Tortillas de algamarones (v)

tortillasdealgamaronesocamalgones

Ingredientes:

– Harina de garbanzos, agua, vinagre, bicarbonato y sal para la masa.

– Ajo, perejil y alga wakame bien picados para aderezar la masa.

– Aceite de oliva virgen para freír la masa.

Elaboración:

Mezclamos tres cucharadas de harina de garbanzos con un buen chorro de vinagre de manzana, una cucharadita de bicarbonato, sal al gusto y agua para hacer una masa ligera y sin grumos. Añadimos el ajo, el perejil y el alga wakame picados y removemos para que se integren bien todo. Si es necesario podemos añadir un poco más de agua para darle fluidez a la masa. Mientras tanto habremos puesto en una sartén abundante aceite de oliva en el que verteremos chorritos de masa, que se extenderá sobre el aceite caliente formando las tortillas. Dejamos que se doren un par de minutos por cada lado, y sacamos a papel de cocina para que suelten el excedente de grasa. Servimos calientes y, si nos mola, las acompañamos con salsa alipioli.

Cardos con setas de cardo y salsa de almendras con almendras al estilo pleonámisco (V)

cardosconsetasdecardoysalsadealmendrasconalmendras

Ingredientes:

– Cardos de Luis.

– Almendras para la salsa de almendras.

– 3 puerros (si no tienes, ponle cebolleta, chalota o cebolla).

– 1 ajo.

– 2 cucharadas de harina (yo le puse de garbanzos, pero vale cualquiera).

– Aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.

Elaboración:

Lo primero es lo más laborioso: limpiar los cardos, quitarles las hebras más fibrosas y dejarlos en remojo unas horas con un poco de sal para que vayan perdiendo el amargor. Uno vez hecho esto lo demás es pan comido.

Ponemos a cocer los cardos en agua con sal y un poco de harina (que ablanda y blanquea). Yo los tuve hora y media hirviendo a fuego lento, pero cada olla conoce sus hervores y el tiempo puede variar más arriba que abajo. Una vez que la textura resulta de nuestro gusto reservamos tanto el caldo resultante como los cardos y nos ponemos con la salsa.

Para la salsa: se sofríen los tres puerros en tres cucharadas de aceite de oliva, se le pone el ajo bien picado y lo dejamos unos minutos para que dore. Una vez dorado añadimos las dos cucharadas de harina (y, si lo necesita porque quede muy seco, un poco más de aceite de oliva, o margarina si lo queremos más suave), removemos y dejamos que la harina se tueste un poco. En ese momento añadimos el caldo de los cardos y las almendras (yo le puse un puñado y medio de almendras tostadas), mezclamos bien y lo batimos bien fino hasta que quede una salsa espesita y untuosa. Finalmente añadimos los cardos, unas almendras enteras así como caigan, y humeando a la mesa.

Nota 1: Como guarnición onírica le puse unas setas de cardo al ajillo…

Nota 2: …y me explico: El nombre viene de los sueños, concretamente de uno que me presentaba al primer concurso de cocina pleonásmica del mundo y, ¡oh, luminosa coincidencia!, hice un cardo con setas de cardo y guarnición de almendras con salsa de almendras. Quedé segundo :-(, mi plato era una delicia, pero no el más pleonásmico, para eso al cardo con setas de cardo tendría que haberle puesto salsa de ana-cardos…

Arroz con níscalos al estilo deChuslicioso (V)

arrozconniscalos

Ingredientes para 4 (Tiempo de elaboración, 1 h):

– 1 cebolla.

– 1/2 pimiento rojo.

– 1 tomate.

– 4 alcachofas (solo los corazones).

– un puñado de habas.

– un puñado de guisantes.

– 4 níscalos.

– 2 dientes de ajo,perejil, 1/2 vaso de vino blanco.

– Sal, pimienta, un poco de pimenton, cúrcuma, azafrán.

– 4 tazas de arroz.

– 8 tazas de caldo.

Elaboración:

Para el caldo de verduras le quedan muy bien las hojas duras de las alcachofas, puedes hacer el caldo con ellas y otras partes poco aprovechables como las partes duras del brócoli, algo de apio, nabo o las hojas del puerro, en fin cualquier caldo vegetal.

Corta la cebolla en trozos pequeñitos y sofríela un rato, cuando empiece a dorar échale el pimiento en trozos pequeños también, lo dejas unos minutos y luego añades el tomate (no hace falta pelarlo), en trozos pequeños, y lo dejas que se reduzca a fuego medio.

Mientras vas haciendo en el mortero un machado de ajo, perejil, sal y vino blanco. Lo agregas al sofrito y dejas que se evapore.

Cuando el sofrito ya va oliendo rico, vas añadiendo los níscalos, las alcachofas, habas, guisantes (pueden ser congelados), dejas unos cinco minutos, y ya está el sofrito.

Ahora sólo tienes que añadir el arroz, sofreír un poco y a continuación el caldo caliente y las especias (puedes ir probando el caldo para calibrar, recuerda que debe estar bastante sabroso, puesto que el arroz va a neutralizar el sabor). Son unos 20 minutos desde que echas el caldo, pero conviene ir probando y apagar un pelín antes de que se haga del todo. Una vez apagado dejar reposar 5 min tapando con un paño.

Muy importante: La medida de caldo es el doble que la de arroz. El recipiente debe ser una paella o una sartén grande y el fuego debe ser homogéneo por toda la superficie. La cuestión es que todo el arroz esté en contacto con el fuego, es decir, que quede una capa fina.

Nota: Receta de Chus Melchor, de ahí lo de deChuslicioso.

Nota2: Es obvio que la receta no es mía porque, 1: está explicada con detalle, esmero y elocuencia, y 2: yo le hubiera puesto aceitunas.

Puerros asados con salsa romesco y aceitunas negras (V)

puerrosasadosconsalsaromescoyaceitunasnegrasalaromaderomero

Ingredientes:

– 6 puerros bien gorditos.

– 1 puñado largo de aceitunas negras.

Salsa romesco.

– Aceite de oliva, sal, pimienta y romero.

Elaboración:

Este plato, que a mí me recuerda un poco a los calsots, pero a la andaluza, lo probaron Chiruca y Roberto en Jaén y yo, que desciendo de andaluces de Jaén, lo he adaptado con largueza en las aceitunas y un toque final de romero.

Lo primero es limpiar bien los puerros para que no les queda nada de tierra, una vez limpios se ponen en una bandeja de horno, se salan, se añade un chorrito de aceite y se asan con las aceitunas. Puedes aprovechar, como hice yo, para poner en la misma bandeja los ingredientes (tomate, pimiento rojo y ajo) para hacer luego la salsa romesco. Una vez asado el conjunto se preparada la salsa, que ponemos de cama para los puerros y las aceitunas, añadimos un poco más de romesco, unas briznas de romero y a la mesa, que hay ñampetito.