de apio y los pies del shitake (para darle potencia se le puede añadir marmite y/o misho, tamari, pastilla de concentrado vegetal…, aunque el shitake es una seta muy sabrosa y no hace falta, yo lo haría con setas más suaves). Por otro lado en margarina o un aceite suave (o la mezcla de ambos) sofreía bien picaditos el shitake y los puerros, cuando estaban dorados los retiraba y en la misma sartén tostaba la harina de garbanzos con un poco más de margarina, añadía el caldo poco a poco, removiendo sin parar, hasta obtener una bechamel cremosa en la que ponía el shitake y los puerros…, todo condimentado con sal, pimienta y una pizca de nuez moscada, también le ponía una patata que cocí en un pis pas en el microondas bien machacada o batida. Lo dejaba enfriar en la nevera y cuando la masa se solidificó hice las croquetas, primero impregnándolas en harina de garbanzos con agua (y, opcionalmente, un pelín de vinagre y bicarbonato, es lo que haría las veces del huevo), luego rebozándolas en pan rallado, y a freír. No pude aguantarme las ganas, así que llevé el fantaseo a la cocina, el resultado lo tenéis en la foto. Deliciosas.

Nota: Probé después esta misma receta con boletus, en lugar de con shitake, y os juro por la enéada heliopolitana que queda pluscuamchachi.

Trufistachos de agualate (V)

trufistachosdeagualate

Ingredientes:

– 300 g de chocolate puro (sin leche). Yo le eché Valor (una tableta).

– 1 aguacate maduro.

– 50 g de pistachos.

– 2 cucharadas de azúcar moreno.

– 1 cucharada de margarina (a ser posible sin aceite de palma).

– 1 vaso de bebida de avena (u otra leche vegetal que te guste, con la de coco queda chachi).

Elaboración:

Se funde el chocolate al baño maría (o en el micro, si tienes prisa y mano, y consigues que no se te queme) junto a la margarina, el azúcar y la bebida de avena, se bate el aguacate y se añade a la mezcla. Por otro lado trituramos los pistachos pelados ligeramente (si no lo estaban los tostamos un poco) y añadimos la mitad al chocolate en trocitos, el resto se bate hasta reducir a polvo y lo usaremos luego para rebozar las trufas. Una listo el chocolate dejamos enfriar la mezcla en la nevera hasta que tenga una textura ideal para formar bolas y bañar en el polvo de aguacate. Una vez listas las devolvemos a la nevera para que no se derritan y a gozar.

Cocido vegano (V)

cocidovegano

Ingredientes:

– 500 g de garbanzos (puestos a remojar el día anterior).

– 1 nabo.

– 1 patata hermosa.

– 2 puerros.

– 1/4 de repollo.

– 2 zanahorias.

– 1 ramita de apio.

– 3 tomates rajados.

– 1 puñado de judías verdes

– 2 puñados de fideos de cabellín (o los que más te gusten).

– 2 ajos, comino, vinagre (para la tontería roja).

– Sal al gusto y un pellizco de pimentón.

Elaboración:

Antes de poner los garbanzos a remojo se lavan muy bien, ya que el agua donde los hemos remojado, que guarda la sustancia y el sabor de los garbanzos, es la que vamos a utilizar para cocerlos. Los ponemos a cocer a fuego medio, añadimos la verdura y las especias y lo dejamos a un lento chup chup hasta que los garbanzos estén al punto (sobre 1 hora). Por otro lado pelamos los tomates que se han escaldado en el caldo y hacemos la tontería roja junto a los ajos, vinagre, comino, sal y un poco de caldo (lo reservaremos para añadir luego a la sopa y/o a los garbanzos). Una vez listo el cocido se aparta un poco de caldo, se cuecen unos fideos (2 minutos si son de cabellín) y a la mesa.

Nota: el sabor de este cocido es potente y delicioso gracias a la intensidad del sabor desgrasada y saludable que le aportan las verduras, las especias, la tontería roja y los garbanzos. No obstante, se le puede poner una pastilla de caldo de verduras, o una cucharada de marmite, miso rojo, tamari u otro potenciador vegetal del sabor…, y por supuesto se puede acompañar de chorizo y/o morcilla veganos. En mi casa de siempre se sirve con guindillas, rabatinos, cebolletas, encurtidos…, y tras la sopa, los garbanzos se machaban con cebolleta picada, rodajitas de guindilla (prescindible, si no te gusta el picante), tontería roja y aceite de oliva…, un bocado de valkirias valhallianas.

Fritada mallorquina con seitán (V)

fritadamallorquina2

Ingredientes:

– 1 pimiento rojo.
– 2 pimientos verdes.
– 6 ajos.
– 4 patatas.
– Un botecito pequeño de de guisantes.
– 400 g de seitán. 1 chorrito de tamari (o salsa de soja)
– Sal, pimienta negra, laurel, pimentón dulce, finas hierbas y/u orégano.
– 1 hojas de laurel.
– Aceite de oliva.

Elaboración:

Cortamos las patatas, los pimientos y el seitán en cuadraditos. Freímos las patatas junto con los ajos (a los que damos un golpe y añadimos con piel). Hacemos lo mismo con los pimientos. Y con el seitán y los guisantes salpimentados y aderezados con el pimentón y la salsa tamari (o salsa de soja). Cuando todo esté listo lo mezclamos, removemos bien y a zampar.

Nota: queda igual de rico si en lugar se seitán pones tofu.

Hummunesa (V)

hummunesa

Ingredientes:

Hummus (puedes hacerlo tú con la versión que más te guste o comprarlo ya hecho,).

– 2 ajos medianos.

– 1 ramillete hermoso de perejil  (o cilantro, o mitad y mitad).

– 1 puñadito de avellanas tostadas (si no tienes puede usar almendras o anacardos).

– 1 pellizco de sal del himalaya (kala namak), otro de sal normal y otro de pimienta.

– Unas gotas gordas de limón.

– 1 chorrito de leche de avellanas (o avena), otro de aceite de oliva y otro (más largo) de aceite de girasol (lo necesario para darle la textura hummunesca…, si no tienes leche de avenallas puedes aligerarlo con unas gotas de agua).

Elaboración:

La humunesa es ideal para usar en la ensaladilla rusa (la sal del Himalaya, rica en azufre, aporta un aroma a huevo que suple la ausencia del mismo en la ensaladilla) en lugar de mayonesa convencial, así como para cualquier otro plato que lleve esta salsa.

No tiene más misterio que mezclar todos los ingredientes y batirlos hasta que quede todo perfectamente integrado, rectificar si hiciera falta (ojo con la sal del Himalaya, que es gruesa y conviene ir de menos a más si no queremos que nos quede una humunesa la mar de salada).

ensaladillarisaconhumornesa

Aquí la ensaladilla risa con humornesa.

Nota: Si no tienes hummus, prueba a sustuirlo por garbanzos cocidos, queda igualmente deliciosa y encima puedes llamarla “ciceresa”.

Risotto de cebada perlada con champiñones y guisantes (V)

risottocebada1

Ingredientes:

– 1 cebolleta.

– 1 pimiento verde.

– 1 zanahoria.

– 1 ajo.

– 1 trocito de apio.

– 4 champiñones.

– 1 tomate.

– 1 cucharadita de alcaparras.

– 1 taza de aceitunas verdes sin hueso.

– 1 lata de guisantes.

– Caldo de verduras (o en su defecto agua).

– 2 tazas (o un tazón) de cebada perlada.

– 1 chorrito de vino blanco y otro de tamari (o salsa de soja).

– Sal, pimienta, jenjibre rallado, limón, aceite de oliva y una hojita de laurel.

Elaboración:

Se sofríen la cebolleta, el pimiento verde, la zanahoria, el apio, las aceitunas verdes en rodajas, las pocas alcaparras, los champiñones en láminas, el ajo y el tomate (todo muy bien picadito), se salpimenta, se le pone un poco de jengibre rallado y unas gotas de limón. Cuando todo esté bien sofrito y huela rico se añade la cebada (previamente remojada alrededor de una hora), se agrega un chorrito de vino blanco y medio de tamari, se remueve hasta que evapore y finalmente se añaden los guisantes (una latita) y el caldo de verdura hasta que la cebada esté al dente (se puede añadir para potenciar el sabor un poco de pasta de miso rojo, marmite o un chorrito más de tamari, aunque a mí lo que me gusta ponerle son unas gotas de limón.

Nota: este guiso queda igual de rico con avena, centeno, o el cereal que más te guste, incluso, por decir una originalidad, con arroz.