Archivo de la categoría: Postres

Amorfortilla de patatas express (V)

tortillaamorfiliciosaen8minutos

Ingredientes:

– Una bolsa de patatas fritas con sabor a huevo (si no tienes le puedes poner de las normales, y en todo caso añadir un pelín de kala namak, como hice yo…, pero tampoco tienes kala namak, nada, no problemo).

– Bebida de soja sin azúcar (lo que te pida la mezcla).

– Harina de garbanzos (o algún preparado tipo easy egg).

– Cebolla frita o deshidratada.

– Aceite de oliva (un chorrito para engrasar la sartén).

Elaboración:

Se bate la harina de garbanzos (o easy egg, si le pones harina de garbanzos le puedes añadir un chorrito de vinagre de manzana y un poco de bicarbonato para que no sepa a crudo, o bien mezclarla con harina de maíz) con la bebida de soja (o nata de soja, la cantidad es a ojo, cuando tenga la textura untuosa del huevo batido, es que esta perfecta), se añaden las patatas fritas machacadas y la cebolla frita, se remueve hasta integrar bien todo, y a la sartén dos o tres minutos por cada lado. El proceso no lleva más de ocho minutos. Si te apetece le puedes añadir especias al gusto (yo le puse un poco de ajo en polvo y pimienta), sobrasada vegana, perejil, setas, algún veso…, lo que más te guste.

Nota: Sí, ya sé que no es redonda, pero es que últimamente estoy por romper moldes y variar geometrías, así que… ¡Abajo la redondez…! ¡Viva lo amorfo…! Sobre todo si está amorficilicioso. Y como todo lo amorfo es pareidólico, yo en esta amorfortilla me veo reflejado…, es el contorno del “cabesorro” (que diría mi madre) que se me ha quedado después de la cuarentena…, eso, o  un arbolillo de brócoli amarillo, no sabría decir.

Mermelada de remolacha y manzana (V)

 

mermeladaderemolacha

Ingredientes:

– 2 remolachas.

– 1 manzana.

– El jugo de un limón.

– Azúcar (la mitad del peso de la remolacha y la manzana).

– Paciencia y mueve mueve (al gusto).

Elaboración:

Lo primero es cocer las remolachas, luego las troceamos junto a la manzana cruda. Lo ponemos todo en la cazuela con el jugo de un limón y la mitad de azúcar en peso que de fruta troceada, a fuego lento un buen rato hasta que esté casi deshecho. Luego pasas la batidora un poco, pero sin pasarte. Otro ratito al fuego… y a enfriar.

Nota: Receta de Chus Dulcespostres.

Bizcocho de plátano y zanahoria con sirope de naranja (V)

bizcochodeplatanoyzanahoria

Ingredientes:

– 1 taza de harina.

– 3/4 de taza de azúcar.

– 1 taza de zanahoria rallada.

– 1/3 de taza de aceite de girasol.

– 1 cucharada de bicarbonato.

– 2 plátanos blanditos.

– Canela y pimienta.

– Pasas, nueces, dátiles (opcional).

Para el sirope zumo de una naranja y azúcar al gusto.

Elaboración:

En un bol se ponen la harina tamizada y el azúcar. Por otro lado se machacan los plátanos con el aceite. Se mezcla todo y se añaden el resto de los ingredientes. Al horno una media hora a 180 grados.

Por otro lado haremos un jarabe para bañarlo. Se mezcla en un cazo el zumo de naranja con el azúcar y un poco de ralladura de naranja, reducimos un poco, dejamos atemperar y regamos el bizcocho.

Nota: Receta de Chus, que se ha vuelto muy bizcochera. También queda muy rico si en lugar de nueces le pones cerezas. Y con el jarabe, un truco: antes de bañar el bizcocho deja que se enfríe un poco, así será más denso y no se desparramará por todo el plato. Si le quieres dar un toque más ácido puede mezclar el zumo de naranja con un poco de zumo de limón. Ah, y si te sobra jarabe, pues garrapiñas unas nueces.

nuecesgarrapiñadas

Bizcocho de cerezas, naranjas y nueces (V)

tartadechus

Recipe:

– 2 naranjas (+ ralladura, con lo que mejor naranja ecológica).

– 150 g de cerezas deshuesadas.

– 50 g de nueces.

– 180 g de azúcar.

– 260 g de harina (tamizada).

– 2 huevos (en este caso trampanhuevos de easy egg, es decir, 2 cucharadas de agua por cada cucharada de easy).

– 200 g de margarina.

– 1 cucharada de bicarbonato.

– 1 sobrecito de levadura.

– 1 pizca de sal.

Elaboración:

Por un lado se mezcla la margarina con azúcar, añades la naranja en trozos, la ralladura y el trampanhuevo ya mezclado y batido. Por otro lado se pone la harina tamizada, bicarbonato, levadura, y una pizca de sal. De esa mezcla separas un poco que ira con las nueces y las cerezas (para que no vayan al fondo).

Vas mezclando poco a poco la primera mezcla con la segunda dándole varilla a tope, para que quede sin grumos. Se pone en un molde engrasado, se adorna con medias lunas de naranja (o como más te guste), la dejamos reposar media hora y al horno 60 minutos a 180 grados con el horno precalentado.

Nota: Bizcocho hecho por Chus un 27 floreal, día del cebollino y sextuagésimo  alarmados D. el C., décimo cuarto de la desescalada y viviendo en una burbuja profiláctica.

Clandestinamente, la taifa rebelde de los sufíes órficos, comimos pastel de cereza y brindamos por Julio Anguita al grito de ¡Arriba el califa y abajo el califato!.

 

Portolakopita vegano (V)

portokalopita(pastelgriegodenaranja)

Ingredientes:

– 250 gr de pasta phylo (yo le puse un hojaldre, porque no tenía pasta phylo).

– 3 1/2 naranjas.

– 1 pizca de canela en polvo.

– Unas gotitas de agua de azahar.

– 3 trampanhuevos (hay muchas formas de sustituir el huevo, con harina de garbanzos, linaza, chía, easy eat…, yo usé esta última).

– 170 g yogurt de soja (o de nata de soja, que es lo que yo le puse).

– 80 ml de aceite de oliva virgen extra.

– 160 g de azúcar o panela.

– 1 sobrecito de levadura.

– 1 cucharadita de sirope de ágave o dátil.

– 150 g de agua.

Elaboración:

El portolakopita es un pastel de naranja típicamente griego que se puede veganizar facilmente y está de chuparse los dedos.

En primer lugar se hace un jarabe que usaremos de cobertura con el agua, el zumo de una naranja, rallaura de la propia naranja a exprimir, 110 g de azúcar, canela y sirope. Al final, ya fuera del fuego se le pone una gotita de agua de azahar (aunque yo, en lugar de eso, le puse un poco de agar agar para gelificar el jarabe, y el agua de azahar se añadí a la masa). Reservamos.

En teoría aquí habría que romper la pasta phylo y esparcirla en el fondo del molde, peeeero como yo no tenía pasta phylo, soy muy desobediente, y me encanta saltarme las normas, usé como base una masa de hojaldre. Por otro lado batimos el easy eat con el zumo de dos naranjas, el resto del azúcar, el aceite y una cucharada de levadura (y la gotita de agua de azahar que se quedó colgada al final del párrafo anterior). Colocamos la masa sobre base de hojaldre, adornamos con unas rodajitas de naranja (yo se las puse de mandarina, que me cuadraba mejor) y al horno unos 60 minutos a 180 grados. Bañamos con el jarabe de naranja que teníamos reservado y a yantar, que es infinitivo.

Nota: Si tienes un licorcillo griego haz como yo: me sirvo un chorrito en una copita, alzo la mano en la que porto-la-copita, y ya tengo una regla mnemotécnica para recordar el endiablado nombre de este pastel griego.

 

Trufas de boniato y chocolate (V)

trufasdeboniato

Ingredientes:

– 2 boniatos medianos.

– 1 tableta de chocolate para fundir.

– Cacao en polvo para rebozar.

Elaboración:

Asamos los boniatos hasta que estén bien blanditos. Mientras tanto vamos fundiendo el chocolate al baño maría. Una vez asados y tibios pelamos y hacemos una pasta con los boniatos (a tenedor o batidora, como más nos mole), lo mezclamos con el chocolate caliente y dejamos enfriar en la nevera. Una vez que haya enfriado bien y la masa esté durita y manejable, formamos bolitas del tamaño de una nuez pequeña o una avellana grande, rebozamos con el cacao en polvo, y a yantar, que están rechupilibuenas.

Bayonesa lujuriosa (V)

bayonesa

Ingredientes:

– 1 lámina de hojaldre.

– 1 bote de cabello de ángel (o casero).

– 1 cucharada de membrillo casero (o comprado).

– Anís en grano.

Elaboración:

Dividimos la plancha en dos mitades y colocamos en la bandeja del horno una sobre un papel de hornear engrasado. Repartimos el cabello de ángel de la forma más regular posible, dejando una pequeña franja libre en os bordes para poder cerrar bien cuando tapemos con la otra mitad del hojaldre. Vamos uniendo con cuidado ambas mitades con la ayuda de un tenedor o con las manos, de forma que quede bien sellada y al horno a 180 grados durante media hora. En los últimos minutos pintamos con un poco de membrillo (si es casero, al igual que el cabello de ángel, mejor, pero si no tienes tiempo y/o mañana el comprado te hace el apaño) diluido en agua en el que pondremos el anís en grano, dejamos cinco minutos más en el horno y sacamos para que se enfríe.

Os lo advierto, no se os ocurra hacerla, es lujuria en estado puro y sucumbiréis sin remedio a ella.

Lassi de mango (V)

lassidemango

Ingredientes:

– 1 yogurt de soja sabor a coco de 125 g (o natural).

– 1/2 vaso de leche de coco.

– 1 mango maduro.

– 1 semilla de cardamomo.

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes excepto el cardamomo en el vaso de batir y lo trituraos bien fino. Enfriamos en la nevera y servimos bien fresquito. El lassi es una bebida india que se sirve en la comida y que ayuda a neutralizar el picor de la comida muy especiada.

Si no tienes mango o no es temporada se puede hacer con dos manzanas hermosas, o una chirimoya despipotada.

Va perfecto para acompañar algún plato a base de seitán y especias picantonas al hindúico modo, por ejemplo el pica-masala.

Nota; este mismo lassi, con unas virutas de chocolate, o unos granos de granada, un poquito de canela en polvo y algún endulzante si eres golosa, queda chachipirulísimo

Veche de nueces (V)

vechedenueces

Ingredientes:

– 50 g de nueces peladas.

– 1 litro de agua.

– 1 pizca de sal.

– 1 gotas de aceite de girasol (opcional).

– 1/2 cucharadita de lecitina de soja (opcional).

Elaboración:

Ponemos en remojo la noche anterior para que las nueces hidraten bien, activen su germinación y pierdan los antinutrientes (el agua del remojo la podemos usar luego para regar las plantas). Una vez hidratadas la mezclamos con el resto de los ingredientes y batimos hasta que quede lo más fino posible (con la pulpa restante puede hacer una salsa de nueces, un veso fresco para untar tostadas con un poco de aceite de coco y levadura nutricional y/o miso blanco, o bien usarla para enriquecer salsas y guisos).

Nota: Las bebidas vegetales son más del 80% agua, por algo son bebidas (también el vino es 90% agua. Las lecitinas ayudan a mantener unidas agua y grasa, por eso la veganesa como mejor monta es con bebida de soja, que es la que más lecitina tiene (también gracias a la proteína y la grasa).

Nota 2: Esta misma receta te sirve para hacer cualquier veche vegetal (arroz, avellanas, almendras, quinoa, soja, coco, anacardos, etc…) También, si tienes el estómago irremediablemente goloso, le puedes poner un poco de panela, sirope de ágave o el edulcorante que más te guste.

Frixuelos con dulce de veche (V)

 

Ingredientes:frixueloscondulcedeveche

Para los frixuelos:

– 1 vaso de bebida vegetal (la que más te guste, yo puse de arroz).
– 150 gr de harina.
– 2 cucharadas de panela (o azúcar, si no tienes).
– 1 pizca de sal.
– 1 chorrito juicioso de aceite de oliva.
– Unas gotas de anís (opcional).

Para el dulce de veche:

500 ml de bebida de soja.

130 g de panela.

Elaboración:

Los frixuelos son los parientes asturianos de las crepes y las filloas. Yo los acompañé de un dulce de veche, pero los puedes tomar con sirope de arce, mermelada, tahina, chocolate, nata o crema vegana, compota de manzana…, lo que te apetezca.

El dulce de veche no tiene más secreto que poner la bebida de soja al fuego en un cazo, añadir la panela, y remover hasta que no sientas el brazo…, que me diga hasta que espese… Tómatelo con paciencia, te puede llevar una peoná, aunque tampoco hace falta que estés removiendo todo el rato, yo lo puse a fuego requetelento y de pascuas a ramos le daba a la varilla hasta que espesó.

En cuanto a los frixuelos, se mezclan bien todos los ingredientes hasta que se integren bien. Debe quedar con una textura semilíquida. Engrasamos una sartén con una mijina de aceite o de margarina, y vamos haciendo frixuelos como si fueran tortitas. Cuando menor sea la cantidad que pongas en la sartén más finos quedarán. En cuanto aparezcan las burbujitas les damos la vuelta, dejamos dorar unos segundos y al plato. Yo les puse una cucharadita de dulce de leche, los enrollé, y me los ñampazampé glotoncísimamente.