Archivo de la categoría: Patés, cremas y salsas

Crema suprema de verduras con tropezones de champiñón (V)

cremasupremadeverduras

Ingredientes:

– 2 puerros.

– 1 calabacín.

– 3 zanahorias.

– 12 champiñones.

– Aceite, salsa de soja tamari, sal, pimentón, pimienta y nuez moscada (o cardamomo).

Elaboración:

Pelamos, troceamos y rehogamos las verduras en aceite de oliva. Salpimentamos y añadimos un poco de nuez moscada o cardamomo. Por otro lado, mientras se rehogan las verduras, ponemos a macerar en salsa de soja, aceite, sal y pimentón 8 champiñones cortados en 8 trozos cada uno. Finalmente añadimos un poco de agua a la verduras, dejamos cocer unos minutos más y batimos hasta obtener una crema suprema, para entonces ya habremos salteado los champiñones en aceite de oliva y los añadiremos como tropezones.

Anuncios

Humunesa (V)

hummunesa

Ingredientes:

Hummus (puedes hacerlo tú con la versión que más te guste o comprarlo ya hecho,).

– 1 ajo.

– 1 ramillete de perejil.

– 1 puñadito de almendras tostadas.

– 1 pellizco de sal del himalaya y otro de pimienta.

– Unas gotas de limón.

– 1 chorrito de leche de avena y otro de aceite de girasol (lo necesario para darle la textura hummunesca…, si no tienes leche de avena puedes aligerarlo con unas gotas de agua).

Elaboración:

La humunesa es ideal para usar en la ensaladilla rusa (la sal del Himalaya, rica en azufre, aporta un aroma a huevo que suple la ausencia del mismo en la ensaladilla) en lugar de mayonesa convencial, así como para cualquier otro plato que lleve esta salsa.

No tiene más misterio que mezclar todos los ingredientes y batirlos hasta que quede todo perfectamente integrado, rectificar si hiciera falta (ojo con la sal del Himalaya, que es gruesa y conviene ir de menos a más si no queremos que nos quede una humunesa la mar de salada).

ensaladillarisaconhumornesa

Aquí la ensaladilla risa con humornesa.

Sopa ramen vegana (V)

soparamen

Ingredientes:

– 2 cucharadas de aceite de sésamo.

– 4 dientes de ajo picados.

– 1 trozo del tamaño de un ajo de jengibre fresco picado.

– 1 cebolleta mediana picada.

– 1 puerro.

– Litro y medio de caldo de verduras (yo lo hice con lo verde el puerro, lo verde de la cebolleta, 1 zanahoria y unas setas shiitake deshidratadas.

– 1 chorrito de tamari (o salsa de soja).

– 12 setas shiitake deshidratadas.

– 1 cucharada de miso rojo.

– Sal, pimienta.

– Fideos para ramen.

Ingredientes para la guarnición (en caso de que te apetezca ponérsela, claro):

– 1/2 cebolleta picada.

– 250 g de tofu en dados (enharinado con harina de maíz, o la que tengas, y pasado a fuego vivo por la sartén.

– Cualquier otra cosa que te guste, se te ocurra, o te apetezca (yo le puse zanahoria, cilantro y filetitos de shiitake).

Elaboración:

Pochamos en aceite de sésamo la cebolleta, el puerro, el jengibre y el ajo (lo vamos añadiendo por ese orden), cuando dore lo cubrimos con el caldo de verduras y añadimos las setas shiitake deshidratadas y el chorrete de tamari. Lo dejamos cocer a fuego lento (removiendo de vez en cuando y rectificando de sal y/o pimienta si es necesario) mientras vamos preparando la guarnición. Finalmente cocemos los fideos para ramen (o normales, si no tienes), que pondremos en el fondo del bol (o plato hondo), cubrimos con el caldo, y añadimos la guarnición. Mira a ver si te atreves a comerlo con palillos…, los japoneses lo hacen. 😉

Sobrasada de miso rojo (V)

sobrasadavegana(otraversionmejorada)

Ingredientes:

– 5 ó 6 tomates secos en aceite.

– 1 patata pequeña cocida.

– Un puñadito de piñones (o anacardos, o tú verás que tienes por ahí).

– Media cucharadita de pimentón dulce.

– Media cucharadita de ajo en polvo.

– 1 cucharadita de levadura de cerveza.

– 2 cucharaditas de miso rojo.

– 1 champiñón (si tienes y te mola).

– Medio chorrito sirope de agave (opcional).

– Una pizca de pimienta blanca y otra de sal (si te gusta endiablada le puedes poner un poco de pimentón picante o media cayena).

– 2 pizcas de orégano.

Elaboración:

Mezclar todos los ingredientes en el vaso de batir y darle tralla hasta obtener una crema  de textura untuosa y sobrasadosa. Si te queda muy seco le puedes poner un chorrito de aceite de oliva y/o agua.

Papas arrugás con mojo verde y mojo picón (V)

papasarrugas

Ingredientes:

– Patatas de pequeño calibre (lo que vienen siendo patatitas, en Canarias tienen la mejores).

– Agua y sal gorda.

Para el mojo verde:

– 2 ajos.

– 1 ramillete de perejil hermoso (cuanto más hermoso más verte te quedará).

– 1 buen chorro de aceite de oliva virgen y sal. (Si te queda muy ligero espesa con levadura de cerveza, tampoco le van mal un chorrito de limón, y si lo quieres picón picón una punta de cayena).

Para el mojo picón:

– 4 dientes de ajo.

– 2 rebanadas de pan frito.

– 2 guindillas de cayena (si no lo quieres demasiado picón déjalo en una).

– 2 cucharaditas de pimentón dulce.

– 1/2 cucharadita de comino.

– 1 chorrito de vinagre de manzana.

– 1 chorraco aceite de oliva virgen.

– Sal al gusto.

Elaboración:

Para los mojos tan sencillo como poner los ingrediente en el vaso de batir y darle candela hasta que la textura sea mojosa y untuosa. (En el caso del mojo picón los ajos se pueden freír, junto al pan, y usar ese aceite para elaborar el mojo, que le dará un sabor más potente, pero también será más graso y menos sano).

En cuanto a las papas, las lavamos muy bien y las ponemos a hervir en una cazuela con abundante sal gorda (si pones 1 kg de patatas, 250 g de sal gorda). En una media hora estarán al dente (no las dejes demasiado blandas, tienen que presentar un poco de resistencia cuando las muerdes). Cuando estén hay que sacarlas, pasarlas por agua fría para cortar la cocción y secarlas bien, de esa forma se arrugarán mejor cuando las pongamos en una cazuela a fuego medio, ya sin agua y solo con sal y un poco de pimienta (opcional). En aproximadamente 5 minutos se quedarán blanditas y arrugás.

Cheddar vegano (V)

cheddarvegano

Ingredientes:

– 3 patatas medianas.

– 1 zanahoria.

– 1/2 taza de agua.

– 3 cucharadas de aceite de oliva virgen.

– 1 cucharada de zumo de limón.

– 1/2 taza de levadura de cerveza.

– 1/2 cucharadita de ajo en polvo.

– 1/2 cucharadita de cebolla en polvos

– 1/2 guindilla cayena (yo le puse 2 gotas de salsa de tabasco).

– Un puñado de anacardos.

– Una pizca de cúrcuma.

– Sal y pimienta al gusto.

Elaboración:

Se cuecen las patatas y la zanahoria, y cuando están bien blanditas se mezclan con el resto de los ingredientes y se bate hasta que quede untuoso y con la textura de un queso fundido. La cúrcuma le da un color amarillo muy parecido al del queso cheddar. Lo ideal es comerlo con nachos, o bien usarlo para pizzas u otros platos que lleven queso cremoso.

Horchata datilera (V)

horchatadatilera

Ingredientes:

– 200 gramos de chufas.

– 1 litro de agua fresca de una fuente de montaña (o del grifo, si no tienes a mano hontanares ni montañas).

– 10 dátiles.

Elaboración:

Dejamos en remojo las chufas entre 24 y 48 horas (cambiándoles el agua dos o tres veces), las enjuagamos bien, las ponemos junto al agua en un recipiente alto y estrecho y lo batimos lo más fino que podamos. Dejamos reposar unos minutos en la nevera y colamos. Al zumo de chufas resultante, ya sin trocitos, añadimos los dátiles sin hueso y volvemos a batir bien fino (para mi esta es la medida perfecta de dulzor, pero si te gusta más dulce, le puedes añadir algún dátil más). No hace falta volver a colar, a la nevera y cuando esté bien fresquita, a gozar de esta caserísima y deliciosa horchata datilera.

Almendrajoblanco (V)

almendrajoblanco

Ingredientes:

– Almendras crudas peladas (unos 150 g).

– 200 g de un buen pan.

– 1 diente de ajo hermoso.

– Medio vaso de aceite de oliva virgen extra.

– 1 chorrito de vinagre de manzana (como dos cucharadas soperas).

– 1 litro de agua.

– Sal al gusto.

Elaboración:

Colocar todos los ingredientes en el vaso de batir y darle candela. Servir bien fresquito y adornado con lo que más nos guste. En córdoba le ponen unas pasas para adornar, que le van muy bien…, pero como no tenía pasas, yo le he puesto un poco de perejil y jengibre rallado, que le da un toque chispeante.

Nota: Aunque a este plato lo llaman ajoblanco de aquí al borde exterior de la galaxia, si tenemos en cuenta que la principal protagonista es la almendra, yo, sin quitarle mérito al ajo, me he tomado una licencia ponderativa y lo he rebautizado con el nombre de “almendrajoblanco”.

Paté de tomates secos en aceite con aceitunas negras, anacardos y albahaca (V)

patedeaceitunasnegrastomatenaceiteyanacardos2

Inspirada en la archiconocida salsapringue (nombre de mi invención), es una versión mejorada y para mi gusto deliciosa y al borde de la excelencia.

Ingredientes:

– 4 tomates secos en aceite (con su aceite).

– 1 bote de aceitunas negras.

– 6 anacardos (o avellanas, o nueces, o mezcla).

– 1 ajo hermoso.

– 1/2 cucharadita de orégano.

– 2 hojas de albahaca fresca.

– 1 chorrito de aceite de oliva.

– 1 pizca de sal.

Elaboración:

Se mezclan todos los ingredientes en el vaso de batir y se le da candela hasta que quede una crema con una textura untuosa y consistente. Para hacerla mas fina y que no quede demasiado espesa podemos añadir un poco de agua, hasta lograr la textura que más nos guste. Adornamos con una hojita de albahaca y un anacardo, si nos pluge, añadimos un hilito de aceite de oliva, si nos mola, y a untar regañás.

Crema espumosa de coliflor con shiitake (V)

cremacoliflor

Ingredientes:

– Setas (shiitake y seta flor…, o las que más te gusten).

– 1 coliflor pequeña.

– 3 patatas medianas.

– 1 nuez de margarina.

– Sal, pimienta, finas hierbas, nuez moscada, salsa de soja tamari.

Elaboración:

Se rehogan las setas con un poco de margarina (o el aceite vegetal que más te guste), se añade un pellizco de sal, pimienta y finas hierbas…, se añade un inichorrito de salsa de soja tamari para darles color y potenciar el sabor y se reservan. Por otro lado se cuece a fuego lento con poca agua la coliflor con las patatas, un a pizca de sal, pimienta, nuez moscada y media pastilla de caldo vegetal ecológico (o no). Luego se bate todo muy bien añadiendo final un pelín de margarina (o nata vegana, o leche vegetal, o nada) y se adorna con tropezones de setas. (Imposible olvidar aquel día remoto en que probé una suave, espumosa y multiorgásmica crema de coliflor con setas en la boda de Ennecones…, diríase, dicho muy redicho, que fue cocinada por las rosadas manos de una musa en la concha de Cipris).