Albóndigas de soja y berenjenas con salsa de champiñones (V)

albondigasdeberemjenaysojatex

Ingredientes:

– 1 taza de soja texturizada menuda.

– 1 berenjena.

– 1 puñado de avena remojado en veche de avena (u otra veche vegetal que no sea dulce)

– 1 cebolla.

– 2 ajos.

– 1 rama de perejil.

– Especias al gusto (yo le puse orégano, finas hierbas, tomillo, pimienta y pimentón).

– Harina de garbanzos (para rebozar las albóndigas), o pan rallado, o el rebozante que más te guste.

– Aceite de oliva (para freír las albóndigas) y sal.

Para la salsa de champiñones:

– 8 champiñones frescos (o un botecito en conserva)

– 1 pimiento verde.

– 1 cebolla.

– 1 zanahoria.

– 2 ajos.

– Laurel, pimienta, sal, finas hierbas.

– Vino blanco.

Elaboración:

Para hacer las albóndigas lo primero es trocear y asar la berenjena con un poco de agua, aceite y sal (también se puede hacer en el microondas). Por otro lado calentamos agua en una olla (yo le puse caldo de verduras, si tienes pónselo, le dará más sabor) y ponemos la cebolla partida a la mitad, dos ajos, tomillo, orégano y las finas hierbas, y cuando hierva añadimos la soja texturizada menuda. Dejamos que se cueza todo junto unos 15 ó 20 minutos, hasta que esté blandito, colamos para eliminar todo el líquido y reservamos hasta que se atempere. Por otro lado remojamos la avena en veche de avena (o la leche vegetal que más te guste), mezclamos la berenjena (ya asada y estrujada con el tenedor), la soja (ya atemperada), y la avena (ya remojada); añadimos un poco más de tomillo, orégano, pimentón dulce, 2 ajos picados, la rama de perejil también picada y revolvemos todo junto hasta que los ingredientes queden integrados perfectamente (si no te queda muy consistente le puedes añadir, así como sugerencia, un poco de pan rallado, levadura de cerveza o unos copos de puré de patatas instantáneo). Formamos las albóndigas, las rebozamos en harina y freímos en aceite de oliva bien caliente.

Para la salsa de champiñones es tan sencillo como sofreír los champiñones y reservar (se añaden al final, aunque yo no tenía y le puse de bote, así que este paso te lo puedes saltar), en ese aceite pochamos 1 cebolla, 1 ajo, 1 zanahoria, 1 pimiento, especias al gusto (yo le puse pimienta, laurel y finas hierbas), cuando esté dorada la verdura añadimos un poco de harina para espesar, 1/2 de vino blanco (que dejaremos evaporar unos minutos), caldo de verduras (o agua, yo tenía caldo de de cocido vegano y lo aproveché) y un botecito de champiñones, oro de guisantes y otro de aceitunas rellenas de pimiento (si te gustan). Finalmente se puede agregar un majado de avellanas, ajo y perejil o una cucharada de marmite (mostaza, miso…, lo que seas capaz de imaginar degustativamente y te sepa rico).

Nota: también quedan deliciosas con una salsa de tomate casera.

Nota 2: se puede acompañar con unas patatas cubo (de hecho yo lo hice) y darle más potencia de sabor con marmite diluido en agua (le va que ni tintao).

Y si te sobre masa, como me ocurrió a mí, puedes hacer unos deliciosos filetes rusos…

filetesrudosdeberenjenaytex

Tortilla vegana sin harina (V)

tortillaveganasinharina

Ingredientes:

– 4 patatas medianas.

– 200 de nata de soja para cocinar.

– 1 cebolla.

– 1 calabacín.

– Agar agar (sobrecito o puñadito, dependiendo de si es en polvo o en rama).

– Aceite de oliva, cúrcuma, 2 ajos, una rama de perejil y sal.

– Kala namak (sal negra del Himalaya – opcional – su sabor azufrado emula al del huevo)

– Aquafaba (el caldo que de los botes de garbanzos – opcional – aporta jugosidad y nutrientes).

Elaboración:

Os comparto esta receta porque, de todas las que he hecho hasta ahora (que son muchas, ricas y variadas) es la más lograda de todas.

Por un lado freímos en abundante aceite de oliva las patatas, la cebolla y el calabacín.

Mientras tanto, en otra sartén con un chorrito de aceite, mezclamos la nata vegana, la cúrcuma, el aquafaba, la sal kala namak y el agar agar hasta que éste último se deshaga (si lo usas en polvo un sobrecito o cucharadita, si lo usas en tiras, un puñadito).

Cuando estén bien pochadas las patatas, la cebolla y el calabacín lo escurrimos bien para eliminar el exceso de aceite, lo agregamos a la otra sartén (donde ya se habrá diluido el agar agar), picamos los dos ajos y la ramita de perejil, probamos y rectificamos de sal, lo mezclamos bien y dejamos que se dore por un lado, para después voltearlo y dejar que se dore por el otro.

Al no llevar harina tarda mucho menos en hacerse, 5 minutos por cada lado y podemos apagar. La sacamos a un plato y dejamos que se temple, así el agar agar hará su trabajo y quedará cuajadita y al dente.

Bambú con setas chinas (V)

setasconbambu

Ingredidentes:

– Seta siithake (mejor deshidratada).

– Bambú.

– Aceites de sésamo, girasol y oliva.

– Jengibre rallado.

– Tamari o salsa de soja

– Pimienta.

– Glutamato monosódico (opcional).

– Sal (o no, porque el tamari ya es muy salado).

Elaboración:

Las setas chinas con bambú son tan fáciles como rehidratar unas setas shitake secas y saltearlas (en una mezcla de aceite de girasol y sésamo) con el bambú (un bote de Braised bambú shoot de la marca Dali va bene, aunque le puedes poner el que tengas, seco, con chili, etc…) en una sartén, añadir tamari diluido en agua al líquido que viene con el bambú, alguna harina que espese (arroz, maíz, tapioca…), una pizca jengibre rallado, otra de pimienta, un pellizco de glutamato, sal, mezclar todo bien hasta que maride humeantemente y a la mesa.

Nota: Para hacer un plato completo yo lo acompañé de legumbresa en tiras (hecha a la plancha con un poco de aceite de oliva y cocinada a fuego vivo, también valdría soja texturizada gruesa) y arroz jazmín (sofrito primero en un poco de aceite de girasol y oliva con un ajo, y luego hervido con sal).

Lassi de mango (V)

lassidemango

Ingredientes:

– 1 yogurt de soja sabor a coco de 125 g (o natural).

– 1/2 vaso de leche de coco.

– 1 mango maduro.

– 1 semilla de cardamomo.

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes excepto el cardamomo en el vaso de batir y lo trituraos bien fino. Enfriamos en la nevera y servimos bien fresquito. El lassi es una bebida india que se sirve en la comida y que ayuda a neutralizar el picor de la comida muy especiada.

Si no tienes mango o no es temporada se puede hacer con dos manzanas hermosas, o una chirimoya despipotada.

Va perfecto para acompañar algún plato a base de seitán y especias picantonas al hindúico modo, por ejemplo el pica-masala.

Nota; este mismo lassi, con unas virutas de chocolate, o unos granos de granada, un poquito de canela en polvo y algún endulzante si eres golosa, queda chachipirulísimo

Zanahorialmón (“salmón” vegano)

salmonvegano

Ingredientes:

– 1 Zanahoria hermosa.

– 1 lámina de alga nori (o media y un poco de alga kombu)

– 2 cucharadas de tamari o salsa de soja.

– 1 cucharada de vinagre de manzana o arroz.

– Unas gotas de humo líquido o sal ahumada.

– 1 cucharada de sirope de arce o agave.

– 1 cucharada de zumo de limón.

– 1/2 de aceite de sésamo.

– 1 cucharadita de pimentón dulce.

– 1 cucharadita de ajo en polvo.

– 1/2 cucharadita de sal.

– 1 pizca de pimienta.

– 3 cucharadas de agua.

Elaboración:

Se pela la zanahoria y se cortan en tiras finas con un pelador o mandolina (mejor pelado). Luego se ponen en el microondas 3 ó 4 minutos con media hoja de alga nori encima, y luego ese alga nori batida con un poco de alga kombu, 2 cucharadas de tamari, 1 de vinagre de manzana o arroz, 1 de humo líquido o sal ahumada, 1 de sirope de arce o agave, 1 de zumo de limón, 1/2 de aceite de sésamo, 1 cucharadita de pimentón dulce, otra de ajo en polvo, 1/2 de sal, una pizca de pimienta y un chorrito de agua (como dos o tres cucharadas), una vez bien batido se cubre la zanahoria con la mezcla y a la nevera 24 h para que coja el sabor. De mi cosecha ya le voy a poner un poquito de eneldo, quizá alcaparras, y puede que un chorrín del vinagre en el que se macera el jengibre rosado.

Notidea: Pruébalo sobre una tostada untada con queso fresco vegano, espolvoreado con eneldo y una alcaparra de adorno.

zanahorialmon1

Garbanzos con boletus (V)

garbanzosconboletus

Ingredientes:

– 500 g de garbanzos.

– 200 g de boletus.

– 1 tomate hermoso.

– 1 pimiento rojo.

– 1 pimiento verde.

– 2 ajos (+1 en crudo que se añade cuando se baten las verduras).

– 1 cebolleta.

– 1 puerro.

– 1 hoja de laurel, 1 ramita de perejil, sal, pimienta, comino, finas hierbas, pimentón y una pizca de chili (todas estas especias son sustituibles por otras que te gusten más a excepción del pimentón, que es imprescindible).

– 1 cucharada de marmite y otra de mostaza antigua (opcionales).

– 1 chorrito de aceite para sofreír los boletus.

Elaboración:

Remojamos los garbanzos desde la noche (lavándolos previamente y usando luego el agua del remojo para aprovechar todos los nutrientes y el sabor cicerino). Calentamos el agua y añadimos los garbanzos (siempre con el agua caliente). Lavamos y agregamos la verdura (que como queda dicho es versátil y puedes ponerle la que tengas o la que más te guste) y la sal, resto de especias lo ponemos cuando saquemos la verdura, ya cocida y la batamos bien fina para volver a ponerla en el puchero. La mostaza antigua y el marmite son opcionales, sobre todo este último, que es levadura de cerveza fermentada a la inglesa y le da una potencia de sabor superchurripitiflaútica, pero que no todo el mundo tiene). Finalmente sofreímos los boletus en cuadraditos y, una vez que doren, los agregamos al guiso en el último momento para que maride en lento chup chup hasta la hora de comer.

Nota: Una versión abreviada sustituiría las verduras por pasta de miso (roja o blanca, como si fuéramos hacer una sopa miso clásica) para hacer el caldo, luego bastaría con añadir los garbanzos cocidos (de bote, si la queremos superabreviada), los boletus salteados y a la mesa.

Nota 1: Es un plato completo, con una ensaladita sería más que suficiente, pero si eres un/a glotoncillo/a y quieres acompañarlo de algún cereal, un poco de arroz basmati le va que ni tintao (o cebada, centeno, mijo, avena, amaranto…, lo que más te guste).

Nota 2: Otros añadidos son un majado de almendras (o avellanas), pan frito, ajo y perejil, o un poco de calabacito (chorizo ahumado de calabaza) sofrito y añadido al final.

Nota 3: Si no tienes mano diestra con las especias una pastillita de caldo vegetal vegano y un poco de preparado de especias para burritos te facilitarán el proceso.

Nota 4: No te achantes, si no tienes boletus, ponle otra seta, le van de lujo el shitake, los níscalos, los rebozuelos, o una mezcla de varias.

Supermasa universal (V)

supermasavegana

Ingredientes:

– 250 ml de agua (como vaso y cuarto).

– 1 vaso de puré de patatas instantáneo.

– 2 cucharaditas de sal.

– 2 cucharaditas de limón o vinagre de manzana.

– 4 cucharadas de aceite de oliva.

– 2 cucharadas de harina de arroz.

– 2 cucharadas de harina de maíz.

– 7 cucharadas de fécula de mandioca (tapioca o harina de yuca).

– 2 cucharadas de harina de cerveza o nutricional.

– 1 cucharada de miso blanco (opcional).

Elaboración:

Esta “súper masa vegana universal” es quizá la más versátil de todas las masas habidas en todos los tiempos conocidos…, sirve para hacer ñoquis, provoletas, barritas de verluza, palitos de veso rebozados, vesos variados, chipás, salchichas, chorizos, matahambres, rellenitos, rebozacitos, bocaditos, masas para costrini, panini, pizzas, etc… Es tan fácil como mezclar el vaso y cuarto de agua con 1 vaso de puré de patata instantáneo, 2 cucharaditas de sal, 2 cucharaditas de limón o vinagre de manzana, 4 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de harina de arroz, 2 cucharadas de fécula de maíz (maicena), 7 cucharadas de fécula de mandioca, 2 cucharadas de levadura de cerveza o nutricional y 1 cucharada de miso blanco (o rojo). Puestos en un bol todos los ingredientes ya se puede amasar con la manos y hacer una bola compacta y untuosa, firme al tacto y casi sensual. Una vez hecha la bola la metemos en la nevera y ahí aguanta bien una semana (tirando por lo bajo), y además se puede congelar.

Nota: si te gustan los sabores especiados puedes ponerle ajo en polvo, pimienta, orégano, etc… En la foto de abajo tienes una provoleta hecha con esta masa tan versátil.

provoleta