Archivo de la categoría: Postres

Tarta de manzana con crema pastelera vegana (V)

tartademanzanavegana

Ingredientes:

– 1 base redonda de hojaldre.

– 2 manzanas reineta.

Para la crema pastelera vegana:

– 400 ml de leche de avena (o almendras, o avellanas, o arroz, o la que más te guste entre las leches vegetales).

– 100 gramos de panela.

– 50 gramos de harina de maíz.

– 1 ramita de canela.

– 1 trocito de cáscara de limón.

Elaboración:

Para hacer la crema pastelera ponemos la mitad de la leche vegetal a calentar con la canela y la cáscara de limón, la otra mitad la mezclamos con el azúcar y la harina de maíz, removiéndola con una varilla hasta que no queden grupos. Una vez que la bebida vegetal empiece a hervir añadimos la mitad con el azúcar con la maizena y seguimos removiendo hasta que espese. En ese momento retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Por otro lado vamos precalentando el horno a 200 grados. Ponemos en un molde engrasado con margarina la base de hojaldre mientras,  por un tercer lado, rallamos una de las dos manzanas, la mezclamos con la crema pastelera ya atemperada y la ponemos sobre el hojaldre que está colocado en el molde. Finalmente cubrimos con la otra manzana cortada en gajos de media luna, y al horno unos 40 minutos a 200 grados con el calor por abajo (los últimos minutos también lo puedes poner por arriba para que se dore la manzana.

Nota: Si queremos darle brillo a la tarta podemos pintarla con un poco de mermelada de albaricoque o melocotón mezclada con agua.

Anuncios

Dulce de “Leche” cocondensada (V)

lechecocondensadavegana

Ingredientes:

– 400 g de eche de coco.

– 250 g de panela (o azúcar de coco).

– 1 pellizco de canela o de vainilla (opcional).

Elaboración:

Ponemos en un cazo y llevamos a ebullición la leche de coco, añadimos la panela y removemos con una varilla hasta que se integre bien, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que vaya reduciendo en un lento chup-chup dándole varilla cada 20 minutos durante una hora y media, más o menos, hasta que la mezcla espese un poco (si tienes mucha prisa, o poca paciencia, también se puede añadir un poco de tapioca o harina de maíz para acelerar el proceso, aunque las cosas hechas a fuego lento siempre tienen más fundamento). Finalmente dejamos enfriar, embotamos y a la nevera, donde aguanta perfectamente 2 ó 3 semanas.

Bolas de turrococo o turrombolas de coco…, lo que más te guste (V)

Ingredientes:

turrufasdecocolate

– 1 puñado y medio de almendras.

– 1 puñado de avellana.

– 8 dátiles.

– 2 cucharadas de semillas de lino.

– 1 cucharada de aceite de coco (o de oliva, o de sésamo, o de girasol).

– 1 pizca de canela.

– Coco rallado.

Elaboración:

Batimos, y batimos, y batimos todos los ingredientes menos el rallado hasta que nos de una pasta homogénea y manejable para poder manipularla con facilidad. Conforme vamos haciendo las bolas las rebozamos en coco y a la nevera, en un par de horas estarán duritas y listas para comerse.

Nota: Una variante deliciosamente pleonásmica sería bañarlas en chocolate fundido antes de rebozarlas en el coco rallado, aunque en ese caso lo más apropiado sería llamarlas turrufas de cocolate.

Marmolillo de chocolate y castañas asadas (V)

marmolillodechocolateycastañasasadas

Ingredientes:

– 2 tazas de harina común (o integral, o que tengas, yo le puse de centeno).

– 1 taza de cacao en polvo.

– 1 tazas de panela o azúcar de caña.

– 1 sobrecito de levadura en polvo.

– 1/2 cucharadita de sal.

– 1 taza de aceite vegetal (si es oliva el sabor será más intenso y si es girasol más suave. También puedes combinarlos, como hice yo).

– 1 taza de leche de avellanas (u otra bebida vegetal).

– 1 taza de castañas asadas y troceadas (si no tienes, porque no siempre es otoño, también le van las nueces o las pasas).

– Unas gotas de agua de azahar, esencia de vainilla, almendras, limón… (opcional).

Elaboración:

Se mezclan y integran bien todos los ingredientes a base de varilla, una vez que la masa esté fina y sin grumos la volcamos en un molde engrasado y 40 minutos (más o menos) de horno a 180 grados…, así de sencillo.

Tarta de coco y calabaza (V)

tartadecocoycalabaza

Ingredientes:

– 400 g de calabaza (pelada y sin semillas).

– 100 g de coco rallado.

– 100 g de almendras molidas.

– 100 ml de aceite de oliva suave o mezcla de oliva y girasol.

– 130 g de azúcar de caña o panela.

– 3 cucharadas de tapioca disueltas en un poco agua (o leche de coco, si tienes).

– 15 gramos de levadura en polvo (un sobrecito al uso).

– Una pizca de sal y un poco de margarina para untar el molde.

Elaboración:

Se cuece la calabaza durante más o menos 20 minutos, se escurre bien, se mezcla con el resto de los ingredientes, se tritura bien todo y se pone en un molde que engrasaremos con margarina o aceite de oliva para que pegue, tapamos con papel de aluminio para que no se queme por arriba y al horno a 180 grados de 50 minutos a 1 hora (más o menos…, cada horno es un mundo). Cuando haya cuajado bien (para comprobarlo usaremos la prueba del palillo), sacamos, dejamos enfriar y espolvoreamos coco en polvo o rallado por encima.

Nota: Para un cuajado óptimo se le puede poner una cucharadita de agar agar.

Nota 2: Vale, lo admito, se me quemó un poco…

Tarta de manzana al estilo holandés (V)

tartademanzana

Ingredientes:

– Masa quebrada para tartas.

– 3 manzanas (miel sobre hojuelas si son “Perlim Rose”).

– 1 puñadito de pasas.

– Canela.

– 1 cucharada de panela (opcional).

– 1 nuez de margarina.

– 1 chorrito de oporto (opcional).

Elaboración:

Se extiende la masa quebrada en un molde engrasado con un poco de aceite de oliva o margarina vegetal, Por otro lado troceamos las 3 manzanas y les añadimos las pasas, la canela, el chorrito de oporto, la nuez de margarina vegetal y la cucharada de panela; se remueve bien para que se integre todo. Se pone la mezcla sobre la masa que está en el molde, se tapa con la otra mitad de la masa quebrada y se le da forma de tarta (o de lo que queramos). Se le hace unos cortes para que no reviente y finalmente se introduce durante unos 45 minutos al horno a  170 grados. Los últimos 5 minutos se pinta con un poco de aceite de oliva para que rutile y listo.

Nota: Que no te engañe el aspecto, parece un strudel porque el ansia viva y la irresistible fragancia a canela me llevó a hincarle el hocico antes de hacerle la foto, pero es una tarta deliciosa…, posiblemente la mejor que he hecho nunca.

Flan de chocolate al aroma de jengibre (V)

flandechocolateyjengibre

Ingredientes:

– 200 g de chocolate puro.

– 200 vasos de leche de avena (es broma, con 2 vale).

– 1 pizca de jengibre rallado.

– 1 cucharadita de agar agar en polvo.

– 3 cucharaditas de panela.

– 1 cucharadita de margarina.

– 1 fresa para adornar.

Elaboración:

Se ponen en un cazo a fuego bajo la leche con el chocolate y se va removiendo hasta que funda el chocolate. Se añaden el jengibre, la panela y el agar agar. Se lleva a ebullición y se aparta al primer hervor se vierte en el molde, se deja enfriar hasta que solidifique, se fresiadorna y a gozar.

Pestiños al oporto (V)

pestiños

Ingredientes:

– 100 ml de aceite de oliva virgen.

– 100 ml de vino blanco.

– 1 chorrito de oporto.

– 3 pellizcos de anís en grano.

– 250 g de harina.

– 1 rama de canela y una cáscara de limón.

– Panela para embadurnar (y/o sirope de ágave)

– AOVE para freír.

Elaboración:

Se ponen los 100 ml de aceite de oliva en una sartén con la cáscara de limón y la rama de canela a fuego bajo para que el aceite vaya tomando sabor. En 10′ apartamos la canela y el limón y dejamos enfriar. Lo mezclamos con el vino, el anís y el oporto, vamos agregando la harina hasta que quede una masa manejable, compacta pero húmeda y que no pegue a las manos. Hacemos bolas, extendemos con el rodillo y les damos forma de circular, como la de la masa de las empanadillas. Le damos la forma pegando los extremos (bien pegados, para que no se abran con el calor) y freímos a fuego vivo. Finalmente bañamos en panela (o sirope de agave) y a gozar.

Arroz con leche de coco, pasas y plátano caramelizado al estilo mexicano (V)

arrozconlechedecocopasasyplatanocaramelizado

Ingredientes:

– 1 taza de arroz integral.

– 1 bote de leche de coco (400 ml).

– 1 palito de canela.

– Canela en polvo (para adornar).

– 4 cucharadas de panela (o azúcar moreno).

– 1 plátano.

Elaboración:

Lo primero es dejar el arroz integral en remojo media hora. Una vez remojado añadimos un vaso de agua y lo hervimos a fuego medio hasta que se consuma el agua, acto seguido ponemos la leche de coco y cocemos aproximadamente un cuarto de hora, hasta que reduzca a la mitad, en ese momento ponemos panela, canela en rama, cáscara de limón, pasas y lo dejamos a fuego bajo hasta que se consuma la casi toda la leche de coco (unos 7 minutos). Sacamos el arroz, le retiramos la ramita de canela y la cáscara de limón, lo ponemos en cazuelitas de barro, lo cubrimos con lonchas muy finas de plátano sobre las que esturrearemos un poco de panela y caramelizaremos con un soplete, plancha, antorcha, lucerna o cualquier otro adminículo llameante.

Nota: La primera receta de arroz con leche de la que hay constancia data de época medieval, y se hizo (ojo al dato) con  leche de almendras, vegana total.

Trufistachos de agualate (V)

trufistachosdeagualate

Ingredientes:

– 300 g de chocolate puro (sin leche). Yo le eché Valor (una tableta).

– 1 aguacate maduro.

– 50 g de pistachos.

– 2 cucharadas de azúcar moreno.

– 1 cucharada de margarina (a ser posible sin aceite de palma).

– 1 vaso de bebida de avena (u otra leche vegetal que te guste, con la de coco queda chachi).

Elaboración:

Se funde el chocolate al baño maría (o en el micro, si tienes prisa y mano, y consigues que no se te queme) junto a la margarina, el azúcar y la bebida de avena, se bate el aguacate y se añade a la mezcla. Por otro lado trituramos los pistachos pelados ligeramente (si no lo estaban los tostamos un poco) y añadimos la mitad al chocolate en trocitos, el resto se bate hasta reducir a polvo y lo usaremos luego para rebozar las trufas. Una listo el chocolate dejamos enfriar la mezcla en la nevera hasta que tenga una textura ideal para formar bolas y bañar en el polvo de aguacate. Una vez listas las devolvemos a la nevera para que no se derritan y a gozar.