Archivo de la categoría: Legumbres y guisos

Caparrones pintos con shitake (V)

caparrones

Ingredientes:

– 250 g de caparrones (alubias pintas riojanas).

– 100 g de seta shitake.

– 1/2 pimiento rojo.

– 3 dientes de ajo.

– 1 puerro.

– 1 tomate.

– 1 zanahoria.

– 2 hojas de laurel.

– Cúrcuma, azafrán, comino, pimentón, pimienta, 1 ramita de perejil, aceite y sal.

Elaboración:

Ponemos en remojo los caparrones la noche anterior en agua con sal. Cubrimos bien con agua fría y ponemos al fuego junto a las verduras (pimiento rojo, cebolla, zanahoria, tomate, 3 dientes de ajo, puerro…), cuando se ablanden las verduras las sacamos y las batimos bien finas, las volvemos a poner en la olla junto a las especias y el laurel, y chup-chup a fuego lento hasta que estén tiernas. Por otro lado se sofríe el shitake (también le va bien la oreja de madera), al que se le añade al final un chorrito de tamari y a la olla.

Nota: Esta receta vale lo mismo para caparrones pintos como para alubias rojas. Y la piparra le va que ni tintá. Por supuesto son prescindibles, pero la sobrasada vegana y el marmite le van de luxury.

Anuncios

Goulash vegano (V)

goulashvegano

Ingredientes:

– 1 pimiento verde.

– 1/2 pimiento rojo.

– 1 hoja de laurel.

– 2 ajos hermosos.

– 1 lata pequeña de tomate triturado (o un par de tomates).

– 1 bloque de seitán (también le va la soja texturizada, si no tienes seitán).

– 1/2 cebolleta.

– 1 puerro.

– 2 zanahorias.

– 2 patatas.

– 1 cucharada de harina (la que quieras).

– 1 chorrito de vino blanco.

– 1 cucharadita de mostaza antigua.

– Sal, finas hierbas, pimienta negra, pimentón y aceite de oliva.

Elaboración:

Esta noche he soñado que mi abuela era húngara, y que me hacía un goulash vegano. Me ha encantado ver cómo se ponía pochar los pimientos, la cebolleta, el ajo, el puerro y la hoja de laurel en aceite de oliva…, a los cinco minutos le ha agregado la harina, unas vueltas y a los diez minutos ya olía toda la casa que alimentaba, sobre todo cuando a añadido un chorro blanco, que al evaporarse lo ha inundado todo de aromas. Dos minutos más reduciendo con el vino y le ha puesto las aceitunas rellenas de pimiento (tan andalhúngaras ellas), el tomate triturado, el pimentón, la patata y la zanahoria en trocitos medianos, las especias, la cucharadita de mostaza antigua y la sal. Por otro lado ha cortado el seitán en láminas finas y lo ha sofrito en aceite de oliva, una vez dorado le ha añadido un chorrito de tamari fuera de la sartén, fumarola y a la olla. Lo ha removido con ese salero tan suyo, y chup-chup marmitero a fuego mínimo.

Nota: Aunque he seguido casi al pie de la letra la receta de mi abuela onírica, me he permitido la licencia de ponerle una cucharadita de marmite, un botecito de guisantes, y otro de champiñones, que le van que ni tintaos. Si no tienes marmite atrévete con una onza de chocolate negro.

 

Sopa de hornajo (V)

sopadehornajo

Ingredientes:

– 150 g de pan duro (a ser posible de hogaza).

– 5 ajos.

– 3 cucharadas de aceite de oliva.

– 1 cucharada sopera de pimentón.

– 500 ml de caldo de verduras (o agua, si no tienes caldo).

– Sal y especias al gusto.

Elaboración:

La sopa de hornajo, como su palabro indica, es sopa de ajo al horno. Mientras vamos precalentando el horno ponemos el aceite a fuego bajo en una sartén, pelamos y laminamos los ajos, los añadimos y mantenemos a fuego suave para que no se quemen. Por otro lado troceamos el pan, que agregaremos una vez que estén los ajos cuasidorados, lo freímos todo un poco y agregamos la cucharada de pimentón (fuera del fuego), la sal y las especias (si decidimos ponerle, yo le puse comino, finas hierbas y un pellizco de pimienta), dejamos que maride un par de minutos y finalmente añadimos el caldo. Lo ponemos en cazuela de barro y al horno. En unos 20 minutos se habrá formado una costra sólida por fuera concentrando los sabores, mientras la sopa estará líquida y humeante. Este momento en el que se conjugan los tres estados de la materia es el ideal para comerla.

Nota: yo, que siempre dejo volar la imaginación, el caldo se lo puse de cocido, le añadí una pizca de kala namak (que le dio una deliciosa nota azufrada), una pizca de tomillo y otra de eneldo. También (son hechos probados) le va que tintao un pelín de sobrasada vegana (o un calabizo en tropezones), una cucharadita de marmite, una puntita de miso…

 

 

Champiñones en salsa verde que te huelo verde (V)

champiñonesensalsaverde

Ingredientes:

– 500 g de champiñones.

– 2 ajos.

– 1 puñado de almendras.

– 1 manojo de perejil.

– 1 vaso de vino blando.

– Aceite de oliva, sal, pimienta y finas hierbas.

Elaboración:

Ponemos 3 cucharadas de aceite de oliva en una sartén y añadimos los champiñones laminamos, mientras se van doramos hacemos la salsa verde con las almendras, el perejil, el ajo, el vino blanco y la sal, que pondremos todo junto en el vaso de batir y trituraremos bien finos. Una vez dorados los champiñones añadimos la salsa, la pimienta, las finas hierbas y dejamos que reduzca todo junto unos minutos. Probamos, corregimos de lo que sea necesario y a la mesa.

Nota: Tal cual está delicioso, pero me pareció que unos tropezones de tofu ahumado le podían quedar que ni tintaos y se los puse.

Patatas a la importancia (V)

patatasalaimportancia2

Ingredientes:

– 5 patatas hermosas.

– 1 lata de aceitunas rellenas de pimiento.

– 1 lata de guisantes.

– 1 lata de champiñones laminados.

– 1 cebolla hermosa.

– 2 tomates.

– 1 pimiento verde y otro choricero (o una ñora).

– 1 ajo.

– Caldo de verduras.

– Especias al gusto (yo le puse una hoja de laurel, pimentón, finas hierbas y pimienta).

– 1 cucharadita de harina de centeno (o de trigo, sino tienes).

– Aceite de oliva (para el sofrito).

– Para el rebozado vegano de las patatas: 2 cucharadas de harina de garbanzos, un chorrito de vinagre de manzana, sal, un pellizco de bicarbonato y un poco de agua o leche de almendras.

– Para el majado: 1 ajo, perejil, azafrán, un puñado de almendras o avellanas, vino blanco y sal.

Elaboración:

Lo primero es el caldo, para lo que ponemos a cocer 2 litros de agua con las verduras y un poco de sal (yo le puse puerro, zanahoria, nabo, tomate y apio). Si te gusta muy sabroso le puedes poner un concentrado de verduras.

Mientras elaboramos el caldo vamos haciendo el sofrito con la cebolla, los pimientos, el ajo y el laurel. Una vez que dore un poco añadimos el tomate pelado y troceado, cocinamos unos minutos, agregamos la harina, cocinamos otro poco, y cuando se quede seco añadimos el vino blanco, las especias, el majado y el caldo. Movemos bien, trituramos, añadimos las aceitunas, los champiñones y los guisante y dejamos que hierva a fuego lento mientras preparamos las patatas, que pelaremos, lavaremos, cortaremos en rodajas de medio centímetro, rebozaremos en el preparado de harina de garbanzos, vinagre de manzana, bicarbonato, agua y sal, y freiremos a fuego no muy alto 4 ó 5 minutos por cada lado. Una vez fritas dejaremos escurrir el aceite sobrante en papel de cocina y finalmente las añadiremos al caldo y las dejaremos a fuego lento entre 15 y 20 minutos sin moverlas demasiado para que no se rompan. Probamos y rectificamos si hiciera falta, y cuando estén al dente, preparamos una hogaza de pan para salsa (que está de toma pan y moja) y nos vamos, cazuela en mano, humeando hasta la mesa.

patatasalaimportancia1

Tofu con salsa de miso al estilo nipón (V)

tofuconmisoypanelalestilovalentiniano

Ingredientes:

– 1 bloque de tofu.

– 1 cucharada de miso.

– 2 cucharadas de panela (o azúcar, si no tienes).

– 1 chorrito de sake (o vino blanco, si no tienes).

– 1 cucharada de aceite de oliva.

Elaboración:

Cortamos el tofu en cuadrados, rectángulos (o la figura geométrica que más nos guste), procurando que tenga un grosor como de medio centímetro. Lo doramos a fuego vivo en el aceite de oliva mientras vamos preparando la salsa con 1 cucharada de miso (da igual si es rojo o blanco), 2 de panela y un chorrito de sake. Una vez dorado el tofu añadimos la salsa de miso, dejamos que pierda el alcohol y maride unos minutos y al plato.

Nota: Por si os interesa, esta receta japonesa la aprendió Valentina de una amiga taiwanesa.

Tortillas de algamarones (v)

tortillasdealgamaronesocamalgones

Ingredientes:

– Harina de garbanzos, agua, vinagre, bicarbonato y sal para la masa.

– Ajo, perejil y alga wakame bien picados para aderezar la masa.

– Aceite de oliva virgen para freír la masa.

Elaboración:

Mezclamos tres cucharadas de harina de garbanzos con un buen chorro de vinagre de manzana, una cucharadita de bicarbonato, sal al gusto y agua para hacer una masa ligera y sin grumos. Añadimos el ajo, el perejil y el alga wakame picados y removemos para que se integren bien todo. Si es necesario podemos añadir un poco más de agua para darle fluidez a la masa. Mientras tanto habremos puesto en una sartén abundante aceite de oliva en el que verteremos chorritos de masa, que se extenderá sobre el aceite caliente formando las tortillas. Dejamos que se doren un par de minutos por cada lado, y sacamos a papel de cocina para que suelten el excedente de grasa. Servimos calientes y, si nos mola, las acompañamos con salsa alipioli.

Judías pintas sin arroz (V)

alubiaspintas1

Ingredientes:

– 500 g de judía pintas.

– 1 cebolla.

– 2 ajos.

– 1 tomate hermoso.

– 1 pimiento rojo y otro verde.

– 1 zanahoria.

– 1 ñora o pimiento choricero.

– 1 ramita de perejil.

– Sal, pimienta, pimentón, finas hierbas, comino y/o tus especies favoritas (le va mucho el preparado para burritos).

Elaboración:

Se ponen las judías en remojo la noche anterior. Una vez remojadas las ponemos a cocer con la cebolla, ajo, pimiento verde, pimiento rojo, ñora, zanahoria, perejil y tomate, se salpimenta y adereza con las especias y lo dejamos a fuego lento disfrutanto del aroma y del chup chup de la olla. Una vez que las verduras estén blanditas las sacamos, las batimos bien finas y las volvemos a añadir. Probamos, rectificamos de lo que haga falta, y las dejamos hervir a fuego lento hasta que estén tiernas y untuosas.

Nota: Le queda que ni tintao una cucharada de sobrasada vegana (o marmite, un poco preparado para burritos, cubito vegetal y/o las especias que más te gusten). En mi casa siempre las comíamos con guindillas, rabanitos o cebolletas.

Nota 2: Lo ideal es acompañarlas con arroz basmati, pero estas son “sin arroz” porque me sobraron unos ricos falafeles de altramuz con salsa perla y los aproveché.

alubiaspintas2

Maafe senegalés (guiso de raíces africanas – V)

maafe2

Ingredientes:

– 1 cebolla mediana.

– 3 cucharadas de aceite de oliva.

– 3 tomates de pera maduros.

– ½ pimiento rojo grande.

– 1 ajo enorme.

– ½ cucharadita de azúcar moreno (opcional).

– Sal al gusto.

– 1 pellizco de pimienta.

– 1 berenjena mediana.

– 1 ñame yy/oo yuca y batata (si no tienes le puedes poner patata y/o zanahoria, el caso es ir a la raíz).

– 1 pimiento choricero o ñora.

– 2 cucharadas de pasta de cacahuete.

– 1 de pastilla de caldo de verduras (opcional).

– 3 tazas de arroz largo o arroz africano cocido para acompañar.

– Soja texturizada gruesa (acompañamiento opcional).

Elaboración:

La cocina vegana es anticostumbres, por eso hoy he hecho un maafe de ñame, yuca y batata, un plato de raíces africanas que, de seguir la monótona senda de la costumbre, jamás hubiera hecho.

Dicho lo cual, se baten la cebolla, los tomates, el pimiento la ñora y el ajo hasta conseguir una crema fina. Lo ponemos a sofreír en una cazuela con el aceite de oliva a fuego lento. Mientras se van cocinando las verduras podemos pelar, trocear en cubos y poner en un poco de agua con sal la berenjena. Luego pelamos y hacemos dados como los de la berenjena con la yuca, ñame y batata (puedes poner uno, dos, o los tres). Pasada una media hora añadimos a la salsa y lo cubrimos todo de agua, salpimentamos, añadimos la crema de cacahuete diluida en agua, removemos y lo dejamos a fuego lento. Mientras se va cocinando pordemos cocer el arroz, e hidratar, escurrir, enharinar y freír la soja texturizada gruesa (si es que decidimos añadirla al plato) y listo para gozar de un sabor que va a la raíz, a lo primigenio, a lo africano.

maafe1

Dhal de lentejas (V)

dahldelentejas

Ingredientes:

– Lentejas rojas (o marrones, si no tienes).

– 1 lata de leche de coco.

– 3 ajos.

– 1 trozo de calabaza en dados (o de zanahoria).

– 1 cebolla morada.

– Jengibre, cúrcuma, comino en grano, pimienta, cilantro y sal.

– Aceite de coco o de sésamo.

Elaboración:

Calentamos en una cazuela el aceite que vayamos a usar, pochamos en él el ajo y el jengibre rallado, añadimos la cebolla bien picada, las especias, la calabaza en dados y cocinamos hasta que dore. Mientras tanto ponemos en remojo las lentejas. Añadimos la leche de coco al sofrito, un poco de caldo de verdura o agua si es necesario y finalmente las lentejas, que deben hervir unos 20 minutos. Probar para ver si están al punto y servir con arroz basmati.

Nota: Acabo de caer en que unos champiñones (o cualquier otra seta) le van que ni tintao.