Archivo de la categoría: Postres

Flantillas de chocolate (v)

Ingredientes:

– 1 litro de veche de soja (o la leche vegetal que más te guste).

– 5 cucharadas de panela (o el endulzante que más te guste en la proporción que más te mole).

– 2 ó 3 cucharadas de cacao en polvo.

– 1 cucharada de maicena.

– 1 cucharadita de agar agar (opcional, si no le pones el agar agar la textura será de natillas…, igualmente deliciosas).

Elaboración:

Se calienta la veche, se agregan el resto de ingredientes y se mueve constantemente con unas varillas hasta que burbujee unos minutos y espese bien, se deja atemperar, y a la nevera.

Nota: Una opción deliciosa es sustituir la veche por el suero que te queda después de hacer un veso vegano, como fue mi caso. Es una forma de aprovecharlo y conseguir unas flantillas con un sabor muy especial.

Galletas shayt o de anubis (V)

Ingredientes:

– 150 g de chufas de Alejandría.

– 100 g de dátiles del oasis de Bahariya.

– 1/2 vaso de agua del gran lago de los cocodrilos de El Fayum.

– Aceite de oliva (para freir en forma de triángulo, como la colina primordial, aunque se pueden hacer al horno).

Elaboración:

Se muelen las chufas hasta reducirlas a harina (o se compra ya la harina de chufas), se mezcla con agua para hacer la masa, se añaden los dátiles, se bate todo muy bien, y a la sartén para freír en aceite de oliva, o al horno si las quieres menos calóricas (unos 25 minutos a 180 grados con calor arriba y abajo, la bandeja en la parte baja, y vigilando para que no se quemen).

Nota: Receta milenaria del antiguo Egipto compartida por la Egiptóloga Susana Alegre. Si no tienes los ingredientes de la procedencia que te indico, no te preocupes, yo tampoco los tenía y salieron riquísimas.

Namura (postre típico de la cocina marroquí – v)

Ingredientes:

– 3 tazas de sémola.

– 1 taza de harina de trigo.

– 1 taza de aceite de maíz o girasol.  

– 4 tazas de panela (o azúcar, si no tienes panela). 

– 1 buen chorro de agua de azahar. 

– 2 tazas de veche de soja (o de almendras, avena, avellanas, arroz…)

– 1 sobre de levadura. 

– 2 taza de agua.  

– Jugo de limón. 

Elaboración:

Por un lado hacemos el almibar con dos de las cuatro tazas de agua, las dos tazas de agua y al final, cuando haya espesado, un chorrito de limón para que no cristalice.

El resto de ingredientes los ponemos en un bol, los mezclamos e integramos bien, engrasamos y enharinamos el recipiente que vayamos a usar, ponemos la mezcla en el recipiente y al horno.

Primero 10 minutos a 220 grados, y luego 30 minutos a 180 grados (aproximadamente, depende de cada horno). Comprobamos que está bien dorado y horneado antes de sacar y decoramos con unas almendras fileteadas (opcional, yo se las puse también en la mezcla). Lo partimos en cuadrados (o rombos, o la figura que más te guste), y vertemos, aún caliente, el almíbar. Dejamos enfriar y a gozar.

Buñuelos de boniato (V)

Ingredientes:

– 500 g de batata (o calabaza).

– 400 g de harina.

– La ralladura de una naranja (o de un limón).

– 5 cucharaditas de panela (o azúcar normal).

– 1 sobre de levadura.

– Aceite de oliva para freír.

– Panela y canela para espolvorear después de fritos

– Unas gotas de agua de azahar o esencia de vainilla (opcional)

Elaboración:

Para hacer estos ricos buñuelos de batata lo primero es asar la batata (unos 50 minutos a 180 grados), luego la pelamos, la machacamos bien y la mezclamos con la harina, agregamos la levadura disuelta en medio vaso de leche de soja o agua, la panela, la ralladura de una naranja (o un limón), el chorrito de agua de azar (opcional), integramos todo y amasamos bien. La masa tiene que quedar pegajosa pero manejable (aún así nos resultará más fácil hacer los buñuelos si nos untamos las manos con un poco de aceite). Freísmo en aceite bien caliente, sacamos a un plato con la panela y la caneza, rebozamos y listos.

Nota: Si te apetece los puedes rellenar con cabello de ángel, crema pastelera (yo la hice con un preparado para natillas, leche de soja y panela), nata vegana, una crema de chocolate vegana (como la pastelera, pero añadiéndole chocolate para fundir, es la que ves en la foto de abajo), o lo que más te guste.

Manzanas asadas al ron (V)

Ingredientes:

– 2 manzanas reineta hermosas (o las que quieras).

– Panela.

– Ron (o coñac, o whisky, o vino blanco, o un licor que te guste)

Elaboración:

Tan fácil como hacerles un les hacemos un cráter vesubiano, le ponemos dos o tres cucharadas de panela en el cráter, un chorrito de ron, (coñac, whisky o vino blanco…) y al horno unos 45 minutos (aproximadamente) a 180 grados.

Suspiros clandestinos (v)

Ingredientes (da para ocho suspiros):

– 1 cucharada de masa madre.

– 50 g de azúcar integral.

– La ralladura de la piel de 1 limón y 1 naranja.

– 100 ml de bebida vegetal.

– 50 g de margarina vegetal.

– El zumo de 1 naranja pequeña.

– 10 gr de levadura fresca de panadero.

– Una pizca de sal.

– Media cucharadita de vainilla (opcional, tb puede ser agua de azahar).

– 150 g de harina de fuerza.

– 150 g de harina de trigo.

– 1 cucharadas soperas de aceite de oliva.

Elaboración:

Ponemos a calentar la bebida vegetal (yo le puse de soja pero le va bien cualqueir otra) con la ralladura de la piel de un limón y una naranja. Mientras se aromatiza la veche, batimos el aceite de oliva con el azúcar y el zumo de naranja. Le vamos incorporando la margarina y la levadura. Añadimos la masa madre y la mitad de las harinas sin dejar de remover para que nos quede un acabado suave y terso. Lo dejamos reposar unos minutos y agregamos el resto de las harinas y dejamos que repose un poco más, hasta que doble su tamaño. Damos forma a estos panecillos (o lo que más nos mole) y los rellenamos con el cabello de ángel o la confitura para darles la textura tradicional que buscamos (también puede ser con compota de manzana o chocolate, como hice yo, o no rellenarlos y simplemente pintarlos con veche de soja y azúcar, o mitad y mitad, o como quieras). Por encima podemos decorar con las pasas, nueces, almendras fileteadas, o una guinda. Pintamos con un poco de bebida vegetal y horneamos a 180º unos 35 minutos.

Nota: Si se te va la mano con el horno y te quedan un poco duros lo mejor es abrirlos por la mitad y ponerles mermelada, cabello de ángel, compota de manzana, o si te apetece los puedes emborrachar un poco con whisky, coñac o ron.

Compota de manzana (V)

Ingredientes:

– 2 manzanas hermosas.

– 1/3 vaso de agua (más o menos).

– 5 dátiles (si no tienes puedes endulzar con panela o el edulcorante que tengas, la cantidad depende de lo dulce que quieras la compota).

– 1 ramita de canela.

– 1 chorrito de limón.

Elaboración:

Se ponen las manzanas troceadas en una cazuela con el agua a fuego fuerte, y cuando empiece a hervir se baja a fuego medio y se añade el resto de los ingredientes. Se remueve hasta que la manzana esté cocinada y casi deshecha (una media hora), se retira la rama de canela, se tritura todo, y a gozar.

Nota: Está especialmente deliciosa con trocitos de fresa.

Bizcocho yolanda (V)

Ingredientes:

– 500 g de harina Yolanda.

– 250 g de azúcar.

– 1/2 litro le veche de soja (u otra leche vegetal).

– 1/2 tacita de café de aceite de oliva.

– La raspadura de un limón.

– Al hornos unos 50 minutos a 180 grados.

Elaboración:

Se mezclan todos los ingredientes y se les da varilla hasta que queden bien integrados. Se engrasa un molde para bizcochos, se vuelca la masa y al horno unos 50 minutos a unos 180 grados (calor arriba y abajo y un papel de hornear encima para que no se queme).

Nota: Yo le puse la mitad de todo y ya sale un bizcocho hermoso. También le añadí unas gotitas de agua de azahar y también le van bien unas nueces en trocitos, y/o unas virutas de chocolate). Finalmente, para darle lustre, hice un sirope de naranja (el jugo de una naranja y dos cucharaditas de panela reducidos a fuego lento) y lo dejé brilante como una patena.

Polvorones de canela (V)

Ingredientes:

– 200 mililitros de aceite (mitad de oliva y mitad de girasol).

– 1 cucharadita de canela.

– 350 gramos de harina.

– 125 gramos de almendras molidas (y si quedan algunos trocitos, chachi piruli).

– 1 cucharadas de sirope de ágave (o el sirope que tengas, y si no tienes pues nada, sin sirope).

– 100 gramos de azúcar moreno (mejor glass, si no tienes también vale azúcar blanco)

Elaboración:

Mezclamos todos los ingredientes en un bol hasta obtener una masa compacta y algo pegajosa. Cogemos pequeñas porciones de la masa (tienen que salir unos 20 polvorones), hacemos una bola y le damos la forma que más nos guste. Colocamos los polvorones en una bandeja con papel para hornear y les espolvoreamos sésamo, anís en grano o ajonjolí.

Los metemos en el horno (previamente precalentado) a 170 grados durante unos 25 ó 30 minutos en la parte baja, con calor arriba y abajo. El tiempo puede variar algo en función del horno, en el mío se hacen en 25 minutos.

Sacamos los polvorones y los dejamos enfriar, hay que tener en cuenta que al enfriarse se endurecen, la clave está en conseguir que queden doraditos, pero no crudos.

Nota: Si los untas con un poco de sirope de ágave (o similar) y les pones unas almendras laminadas por encima los conviertes en perrunillas.

Tarta de cerezas vegana, chusiana, y sin gluten (V)

Ingredientes:

Para la masa:

– 280 g de harina de avena.

– 140 g de margarina.

– 80 g de azúcar glass.

– 40 g de crema de cacahuete.

– 20 g de agua.

– Una pizca de sal.

– Vainilla o canela.

Para el relleno:

– Un frasco de cerezas en almíbar de 680 g (380 g peso escurrido).

– 180 g de azúcar blanco.

– 25 g de maizena.

– Vainilla o canela.

Elaboración:

– Primero preparamos la masa. Colocamos en un bol la margarina y la batimos con unas varillas un minuto, añadimos el azúcar glass, y resto de ingredientes, amasamos un rato luego añadimos agua y volvemos a amasar hasta tener un masa compacta.

– Hacemos una bola con la masa y la dejamos enfriar al menos 1 hora en la nevera.

– Pasado ese tiempo colocamos la masa sobre papel de hornear y la estiramos, forramos el molde con la masa. Podemos ir preparando el relleno mientras.

– Preparamos el relleno. En una cazuela ponemos las cerezas sin el caldo y el azúcar a fuego medio. Una vez empiecen a hervir, las cocinaremos durante unos 15 minutos aproximadamente, añadimos la maizena poco a poco, removiendo constantemente. Dejamos cocinar durante 5 minutos o hasta que espese sin parar de remover. Una vez espeso la vertimos sobre la masa.  

– Precalentamos el horno a 180º.  Horneamos durante unos 40 minutos  en la parte baja del horno hasta que la masa se dore.

– Una vez fuera del horno, con el caldo de las cerezas podemos hacer un almíbar para colocarlo encima. Se pone en una cazuela unos 75 ml de líquido y dos cucharadas de azúcar se lleva a ebullición y se deja evaporar unos 15 minutos sin parar de mover, cuando tenga textura de caramelo se vierte encima de la tarta inmediatamente (no dejar enfriar en la cazuela).