Tofu adobado con papayucas a lo pobre (V)

Ingredientes:

– 1 bloque de tofu duro.

– 1 patata hermosa.

– 1 yuca menuda.

– Para el adobo: Un chorraco de aceite, un chorrete de vinagre, un chorrito de vino blanco, 2 ajos picados, pimentón a manta, laurel sin escatimal, perejil, sal, pimienta al gusto.

Elaboración:

Se parte el bloque de tofu en láminas como de un dedo de grosor y se meten al microondas u horno hasta que pierdar la mayor parte de la humedad y queden duritos. A continuación se adoban en aceite, vinagre, pimentón, vino blanco, ajo, laurel, perejil, pimienta y sal durante una hora o más. Mientras tanto se parten la patata y la yuca para freírlas al estilo pobre, se fríen, y se reservan. Finalmente se dora el tofu en una sartén a fuego vivo por ambos lados, se le añade el líquido del adobo, lo dejamos maridar unos minutos y antes de servir se agregan la patata y la yuca.

Confitura de pétalos de rosa al estilo provenzal (V)

Ingredientes:

– 250 g de pétalos de rosas rojas (o del color que más te guste, lo importane es que sean fragantes).

– ¼ de taza de zumo de limón.

– 250 g de azúcar.

– 3 cucharadas de agua.

– 3 cucharadas de agua de rosas (o de azahar).

Elaboración:

Lo primero es deshojar las rosas, para seleccionar los mejores pétalos. Luego los remojamos en el jugo de un limón durante aproximadamente una hora. A continuación ponemos en una cazuela todos los ingredientes y lo llevamos a ebullición. Cuando empiece a hervir bajamos al mínimo y dejamos que llegue a ebullición de nuevo al menos tres veces. Cuando tenga una textura untuosa y mermeladera, apagamos el fuego y dejamos que repose una media hora, más o menos. Finalmente la pasamos a un frasco de cristal bien limpio (mejor si está esterilizado, sobre todo si la vas a guardar unos días) y refrigeramos dos o tres horas antes de consumirla.

Tortilla de pan y quesito (V)

Ingredientes:

– Pan y quesito (flor de la acacia).

– 2 cucharadas de harina para rebozado Yolanda (o harina de garbanzo).

– Aquafaba (o bebida de soja). Lo que pida la harina para formar el trampanhuevo, en mi caso fue suficiente con el aquafaba de un bote de garbanzos.

– Media cucharada de bicarbonato.

– Un chorrito de zumo de limón.

– Sal y pimienta al gusto.

Elaboración:

Se hace el trampanhuevo mezclando bien todos los ingredientes menos la flor de acacia, que se añade al final, cuando ya tengamos lo demás bien integrado y sin grumos. Mientras tanto calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva en una sartén y ponemos la masa a fuego medio. Vamos moviendo para que no se pegue, damos la vuelta cuando esté dorada por un lado, dejamos dorar por el otro, y a yantar.

Las flores se funden con el calor y quedan cremosas, y con increíble sabor a «quesito», de ahí su nombre.

Esta tortilla (que es ideal para comerla en bocata) solo se puede comer a finales de abril y principios de mayo, que es cuando la acacia (Robinia pseudoacacia) está en flor.