Archivo de la categoría: Recetas fáciles

veso untable (v)

Ingredientes:

– 1 litro de veche de soja (sin azúcar y con al menos un 10% de soja)

– El zumo de medio limón pequeño.

– Sal al gusto.

– Levadura nutricional o de cerveza (opcional).

Elaboración:

Tan fácil como añadir el jugo de medio limón a un litro de veche de soja y menearlo hasta que se corte, lo dejamos filtrando toda la noche en la bolsa de colar veches veganas o una estameña fina (paño fino de algodón, o similar). La grasa se solidifica y queda en la bolsa, y el agua va al fondo (quizá haya que hacer un par de pasadas, al menos yo lo necesité). Finalmente recogemos con una cuchara la parte sólida y le agregamos sal al gusto, una cucharadita de levadura nutricional (o de cerveza, o ninguna, si no tienes), y ya tendremos listo un delicioso veso untable tipo Filadelfia. También le puedes poner finas hierbas, ajo en polvo, humo líquido…, lo que más te guste.

Compota de manzana (V)

Ingredientes:

– 2 manzanas hermosas.

– 1/3 vaso de agua (más o menos).

– 5 dátiles (si no tienes puedes endulzar con panela o el edulcorante que tengas, la cantidad depende de lo dulce que quieras la compota).

– 1 ramita de canela.

– 1 chorrito de limón.

Elaboración:

Se ponen las manzanas troceadas en una cazuela con el agua a fuego fuerte, y cuando empiece a hervir se baja a fuego medio y se añade el resto de los ingredientes. Se remueve hasta que la manzana esté cocinada y casi deshecha (una media hora), se retira la rama de canela, se tritura todo, y a gozar.

Nota: Está especialmente deliciosa con trocitos de fresa.

Linguine con shitake y salsa de nueces (V)

Ingredientes:

– 15 ó 20 setas shitake pequeñas.

– 2 ajos.

– Aceite de oliva, sal, pimienta, nuez moscada y tomillo (o las especias que más te gusten).

– 1 chorrito de coñac, ron y/o whisky (opcional).

Para la salsa:

– 100 g de nueces.

– 100 ml de leche de soja o cualquier otra leche vegetal.

– Sal y pimienta.

– Un pellizco de levadura nutricional o de cerveza (opcional).

Elaboración:

Se sofríen las setas con los ajos bien picados. Mientras tanto se hace la salsa batiendo las nueces previamente remojadas con la veche vegetal (yo le puse también una cucharada de masa madre, pero si no tienes le va de perlas un poco de levadura nutricional o de cerveza). Una vez batido todo muy bien se añade la salsa a las setas, se deja maridar unos minutos y reservamos. Por otro lado cocemos los espaguetis linguini (al dente, per favore) y lo mezclamos todo muy bien. Opcionalmente se puede espolvorear con un poco de levadura nutricional batida con almendras a modo de parmesano, o con levadura de cerveza.

Nota: el plato acepta todo tipo de toques personales…, ni que decir tiene que la salsa de druida, o la de ninfaunilla, o una chucharadita de miso, o de pasta picante coreana, o de mole, o de lo que más te idem, le van que ni tintao.

Parmesano de anacardos y piñones a las tres maneras (V)

Ingredientes:

– 1 taza tamaño café con veche de anacardos (remojados).

– 1 taza tamaño café con veche de piñones (como los piñones son caros puedes ponerle menos, o solo anacardos).

– 3 cucharaditas colmadas de levadura nutricional (o de cerveza).

– 4 cucharaditas de aceite de coco desodorizado.

– 1 cucharadita tamaño moka de sal del Himalaya.

– 1 una cucharada colmada de agar agar.

Elaboración:

Se baten los frutos secos (al menos los anacardos conviene remojarlos un par de horas), removiendo de vez en cuando para que quede una pasta fina y bien batida. Se añaden el resto de los ingredientes menos el aceite de coco y el agar agar y se le da otra buena batida. Finalmente se calienta el aceite de coco en un cazo y se añada el agar agar, se le da varilla hasta que esté bien disuelto, se añade a la mezca y se vuelve a batir hasta que quede finísimo. A la nevera un mínimo de ocho horas y a gozar.

Nota: A mí me ha quedado un poco blando, porque no tenía aceite de coco desodorizado y le puse menos cantidad (1 parte de coco y 3 de girasol, pero es importante usar aceite de coco, ya que una vez frío, el veso se enfría se solidifica y queda durito. Si no es caso, como me pasó a mí, no pacha nada, puedes batirlo con un poco de veche de soja y otra cucharadita de levadura nutricional, así te quedará una salsa espesita y deliciosa, ideal para servir sobre berenjenas y/o calabacines al horno y/o a la plancha, o sobre unas tostas adornadas con cebollino, rúcula u hoja de ajo bien picada… Y si tienes el día creativo y quieres trizar el trizo, ponle unas almendras y/o un poco de miso, con lo que obtendrías un rico untable y un tres en uno.

Yuba al zarajillo (V)

Ingredientes:

– 8 ó 10 lacitos de yuba por persona (puedes comprar la yuba en tiendas de comida asiática o por internet).

– 1 vaso de vino blanco.

– 1/4 de vaso de AOVE.

– 7 dientes de ajos.

– 2 hojas de laurel.

– Tomillo, romero, perejil, sal y pimienta negra.

– 1 buen chorro de limón.

Elaboración:

Dejamos la yuba en remojo toda la noche con el bicarbonato, una ver remojadas la lavamos bien, la escurrimos y la ponemos en el adobo que prepararemos con vino blanco, aceite, laurel, ajos, perejil, sal, pimienta, romero, tomillo y/o finas hierbas. Pasadas un par de horas se dora la yuba a fuego vivo en una sartén con aceite de oliva (yo lo aromaticé con ajo y laurel, se les añade el macerado hasta que se evapore, y finalmente el jugo limón.

Nota: ni que decir tiene que un majado de pan frito, almendras, ajo y perejil le va que ni tintao.

Bizcocho yolanda (V)

Ingredientes:

– 500 g de harina Yolanda.

– 250 g de azúcar.

– 1/2 litro le veche de soja (u otra leche vegetal).

– 1/2 tacita de café de aceite de oliva.

– La raspadura de un limón.

– Al hornos unos 50 minutos a 180 grados.

Elaboración:

Se mezclan todos los ingredientes y se les da varilla hasta que queden bien integrados. Se engrasa un molde para bizcochos, se vuelca la masa y al horno unos 50 minutos a unos 180 grados (calor arriba y abajo y un papel de hornear encima para que no se queme).

Nota: Yo le puse la mitad de todo y ya sale un bizcocho hermoso. También le añadí unas gotitas de agua de azahar y también le van bien unas nueces en trocitos, y/o unas virutas de chocolate). Finalmente, para darle lustre, hice un sirope de naranja (el jugo de una naranja y dos cucharaditas de panela reducidos a fuego lento) y lo dejé brilante como una patena.

Pastel Lékithos (V)

Ingredientes:

Para el puré de patatas:

– 2 patatas hermosas al vapor.

– 1/2 tacita de veche de soja.

– 1 cucharadita de margarina.

– 2 cucharaditas de levadura nutricional o de cerveza.

– Sal, pimienta, y nuez moscada al gusto.

Para el relleno:

– Tus verduras favoritas (yo le he puesto puerro, pimiento rojo, ajo, tomate, guisantes y aceitunas rellenas de pimiento)

– Tus condimentos favoritos (los míos son tomillo, romero, orégano, pimentón, pimienta, nuez moscada y sal)

– Tus caldos favoritos (yo le puese un poco de caldo de verduras (aunque vale agua), vino tinto (vale blanco) y salsa de druida (o no).

Elaboración:

Lekithos es un pastel hecho a base de verduras con legumbres (opcional, yo le he puesto guisantes, pero podrían ser otra legumbre o ninguna) y cubierto con puré de patatas.

Para el puré de patatas las cueces (yo las hice al vapor), machacas con el resto de intredientes (veche de soja, margarina, levadura nutricional y especias) y reservas.

Para el relleno se ponen en una sartén con aceite de oliva las verduras cortadas en brunoise, se doran, se añaden los guisante y las aceitunas, las especias, el vino, la salsa de druida y cuando reduzca todo, el caldo de verduras. Cuando se evapore el caldo se apaga y se pasa a una cazuela de barro, encima se coloca el puré de patata, se plasma el rostro Flotón el algarabín (prescindible aunque recomendable), y al horno una media hora a 200 grados, hasta que esté bien dorado.

Nota: Lo de Lékithos le viene porque es un plato con cara de algarabato griego al que le va como anillo al dedo el nombre de Flotón.

Nota 2: Por supuesto le van de perlas las setas. las berenjenas, el calabacín… incluso le puedes poner al relleno lentejas o soja texturizada…, la cocina intrépida, la cocina mejor.

Potaje de garbanzos con shitake y coliflor

Ingredientes:

– 300 g de garbanzos cocidos (pueden ser de bote).

– Unos arbolitos de coliflor.

– 6 shitakes.

– Para el sofrito: 1 ajo, 1 cebolla, 1 pimiento rojo, 1 tomate, un puñadito de almendras, un chorrito de vinagre, otro de vino blanco (o whisky, o ron), sal, pimienta, pimentón dulce, tomillo, romero, caldo de verduras, o agua, aceite de oliva y una hoja de laurel).

– Opcionalmente: 1 chucharada de marmite y/o miso y otra de mostaza de Dijon.

Elaboración:

Tan fácil como sofreir la verdura en aceite de oliva, y una vez dorada, añadir el vinagre, luego el vino o licor, y finalmente un poco de caldo o agua. Batimos todo bien y agregamos las especias, la hoja de laurel, los arbolitos de coliflor, la seta shitake troceada, y finalmente los garbanzos cocidos (si son de bote se pueden agregar, con aquafaba incluida, más adelante). Dejamos cocinar hasta que todo esté al dente y listo.

fricasé de hongos con papa y mote (V)

Ingredientes:

– 1/2 kilo de champiñones (u otra seta que tengas y te guste, o mezcla de varias).

– 1 ceboleta, o chalota, o cebolla blanca.

– 3 cucharaditas de pimentón.

– 1 taza de agua (algo más si luego lo pide).

– 1 tomate rallado.

– 1 cucharadita de ajo en polvo.

– 1 cucharadita de comino.

– 1 cucharada de levadura de cerveza o pan rallado.

– Aceite de oliva, sal y pimienta al gusto.

– 2 patatas y mote cocido para acompañar.

Elaboración:

Cortamos las setas a la mitad y sofreímos en aceite de oliva. Reservamos cuando estén dorados. Por otro lado ponemos las tres cucharaditas as de pimentón en un bol de agua y batimos hasta que se integre todo bien, mientras tanto vamos sofriendo una cebolleta en una cazuela con aceite de oliva, una vez dorada añadimos el agua con el pimentón, un tomate rallado (o batido), una cucharaditaa de comino, otra de ajo en polvo, un poco de levadura de cerveza (o pan rallado), sal y pimienta al gusto. Cocinamos hasta que reduzca un poco, agregamos los champiñones y un poco más de agua si lo necesita, lo dejamos hervir unos minutos, probamos, rectificamos y servimos con papa y mote cocidos.

Salsa harissa (V)

Ingredientes:

– 1 pimiento rojo hermoso asado (vale de bote).

– 2 ajos.

– 1 cucharada de comino.

– 1 cayena, guindilla, o salsa picante de tu elección.

– 1 ramita de cilantro.

– 1 poco de hierbabuena.

– 1 buen chorro de de aceite de oliva.

– 1 pizca de alcaravea.

– Sal al gusto.

Elaboración:

La salsa harissa tunecina es un acompañamiento chupiflotón para mojar crudités, palitos, regañás y acompañar multitud de platos.

Es tan fácil como poner todos los ingredientes en la batidora y darla candela hasta que quede una salsa fina y untuosa.

Nota: Puedes personalizarla sustituyendo los ingredientes que no tengas por otros parecidos…, o no. Yo cambié la hierbabuena por hierba luisa, la alcaravea por apio(no, te dejo con la duda, porque también la cocina tiene sus misterios), el cilantro por perejil, le puse un pelín de jengibre y de añadidura le agregué unos copos de levadura de cerveza, unas almendras y una guindila piparrera en trocitos. Decir que estaba delicioso sería una pedrogrullada.