Archivo de la categoría: Patés, cremas y salsas

Paté de lentejas y aceitunas negras (V)

patedelentejayaceitunanegras

Ingredientes:

– 80 g de tomates secos (en aceite mejor).

– 400 g de legumbres cocidas (en el que probamos eran lentejas, dabutísimas).

– 150 g de aceitunas negras sin hueso.

– 15 g de ajos (unos 3 dientes).

– El zumo de un limón.

– 1 chorro de aceite de oliva.

– Sal, orégano, pimienta al gusto (también admite pimentón, alcaparras, cominos, frutos secos…, lo que más te guste).

Elaboración:

Se pone todo en el vaso de la batidora y se le da tralla hasta que queda un paté fino y cremoso. Una auténtica delicia. Lo suyo es adornarlo con unas alcaparras, aceitunas o una hojita de cilantro, como hice yo. Por su puesto este paté se puede hacer con otras legumbres.

Anuncios

Hummus de frutos secos (V)

humusanacardosyalmendras

Ingredientes:

– 1 bote pequeño de garbanzos cocidos.

– 1 puñadito de anacardos y otro de almendras.

– 4 cucharadas de aceite de oliva (más o menos).

– 1 ajo hermoso.

– 1 buen chorro de zumo de limón.

– 2 cucharadas soperas de tahina (crema de sésamo)

– Sal, pimentón y aceite de oliva.

Elaboración:

Se ponen en el vaso para batir un puñado de anacardos y medio de almendras crudos, un botecito pequeño de garbanzos cocidos, cuatro cucharadas de aceite de oliva, un ajo, el zumo de limón exprimido, media cucharadita de comino, otra media de pimentón dulce, dos cucharadas soperas de tahina, sal al gusto, el agua que pida si nos queda demasiado espeso y a batir. Finalmente se adorna espolvoreando pimentón y añadiendo un chorrito de aceite de oliva. Se toma acompañado de pan árabe o regañás.

Nota: Si te queda muy espeso lo puedes aligerar con un poco de jugo de tomate y un chorrito de salsa de soja, acabo de de probarlo y queda delicioso.

Salsa romesco (V)

romesco

Ingredientes:

– 1 pimiento rojo grande (para asar).

– 2 tomates hermosos (para asar).

– 1 cabeza de ajos (para asar).

– 1 puñadito de almendras y otro de anacardos (o avellanas).

– 1 rebanada de pan del día anterior.

– 1 diente de ajo crudo.

– Aceite, vinagre, sal y pimienta.

Elaboración:

Asamos un pimiento rojo, dos tomates y una cabeza de ajo, lo batimos junto a un puñado de anacardos, otro de almendras, un cuscurrín de pan de semillas del día anterior (o el que tengamos), un diente de ajo crudo, una pizca de pimienta, sal, un pelín de vinagre y un buen chorro de aceite virgen extra. Ideal para calçots, verduras a la plancha o mojar regañás.

Alipioli de cilantro

aliolidecilantro

Ingredientes:

– 1 ajo hermoso.

– 1/3 de vaso de aceite de oliva.

– 2/3 vaso de aceite de girasol.

– 1 chorrito de limón.

– 1 puñado de pipas de girasol hermosa.

– 1 ramita hermosa de cilantro.

– Sal al gusto.

Elaboración:

No tiene ningún misterio, se hace como una mayonesa normal, c’est a dire: Se pone todo en el vaso de batir (o un vaso alto y estrecho), se introduce la batidora hasta el fondo y, a velocidad baja y sin mover, empezar a batir, conforme va espesando vamos subiendo muy lentamente la batidora y listo. Si no nos gusta el cilantro se puede sustituir por perejil, pero entonces no te va a quedar tan rica con las koftas de lentejas rojas.

Nota: Si quieres que te quede con una textura muy espesita le puedes añadir un aquafaba (ese caldo viscoso que viene en el bote de los garbanzos y que normalmente desechamos [¡craso error!], es un magnífico espesante y tiene un montón de aplicaciones, sobre todo en repostería).

Guacamolón (V)

guacamole

Ingredientes:

– 1 aguacate en su punto.

– 1 tomate en su ídem.

– 1 puntita de pimiento verde.

– 1 pelín de jengibre rallado.

– Pelín y pico de cilantro fresco.

– Sal, pimienta y limón (pellizco, pellizquín y buen chorro).

Elaboración:

Se baten ligeramente el aguacate, el tomate y la punta de pimiento verde, que previamente habremos aderezado con un poco de cilantro, jengibre rallado, sal, pimienta y limón. Al final se añade la cebolleta en brunoise (bien picada). Se puede hacer todo en la batidora, pero queda más rico machado a tenedor.

Un buen truco que me enseñó mi amiga Marga para que, una vez hecho, para que se retarde la oxidación y aguante más, hay que dejar el hueso del aguacate dentro del guacamole.

Lo suyo es acompañarlo con unos buenos nachos de maíz, aunque si no tenemos, unas regañás o un pan de pita le van cantidubi.

Salsa de tomate casera con seitán y pimientos verdes (V)

seitancontomateypimientos

Aprovechando que hemos hecho una rica salsa de tomate casera en la receta anterior, vamos a preparar un plato completo, sencillo y rápido.

Ingredientes:

– 5 ó 6 pimientos verdes italianos.

– Seitán (lo puedes comprar preparado o hacerlo tú mismo a base de gluten de trigo, es facilísimo, lo tienes en la siguiente receta).

– Sal, pimienta y tus especias favoritas (orégano, finas hierbas, comino, etc…)

Elaboración:

Se cortan y fríen los pimientos verdes en tiras mollares, se sofríen unos 10 ó 15 minutos, se salpimentan y oreganofinihierban (si nos mola, claro), se añade el seitán en tacos de 1 ó 2 cm, se pochan unos minutos más, y una vez maridado todo y que el olorcito recrea y enamora, se cubre con la salsa de tomate casera que hemos hecho previamente. Se deja hervir un par de minutos y a zampar.

Nota: Este plato es de los que, salvo que uno sea un mago del autocontrol, es inevitable una barra de pan en la salsa…, puesto que no tiene remedio, dos recomendaciones: 1: gózalo en su sinrazón, y 2: que el pan sea integral.

Salsa de tomate casera (V)

salsadetomatecasera

Me apetece mucho que la primera receta de este blog sea una salsa de tomate casera…, quizá la más sencilla, versátil, saludable y deliciosa de todas las salsas. Puede usarse prácticamente para todo…, con pasta, verduras (a mí me chifla con judías verdes), arroz, tofu, seitán, soja texturizada, en la base de otras salsas, para enriquecer guisos, potajes, empanadas, etc…

Hay mil formas de prepararla, de hecho yo tengo media docena de variantes, aquí os dejo una que a mi entender, está de rechupete:

Ingredientes:

– 2 cebollas hermosas.

– 3 ajos bien picados.

– 1 pimientos verde.

– 2 pimientos rojo (gracias a su dulzor evitaremos corregir la acidez con azúcar, nada recomendable).

– 2 zanahorias (como el pimiento rojo y la cebolla contribuye a neutralizar la acidez).

– 1 chorrito de aceite de oliva (para sofreir).

– 7 tomates hermosos (o dos lata de kilo de tomate pelado entero, sobre todo si no estamos en temporada de tomates).

– Una pizca de pimienta, orégano, albahaca, comino y/o las especias que más te gusten (opcionalísimo, claro, a la par que recomendadísimo).

Elaboración:

Se sofríen en el aceite de oliva las cebollas con los ajos, las zanahorias, el pimiento verde y los pimientos rojos, una vez bien pochado se añade el tomate, se sala, se le agregan las especias que nos gusten (yo suelo poner pimienta, comino y orégano…, y un poco de albahaca si tengo) y se deja a fuego lento sine die (es una hipérbole, claro, pero si queremos que el sabor se haga pleonasmo en la boca necesita hacer chup chup a fuego lento al menos una hora). Finalmente se bate todo fino y a gooooozarrrr…