Archivo de la categoría: Recetas

Ñoquis de pabatatas con pesto de anacardos y tomate seco (V)

ñoquisdepabatatas

Ingredientes:

Para los ñoquis veganos:

– 5 patatas menudas y una batata mediana.

– 1 cucharadita de sal.

– Unos 90 gramos de harina común (aprox. hasta que la masa adquiera una textura untuosa, pero manejable y no se pegue en los dedos al manipularla).

– Aceite de oliva, pimienta, especias al gusto (yo le puse tomillo, orégano y finas hierbas.

Para el pesto de anacardos y tomate seco:

– 1 puñado de anacardos.

– 4 ó 5 hojas de albahaca.

– 1 tomate seco (o en aceite).

– Una cucharadita de levadura de cerveza o nutricional.

– 1 ajo.

– 1 buen chorro de aceite de oliva.

– Sal al gusto.

Elaboración:

Para los ñoquis el truco es hacer las patatas y la batata al horno (o en su defecto al microondas). Las lavamos bien (las usaremos con piel), las abrimos a la mitad y las aliñamos con un poco de aceite de oliva, sal, pimienta, especias y un chorrito de agua y las horneamos hasta que estén listas (una media hora o 40 minutos). Las dejamos atemperar y las ponemos en el vaso de batir (con la piel y el jugo que nos haya quedado, excepto la batata, que conviene pelarla), añadimos la harina y batimos todo bien. Con la masa hacemos churros y vamos cortando en pedacitos de unos 2 cm de largo y un grosor de 1 cm. Los ponemos a hervir en el agua que tendremos en ebullición. Los ñoquis se irán al fondo, y tardarán entre minuto y medio y dos minutos en subir a la superficie, una vez arriba los dejamos otros 30 segundos y ya estarán listo para sacar y comer.

Por otro lado habremos puesto los anacardo en remojo mientras hacíamos los ñoquis, los mezclaremos con el resto de los ingredientes (ajo, levadura de cerveza, albahaca, sal, aceite y tomate seco) y batiremos hasta que quede una salsa fina y untuosa. Si queda muy espesa se le puede poner un poquito del agua en el que hemos remojado los anacardos, o agua del grifo si la hemos usado para regar las macetas.

Nota: Una opción algo más calórica, pero muy sabrosa, es freír los ñoquis en lugar de cocerlos. También, además del pesto, se puede presentar el plato un poco de levadura de cerveza para espolvorear aparte, y unos trocitos de tomate seco…, la combinación de ambas es una sinfoni sabor y color.

Potecaldo gallego con grelos y alubias de Cantabria (V)

potecaldo2

Ingredientes:

– 250 g de alubias de Cantabria (o de las que tengas).

– 1 manojo hermoso de grelos.

– 5 patatas.

– Caldo de verduras (yo lo hice cociendo los tallos más duros de los grelos, aunque vale cualquier caldo de verduras).

– 3 ajos.

– 75 ml de AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra).

– 1 cucharada de pimentón.

– Sal al gusto.

Elaboración:

Se dejan en remojo las alubias (lavadas, para aprovechar luego parte del agua, que contiene tanto sabor alubial como nutrientes). Previamente preparamos un caldo de verduras con los grelos (o repollo, o puerros, si no hay grelos), se cuecen las alubias blancas (se llevan a ebullición un momento, que aprovecharemos para desespumar, se baja a burbujeo lento y se dejan como una hora para que estén requeteblanditas, moviendo siempre la olla, claro, si metemos la cuchara se rompen), se añaden las patatas chascadas para que suelten almidón, agregamos la sal (al gusto), esperamos a que patatas y judías estén bien blanditas (una media hora a fuego lento), sacamos unas pocas (judías y patatas) y las batimos, volvemos a introducirlas en la olla para engordar el caldo, añadimos los grelos bien lavados y cortados en tiras (si no tienes grelos, puedes ponerle acelgas, espinacas, bledos, amaranto, hojas de malva…) y dejamos que siga haciendo chup chup hasta que estén tiernas (unos 25 minutos). Por otro lado habremos rehogado en AOVE tres ajos bien picados, a los que añadiremos una cucharadas de pimentón dulce de la vera (fuera del fuego), y reservaremos para en el último momento, unos cinco minutos (son cinco minutos, pero huele tan bien que, como decía Víctor Jara, “la vida es eterna en cinco minutos”) antes de ir a la mesa con el puchero humeante.

Bourgignon vegano (V)

Bourgignonvegano

Ingredientes (Para 4 personas):

– 100 g de soja texturizada

– 300 g de champiñones o/y setas variadas

– 2 chalotas o cebollas moradas hermosas.

– 2 dientes de ajo.

– 1 puerro.

– 3 zanahorias.

– 2 cucharadas de concentrado de tomate.

– 1 cucharada de harina.

– 250 ml de vino tinto

– 500 ml de caldo de verduras (yo se lo puse de puerro)

– 1 hoja de laurel.

– Pimienta negra (al gusto).

– Sal (al gusto).

– Romero (al gusto).

– Tomillo (al gusto).

– Maicena o fécula de patata (si fuera necesario para espesar la salsa).

Elaboración:

En una cazuela con aceite de oliva rehogamos las zanahorias, el puerro, los ajos y las chalotas cortados menudos. Añadimos las setas y cuando todo esté dorado la cucharada de harina, el vino, el caldo y las especias. Finalmente ponemos la soja texturizada gruesa, la hoja de laurel y dejamos cocinar unos minutos hasta que la soja se hidrate. Se puede acompañar con unas patatas fritas en cubitos que añadir al guiso cuando ya esté humeando en el plato.

Nota: Si no hay setas, se pone una latita de champiñones y otra de guisantes y listo. También se puede hacer con las albóndigas veganas de heura que venden en La Sirena, que están de rechupete (y con salsa de tomate casero más).

Nota 2: Yo, por una cuestión de raíces andaluzas, o porque estoy poseído por los duendes de los olivos, no lo sé, le pongo aceitunas a casi todos los guiso, y este no iba a ser una excepción. A mí me parece que le quedan genial, pero si no lo ves, no se las pongas…, más se perdió en Cuba, y vinieron cantando.

Receta inspirada en veganamente: https://www.youtube.com/channel/UC8gMullt_VWkTTAbW5GYZZg

 

 

Trufas de boniato y chocolate (V)

trufasdeboniato

Ingredientes:

– 2 boniatos medianos.

– 1 tableta de chocolate para fundir.

– Cacao en polvo para rebozar.

Elaboración:

Asamos los boniatos hasta que estén bien blanditos. Mientras tanto vamos fundiendo el chocolate al baño maría. Una vez asados y tibios pelamos y hacemos una pasta con los boniatos (a tenedor o batidora, como más nos mole), lo mezclamos con el chocolate caliente y dejamos enfriar en la nevera. Una vez que haya enfriado bien y la masa esté durita y manejable, formamos bolitas del tamaño de una nuez pequeña o una avellana grande, rebozamos con el cacao en polvo, y a yantar, que están rechupilibuenas.

Patatas con alipioli de cilantro (V)

patatasaliolidecilantroIngredientes:

– Patatas cocidas.

Alipioli de cilantro.

– Sal y perejil.

Elaboración:

Mírate la receta del alipioli de cilantro, lo demás es coser y cantar, porque las patatas solo hay que cocerlas, enfriarlas, trocearlass, ponerles sal al gusto y mezclarlas con el alipioli, finalmente se añade un poco de perejil picado y tienes un plato rico y sencillo que suscitará un elogio en 98 de cada 99 comensales (digo 98 porque, por pura casuística es inevitable que de vez en cuando se siente algún cuñao a la mesa).

Boniatos rellenos de garbanzos, tontería roja y rúcula (V)

boniatosrellenosdegarbanzos

Ingredientes:

– 2 boniatos de buen porte.

– 1 bote de garbanzos (o 200 g de garbanzos cocidos).

– 1 cebolleta.

– 3 ajos.

– Jengibre rallado.

– Rúcula (o espinacas).

Tontería roja (o tomate triturado y comino).

– Pimienta, pimentón, sal y aceite de oliva.

Elaboración:

Lavamos bien y cortamos a la mitad los boniatos, los metemos al horno durante unos 40 minutos a 200 grados. Ponemos a sofreír en un poco de aceite de oliva los tres ajos picados y el jengibre rallado, cuando empiecen a dorar añadimos la cebolleta picada fina, pochamos unos minutos y agregamos la pimienta, el pimentón,  sal, y la tontería roja (si no tienes ponle un poco de tomate triturado, rallado, partido…, como quieras, pero con una pizca de comino. Ponemos los garbanzos y movemos hasta que todo quede bien integrado y, finalmente, ya con el fuego apagado añadimos la rúcula. Servimos con un poco más de rúcula fresca por encima y acompañamos de alguna ensalada…, yo hice una de ensalada rúcula y champiñones y una salsa de tahini (o crema de cacahuete), zumo de mandarina y sal.

Nota: esta receta también se puede hacer con calabaza, patatas grandonas, berenjenas…, lo que más te mole rellenar.

Nota 2: para estos boniatos me resultó inspiradora la receta de Raquel, que desde su página http://www.veganamente.es/, y su canal de youtube, comprate auténticas delicias con sus platos 100% veganos.

Aquí os dejo el enlace: https://www.youtube.com/channel/UC8gMullt_VWkTTAbW5GYZZg

 

Bayonesa lujuriosa (V)

bayonesa

Ingredientes:

– 1 lámina de hojaldre.

– 1 bote de cabello de ángel (o casero).

– 1 cucharada de membrillo casero (o comprado).

– Anís en grano.

Elaboración:

Dividimos la plancha en dos mitades y colocamos en la bandeja del horno una sobre un papel de hornear engrasado. Repartimos el cabello de ángel de la forma más regular posible, dejando una pequeña franja libre en os bordes para poder cerrar bien cuando tapemos con la otra mitad del hojaldre. Vamos uniendo con cuidado ambas mitades con la ayuda de un tenedor o con las manos, de forma que quede bien sellada y al horno a 180 grados durante media hora. En los últimos minutos pintamos con un poco de membrillo (si es casero, al igual que el cabello de ángel, mejor, pero si no tienes tiempo y/o mañana el comprado te hace el apaño) diluido en agua en el que pondremos el anís en grano, dejamos cinco minutos más en el horno y sacamos para que se enfríe.

Os lo advierto, no se os ocurra hacerla, es lujuria en estado puro y sucumbiréis sin remedio a ella.

Ensalada de rúcula, mandarinas y nueces (V)

ensaladaderuculamandarinanuecesychampi

Ingredientes:

– Un manojo de rúcula (si es del manojo de Luis, mejor).

– Dos mandarinas (mejor si son de las que trae Luis).

– Nueces.

– Aliño: Tomillo, levadura de cerveza (opcional), sal, pimienta, aceite de oliva, vinagre de manzana y sal.

Elaboración:

Lavamos y escurrimos la rúcula, agregamos las mandarinas en gajos, las nueces peladas y aliñamos. Este aliño es el más sencillo y le va que ni tintao, pero le puedes poner el que más te guste.

Nota: Le van dabuti unos champiñones o unos boletus en láminas.

Pasta integral con boletus y frutos secos (V)

pastaconboletusyfrutosecos

Ingredientes:

– La pasta que más te guste (yo le puse espaguetis integrales).

– 2 ajos.

– 1 boletus hermoso.

– Un puñado de frutos secos (yo le puse 10 nueces y 15 piñones).

– Aceite de oliva.

– Salsa druídica (si no tienes le puedes poner tamari, salsa de soja o marmite).

– 1 chorrito de alguna bebida vegetal (yo le puse de soja, importante que sea sin edulcorar).

– 1 pellizco de levadura de cerveza.

– Sal y especias (yo le puse tomillo, pimienta, y nuez moscada).

Elaboración:

Lo primero es sofreír los dos ajos bien picado en aceite de oliva, salteamos; añadimos el boletus troceado, seguimos salteando; agregamos los frutos secos machacados, la sal, pimienta, tomillo, nuez moscada, salsa druídica, una pizca de levadura de cerveza y un poquito de bebida vegetal (en mi caso de soja). Se deja reducir un pelín, se mezcla con la pasta (que habremos cocido y dejado al dente) que más te guste y a la mesa.

Nota: Una vez emplatada le va que ni tintada un poco de pimienta recién molida, un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un pellizco de levadura nutricional o de cerveza.

Nuggets de tofu y champiñones (V)

nuggetsdetofuychampi

Ingredientes:

– 1 bloque de tofu.

– Sal, ajo y cebolla en polvo, pimienta, tomillo, levadura de cerveza (o nutricional) y pan rallado (le puedes añadir las especias que más te gusten).

– Trampanhuevo para el rebozado (que pueden ser semillas de lino (o de chía, ambas contienen mucílago y toman una textura perfecta para rebozar) trituradas con un poco de agua, harina de garbanzos con agua, easy egg, o el rebozado vegano que más te guste.

– Aceite de oliva para freír.

Elaboración:

Se estruja bien el tofu para quitarle toda el agua. Lo pasamos a una fuente y le ponemos los condimentos y especias que hayamos elegido (yo además le puse un champiñón picadito). Se mezcla bien, se añade el pan rallado (o copos de puré de patata, se me está ocurriendo), amasamos y luego pasamos por el pan rallado de nuevo (al que se le puede poner, o no, un pellizco de pimentón), el rebozante que hayamos hecho (yo tenía easy egg y ahí qu ele di), pan rallado otra vez (o copos de patata otra vez) y a freír. Sobre una cama de patatas paja quedan que ni tintaos para mojar en la salsa o salsas que más te gusten (yo ofrecí a mis comensales un surtido formado por veganesa, salsa druídica, barbacoa, mostaza y ketchup). El ronroneo fue general.