Archivo de la categoría: Legumbres y guisos

Trampampollo con verduras y almendras al estilo chino (V)

trampampolloconalmendras

Ingredientes:

– 3 puñados de soja texturizada (tamaño mediano).

– 100 gramos de almendras crudas y peladas.

– 1 zanahoria, 1 calabacín, 1 puerro, 1 pimiento rojo y 4 champiñones hermosos.

– Aceite de sésamo (u oliva suave), salsa de soja, jengibre rallado y harina de garbanzo.

– Sal y pimienta.

 Elaboración:

En una sartén honda (o wok, si tienes) calentamos el aceite de sésamo y rehogamos a fuego vivo la zanahoria, el puerro, el calabacín el pimiento y el champiñón (que añadiremos el último, cuando el resto de las verduras hayan dorado un poco).

En una sartén aparte tostamos las almendras en aceite de sésamo y lo añadimos a las verduras.

Por otro lado rehidratamos la soja texturizada en un poco de agua con salsa de soja y el jengibre rallado (una media hora), la dejamos escurrir bien, la enharinamos con harina de garbanzos y la freímos en fuego vivo (puede ser de oliva suave, que se desnaturaliza menos a alta temperatura). Una vez frita la añadimos al resto de ingredientes bien escurridas, le ponemos el jugo en el que se ha hidratado, y dejamos reducir 5 minutos más a fuego vivo.

Notas: la soja texturizada, la puedes comprar ecológica en cualquier tienda especializada. Es especialmente interesante a granel, ya que es mucho más económica, se conserva muy bien al estar deshidratada, es una gran fuente de proteína vegetal, es versátil, sencilla de cocinar, rica y cunde muchísimo.

sojatexturizada

También le va de lujo (yo se la pongo en cuenco aparte) un poquito de salsa agridulce.

Anuncios

Tofu ahumado con cebolla caramelizada (V)

tofuahumadoconcebollacaramelizadaysalsadesoja

Ingredientes:

– Tofu ahumado.

– Cebolla.

– Aceite de sésamo (u oliva, si no tienes).

– 1 chorrito de salsa de soja.

 Elaboración:

No suelo tirar mucho de él, porque no conviene abusar de la soja, pero a veces el tofu (que, para quien no lo trabaje, diré que es soja cuajada y que tiene una textura parecida a la del queso) es una opción sencilla y muy nutritiva. En este caso es un tofu ahumado con aroma de almendras (hay mil variedades) que está realmente rico. En una sartén con un poco de aceite de sésamo (u oliva) caramelizamos la cebolla (yo entiendo por caramelizar cocinarla muy lento, hasta que vaya reduciendo el contenido en agua, soltando todos los azúcares dorándose poco a poco…, hasta que adquiera ese color tostado y ese sabor agradablemente dulce que no recuerda en absoluta a la cebolla cruda, de ahí lo de caramelizar…, aunque sería más apropiado llamarlo enmascaramelizar). Una vez lista, retiro la cebolla de la sartén y sobre en ese aceite encebollado pongo el tofu cortado en barritas, como se ve en la foto, doro por ambos lados y añado la cebolla caramelizada y un chorrito de salsa de soja, que le da mucha alegría y el toque salado que necesita.

Nota: Se me acaba de ocurrir que para hacerla superbe le iría de vicio una untadita con alioli de cilantro.

Ensaladilla de pimientos con alubias blancas (V)

ensaladilladepimientosconalubias

Ingredientes:

– 2 pimientos rojos, 2 tomates y 2 berenjenas, todo para asar.

– 350 g de alubias blancas cocidas (lo que viene siendo un bote).

– 2 ajos.

– Comino, aceite de oliva, vinagre, pimienta, 1 clavo de olor y sal.

Elaboración:

Asamos en el horno los pimientos rojos, los tomates hermosos y las berenjenas con un poco de sal y aceite de oliva. Una vez asados los dejamos templar, pelamos y los partimos en trozos o tiras, agregamos dos ajos cortados en trocitos pequeños, una cucharada de cominos molidos, sal, pimienta, aceite y una gotita de vinagre de manzana. Finalmente añadimos las alubias blancas y a mojar pan.

Nota: Esta misma ensaladilla, queda igual de completa y deliciosa con judías pintas o garbanzos (especialmente con garbanzos).

Garbanzos con rebozuelos (V)

garbanzosconrebozuelos

Ingredientes:

– Garbanzos para los que seáis (80 g por persona, 150 si están cocidos.

– 1 chalota (o cebolleta, o cebolla).

– 1 puerro.

– 250 g de rebozuelos (sustituibles por shitake, boletus, champiñones, o la seta que más te guste).

– Caldo de verduras.

Elaboración:

Se pican y pochan una chalota (o cebolleta, o cebolla…) y un puerro…, una vez pochados se añade un poco de chorizo ahumado vegano (o no), se rehoga unos minutos y añadimos las setas elegidas. En esto que seguimos pochando, y finalmente, cuando parecía que nos iba a olvidar, aterrizamos del fantaseo y ponemos los garbanzos cocidos (de bote o de olla)…, cubrimos de caldo de verduras (o agua) y en 30 minutos está listo.

Apostillas:

Yo le puse también unas finas hierbas y le rallé un poquito de jengibre. El caldo lo hice con un sobrecito de sopa miso (lo ideal hubiera sido que fuera de sopa o crema de champiñones, pero no tenía). Una pastilla de caldo de verduras, a ser posible ecológica, le va igual de bien…, o un chorrito de salsa de soja…, se me acaba de ocurrir.

Si no te van las setas, porque no te gustan, o porque tienes miedo de envenenarte, le puedes poner soja texturizada (hidratada, enharinada y frita, como siempre)…, aunque entonces tendrías que cambiarle el nombre a la receta y llamarlo trampampollo con garbanzos.

También le puse una pizca de pimentón y media de cayena…, lo confieso, me encantan las cosas rojas y picantes…

Lo sé…, en esta receta me he puesto un poco plasta con las apostillas…, sorry, prometo que volverá a repetirse.

Falafeles con salsa de yogurt (V)

falafelyogur

Ingredientes:

– 200 gr de garbanzos secos que dejamos toda una noche en remojo.

– 1 zanahoria hermosa.

– 2 ajos.

– 1 cebolla tierna (lo que viene siendo una cebolleta).

– Repollo.

– 1 cucharadita de levadura (o no).

– Especias al gusto: pimienta, comino, pimentón…

– Sal.

– Harina de garbanzos para rebozar (y si no de trigo, o de maíz, o levadura de cerveza, o de lo que tengas, o nada si no tienes…)

Ingredientes para la salsa de yogurt:

– 2  yogures naturales de soja.

– 1 ajo hermoso.

– 4 pepinillos.

– 1 cucharadita de alcaparras.

– 1 puñadito de almendras tostadas.

– 1 rebanada de pan tostado.

– Hierbas provenzales.

Elaboración:

Formamos la masa del falafel batiendo todos los ingredientes hasta conseguir una masa más o menos homogénea. Lo ideal es dejarlo reposar una hora para que mariden bien los sabores, aunque con media valdría. Pasado ese tiempo le damos la forma que más nos apetezca (hamburguesas, croquetas, albóndigas, triángulos equiláteros…), lo pasamos por harina (o algún otro rebozante), freímos en aceite bien caliente y lo escurrimos sobre papel absorbente.

Para hacer la salsa de yogurt mezclamos todos los ingredientes en la batidora y los trituramos.

Nota: El falafel admite muchas variantes, particularmente creo que le iría bien arroz cocido, perejil, aceitunas negras, frutos secos…

Paté de lentejas y aceitunas negras (V)

patedelentejayaceitunanegras

Ingredientes:

– 80 g de tomates secos (en aceite mejor).

– 400 g de legumbres cocidas (en el que probamos eran lentejas, dabutísimas).

– 150 g de aceitunas negras sin hueso.

– 15 g de ajos (unos 3 dientes).

– El zumo de un limón.

– 1 chorro de aceite de oliva.

– Sal, orégano, pimienta al gusto (también admite pimentón, alcaparras, cominos, frutos secos…, lo que más te guste).

Elaboración:

Se pone todo en el vaso de la batidora y se le da tralla hasta que queda un paté fino y cremoso. Una auténtica delicia. Lo suyo es adornarlo con unas alcaparras, aceitunas o una hojita de cilantro, como hice yo. Por su puesto este paté se puede hacer con otras legumbres.

Hummus de frutos secos (V)

humusanacardosyalmendras

Ingredientes:

– 1 bote pequeño de garbanzos cocidos.

– 1 puñadito de anacardos y otro de almendras.

– 4 cucharadas de aceite de oliva (más o menos).

– 1 ajo hermoso.

– 1 buen chorro de zumo de limón.

– 2 cucharadas soperas de tahina (crema de sésamo)

– Sal, pimentón y aceite de oliva.

Elaboración:

Se ponen en el vaso para batir un puñado de anacardos y medio de almendras crudos, un botecito pequeño de garbanzos cocidos, cuatro cucharadas de aceite de oliva, un ajo, el zumo de limón exprimido, media cucharadita de comino, otra media de pimentón dulce, dos cucharadas soperas de tahina, sal al gusto, el agua que pida si nos queda demasiado espeso y a batir. Finalmente se adorna espolvoreando pimentón y añadiendo un chorrito de aceite de oliva. Se toma acompañado de pan árabe o regañás.

Nota: Si te queda muy espeso lo puedes aligerar con un poco de jugo de tomate y un chorrito de salsa de soja, acabo de de probarlo y queda delicioso.

Koftas de lentejas rojas (V)

koftas

Las koftas son una especie de panecillos fritos típicos de la India y que como base llevan:

Ingredientes:

– 250 g de lenteja roja (que en realidad es naranja).

– 1 cebolla.

– 1 zanahoria.

– 2 ajos.

– Perejil y/o cilantro.

– Sal y pimienta.

 Elaboración:

Es tan sencillo como poner en remojo las lentejas dos horas, transcurrido este tiempo lavarlas bien y batirlas junto al resto de los ingredientes. Con la masa resultante formar las koftas y freírlas en aceite de oliva bien caliente. Yo las rebocé antes con levadura de cerveza en escamas. También admiten con agrado tomate seco en aceite, pimiento rojo, algún fruto seco, aceitunas, alcaparras, especias variadas…, las variedades son prácticamente infinitas, de hecho yo nunca las hago dos veces igual. Lo ideal es acompañarlas con una salsa, la que más te guste, aunque le va especialmente bien el alioli de cilantro.

Nota: es frecuente, cuando las haces por primera vez, que la mezcla quede demasiado húmeda y se deshaga al freírlas (incluso rebozadas). No te preocupes, puedes corregirlo añadiendo pan rallado, levadura de cerveza, frutos secos, harina de garbanzos…, o bien las puedes hacer al horno, quedan igual de ricas y el grado de humedad no es un problema.

Panecillos de mijo y judías negras (V)

Ingredientes:

– 100 gramos de mijo cocido (o semi)

– 100 gramos de alubias negras cocidas (pero duritas)

– 1 puñado de anacardos

– 2 ajos

– 3 tomates secos en aceite (si no tienes le puedes poner una zanahoria, o una cebolla, o un pimiento rojo, o alguna otra cosa atrevida y sorprendente)

– 2 cucharadas soperas de levadura de cerveza.

– 7 u 8 alcaparras

– 10 ó 12 aceitunas negras sin hueso

– 1 puñadito de perejil

– 1 cucharada de semillas de lino (o no)

– Sal y pimienta

Elaboración:

Ponemos un bol de mijo y otro de alubias, ambos cocidos pero no demasiado, pero al dente, añadimos un puñado de anacardos, dos ajos, perejil, tomate seco en aceite, levadura de cerveza, unas alcaparras, semillas de lino, aceitunas negras sin hueso, sal y pimienta. Lo batimos todo, formamos unos panecillos y colocamos en la bandeja sobre papel de hornear o de aluminio engrasado con aceite de oliva. Le damos candela y vamos controlando que queden crujientes por fuera y tiernos por dentro. Dependiendo de la temperatura la cosa lleva entre 30 y 45 minutos. Se pueden tomar solos acompañados de una salsa que nos guste (barbacoa, alioli, mostaza, agridulce…), o como complemento para un guiso de alubias o un potaje de garbanzos. Para esta receta los puse con unas judías blancas (os pongo la foto), añadí un poquito de chorizo vegano, y todavía me estoy chupando los dedos.

Potaje de garbanzos con espinacas (V)

potajegarbanzos

Ingredientes:

– Garbanzos (unos 100 g por persona, más o menos).

– 2 ajos.

– 1 hoja de laurel.

– 1 cebolla…, o cebolleta…, o chalota…

– 2 cucharadas de salsa de tomate casera.

– 1 manojito de alguna verdura rica de temporada (espinacas, acelgas, borraja…)

– Sal, pimienta, comino, cayena, pimentón, finas hierbas, vino blanco y 1 chorrito de vinagre de Módena (o no).

Elaboración:  

Se sofríen unos ajos, una hoja de laurel y cebolla bien picada (con la roja queda de rechupete), se añade bien de pimentón fuera del fuego, un chorrito de vinagre de módena, medio vaso de vino blanco, que dejaremos reducir. Luego ponemos sal, pimienta, comino, finas hierbas, un poco de cayena y los garbanzos (bien remojados del día anterior, o si no hubo tiempo de bote). Se añade salsa de tomate casera y se cubre con caldo de verduras (puede ser agua, si no tenemos caldo) para que cueza hasta que se enternezcan los garbanzos. Cuando le quede media hora de cocción se ponen unas acelgas o espinacas en trozos (si lo hacemos con borraja, que queda muy rico, hay que cocerla aparte antes para que suelten los pinchos y el amargor, y luego, una vez colado, usar el caldo resultante en lugar del agua para poner al potaje.).

Nota: Además de los garbanzos, yo le añadí un puñadito de lentejas cocidas, que le van dabuti. Esta misma receta se puede hacer con alubias en lugar de garbanzos, o con ambos. Y como siempre, para perfecto plato único, el puñadito de arroz, mijo (los panecillos de mijo de la próxima receta, por ejemplo) o quinoa cocidos.