Archivo de la categoría: Sin categoria

Veche merengada (V)

vechemerengada

Ingredientes:

– 1 litro de bebida vegeta de avellanas o almendras.

– 4 chucharaditas de sirope de arce.

– 1 peladura de limón.

– 1 rama de canela.

Elaboración:

Hacer una “leche” merengada vegana es tan fácil como poner a hervir un litro de bebida de almendras o avellanas con una ramita de canela, una peladura de limón y cuatro cucharadas de jarabe de arce. Llevarlo a ebullición, apagar el fuego, dejar enfriar, pasarlo por un colador a una botella de cristal y dejar en la nevera unas horas, luego se puede servir con canela espolvoreada. Está tan riquiliciosa que rechupitearás los bordezuelos del vaso como si de ellos manara el agua del oasis en que se ha bañado una ninfaunilla en pleno plenilunio.

Anuncios

Ensalada improbable (V)

ensaladadealmezastomatecebolletayalbahaca

Ingredientes:

– 1 tomate hermoso.

– 1/2 cebolleta.

– Unas hojas de albahaca.

– Un puñado de almezas encurtidas (como es muy improbable que tengas almezas encurtidas, puedes usar alcaparras).

– Aceite de olive virgen y sal al gusto.

Elaboración:

Esta deliciosa y original ensalada tiene la particularidad de que el 99.99999 % de la todos los seres humanos nacidos en todos los tiempos conocidos vivirá y morirá sin haberla probado. Por lo demás es tan sencillo como pelar y trocear el tomate, hacer lo mismo con la cebolleta, añadir las hojas de albahaca picadas, las almezas (si eres de ese 0,0000001 % que tiene almezas encurtidas, claro, si no tendrás que ponerle alcaparras), aliñar al gusto con el aceite de oliva y la sal (también le van especias como el tomillo, orégano, eneldo, e incluso un chorrito de vinagre de manzana) y a gozar de lo improbable.

Acelgas al ajillo (V)

acelgasalajillo

Ingredientes:

– 1 manojo de acelgas.

– 2 patatas.

– 5 ajos.

– 1 hoja de laurel.

– 1 trozo de pan migado.

– 1 cucharada de pimentón.

– 1 chorro de vinagre de manzana.

– 1 chorro de vino blanco.

– Aceite de oliva virgen.

– 1 chorrito de limón.

– Sal al gusto.

Elaboración:

Se cuece el manojo de acelgas troceado con dos patatas peladas y sal hasta que estén al dente, mientras tanto pelamos y laminamos 5 ajos, los sofreímos en aceite de oliva, cuando doren añadimos unos trocitos de pan duro, dejamos un par de minutos sin parar de remover y fuera del fuego añadimos una cucharada de pimentón dulce, un buen chorro de vinagre, y otro de vino blanco, removemos en su hervor y añadimos las acelgas con las patatas, tapamos y dejamos a fuego lento hasta que estén en su punto, en ese momento a mí me gusta añadirle un chorrito de limón.

Helado de plátano y chocacao (V)

heladodeplatanoychocolate

Ingredientes:

– 1 plátano.

– 1/2 aguacate (o un puñado de anacardos).

– 1 cucharadita de cacao en polvo.

– 1 chorrito de la bebida vegetal que más te guste (yo le puse de avellanas).

Elaboración:

Se mezclan todos los ingredientes en el vaso de batir y se le da candela (lo cual me hace pensar que también le iría bien un pellizco de canela) hasta que quede una crema fina y untuosa. Se pone un algún recipiente de cristal o barro, y al congelador para que helifique (palabra que me acabo de inventar).

Ajoblanco de anacardos al aroma de albahaca (V)

ajoblancodeanacardos

Ingredientes:

– 150 g de anacardos.

– 200 g de pan duro (o unas regañás).

– 2 dientes de ajo.

– 1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra.

– 2 chorritos de vinagre de manzana.

– 3/4 de litro de agua fresca.

– 3 hojas de albahaca fresca.

– Sal al gusto.

Elaboración:

Dejar los anacardos en remojo la noche anterior (si son crudos, si son tostados o fritos no es necesario), mezclar con el resto de los ingredientes y batir hasta que quede bien fino. Enfriar en la nevera hasta que se ponga a punto de nieve, rocío o escarcha, y tomarlo con los ojos cerrados para mayor deleite.

Nota: Si lo quieres hacer hiperfresquilicioso prueba a añadirle unos cubitos de melón. También le van que ni tintaos los triángulos de pepino y las bolitas de melocotón. Ah, y eneldo, la especia que mejor conjunta con el blanco.

Albóndigas de berenjenas con salsa de tomate (V)

albondigasdearrozconsalsatikamasalaIngredientes:

– 1 berenjena hermosa.

– 1 chalota.

– 1/2 lata de aceitunas negras sin hueso.

– 1 cucharada de aceite de oliva.

– 1 cucharada de levadura de cerveza.

– 1 cucharada de aglutinante (tapioca, harina de maíz, fécula de patata, lecitina de soja, agar agar…, el que tengas a mano y más te guste).

– 1/2 vaso de vino blanco.

– Perejil picado.

– Pan rallado (o el rebozado que más te guste).

– Sal, pimienta y finas hierbas (y/o las especias que más te gusten).

Salsa de tomate casera.

Elaboración:

Aunque la base puede ser tremendamente versátil y admite las verduras que más te gusten yo la hice solo con la cebolla y berenjena sofritas, una vez doradas añadí las finas hierbas, el vino blanco, la pimienta, y el resto de especias. Luego lo batí todo y le agregué una cucharada de aceite de oliva, el perejil, la fécula de patata, la levadura, un poco de ajo en polvo, formé las bolas, las rebocé y a freír en aceite de oliva bien caliente. También se pueden hacer al horno. Yo la acompañé con una salsa de tomate, pero le va que ni tintá una de champiñones, a la pimienta, a la mostaza, al oporto, salsa verde, la que más que más te guste.

Beans desmochufizadas (V)

beansdesmochufizadas

Ingredientes:

– 400 g de beans (las alubias más blancas que tengas).

– 2 cebollas.

– 2 zanahorias.

– 1 pimiento rojo.

– 2 tomate hermosísimo.

– 1 ajo cabezón.

– 1 puerro (opcional).

– 1 ñora o pimiento choricero (opcional, se puede sustituir por un poco de pimentón dulce).

– 1 cucharada de mostaza antigua.

– Pimienta, sal y finas hierbas al gusto.

Elaboración:

Los ingleses hacen la salsa por un lado y las beans por otro, pero menos laborioso hacerlo todo junto…, el resultado es el mismo o mejor. Las he llamado desmochufizadas porque en el Reino Unido, que suelen tomarlas para desayunar, a veces las hacen demasiado dulces, añadiendo mucho azúcar (en mi caso he preferido poner más verduras que desprenden dulzor, como el pimiento rojo, la cebolla y la zanahoria); y lo que es peor, aquello que es insano e innecesario: colesterol, grasas saturadas y crueldad (es decir, bacon). Así quedan mucho más ligeras, sabrosas y saludables, sobre todo cuando tienes unas alubias blancas tan ricas como las que me regaló mi amiga Isabel. El proceso no varía respecto a cualquier otra legumbre, se ponen en remojo la noche anterior y se cuecen a fuego lento con las verduras, las especias y la mostaza. Una vez que estén al dente las alubias se tritura la verdura bien fina, se añade el triturado a la olla y se dejan cocer al parsimonioso chup chup hasta que estén blanditas.

Nota: Si eres un poco capsicófago* y te gusta el picante, las puedes acompañar con una rica guindilla.

*Capsicófago: Comedor de guindillas. Por una especie de “masoquismo benigno” y endorfínica anestesia, la capsaicina, una sustancia endiabladamente picante ha esclavizado a 1/3 de la población convenciéndola de que “pain is good”. Mi amigo Suka, por ejemplo, es un ilustre capsicófago. La cosa es que “todas las moléculas que crean dependencia activan un área cerebral implicada en la gestión de mecanismos de recompensa, es la respuesta a estímulos como la comida, el agua, el sexo o la droga, cosas con las que el cerebro nos recompensa produciéndonos placer, y por lo tanto induciéndonos a repetir la acción, creando así una adición”.

bean

Y aquí Mister Bean, por si alguien aún no sabe cómo es un mochufo.

Veganesa de altramuces (V)

veganesadealtramuces

Ingredientes:

– 100 ml de bebida de soja sin azúcar.

– 100 ml de aceite de girasol.

– 1 puñado de altramuces.

– Sal, kala namak (opcional, solo si quieres que sepa a huevo) y un chorrito de limón.

Elaboración:

Ponemos todos los ingredientes en el baso de batir, llevamos la batidora hasta el fondo y a velocidad baja batimos sin mover hasta que vaya espesando, momento en que iremos subiendo lentamente y terminaremos subiendo la velocidad para que se integren bien todos los ingredientes y la veganesa tenga una textura y un espesor idóneos.

Nota: si te queda muy ligera puedes añadirle más altramuces, y si te queda muy espesa, un poco más de bebida de soja. Si no la has hecho nunca lo normal es que te pase una de esas dos cosas, pero como ves la solución es bien sencilla.

Nota 2: puedes hacer tantas veganesas como seas capaz de imaginar, de hecho yo nunca hago dos iguales, a veces cambio los altramuces por almendras, anacardos, avellanas, pipas…, o mezclo, otras veces le pongo alguna sal aromática, hierbabuena, eneldo, albahaca…, las combinaciones son casi infinitas. Y si quieres darle un toque más potente puedes hacer una aliolinesa con solo añadir un ajo y unas hojas de perejil o cilantro.

Currycane de berenjenas y setas con arroz basmati y rebozaditos de soja (V)

currycane1

Ingredientes:

– 9 ó 10 setas (las que más te gusten, yo puse shitake y champiñón).

– 1 berenjena.

– 1 puerro.

– 1 ajo.

– Unas habas y unos guisantes.

– Unos tomatitos cherry.

– Un bote pequeño de leche de coco.

– Un poco de caldo de verduras (lo que pida, yo le puse un vaso).

– Curry, jengibre, cúrcuma, pimienta, chili en polvo, sal, limón rallado y cilantro.

Elaboración:

Doramos en una sartén honda con tres cucharadas de aceite de oliva el puerro con el ajo, la berejenna y las setas troceados, agregamos también las habas, los guisantes y por último los tomates cherry. Cocinamos toda la verdura junta hasta que esté al dente, en ese momento añadimos la sal, la pimienta, el limón rallado, el chili (un buen pellizco si lo quieres currycane, yo lo hice al gusto africano, es decir, muy currycane), la cúrcuma, el cilantro y jengibre. Removemos para que se integre bien todo, ponemos el caldo y la leche de coco y dejamos que haga chup-chup unos minutos. Servimos con arroz basmati (o el que tengas).

Nota: Este plato esá dedicado a Ana, que hoy es su cumpleaños.

Nota 2: Es opcional, porque el plato ya es completísimo, pero yo le puse unos rebozaditos de soja para darle un toque crujiente y aligerar un poco el fuego vesubiano que le aporta el chili.

currycane2

 

Arroz con níscalos al estilo deChuslicioso (V)

arrozconniscalos

Ingredientes para 4 (Tiempo de elaboración, 1 h):

– 1 cebolla.

– 1/2 pimiento rojo.

– 1 tomate.

– 4 alcachofas (solo los corazones).

– un puñado de habas.

– un puñado de guisantes.

– 4 níscalos.

– 2 dientes de ajo,perejil, 1/2 vaso de vino blanco.

– Sal, pimienta, un poco de pimenton, cúrcuma, azafrán.

– 4 tazas de arroz.

– 8 tazas de caldo.

Elaboración:

Para el caldo de verduras le quedan muy bien las hojas duras de las alcachofas, puedes hacer el caldo con ellas y otras partes poco aprovechables como las partes duras del brócoli, algo de apio, nabo o las hojas del puerro, en fin cualquier caldo vegetal.

Corta la cebolla en trozos pequeñitos y sofríela un rato, cuando empiece a dorar échale el pimiento en trozos pequeños también, lo dejas unos minutos y luego añades el tomate (no hace falta pelarlo), en trozos pequeños, y lo dejas que se reduzca a fuego medio.

Mientras vas haciendo en el mortero un machado de ajo, perejil, sal y vino blanco. Lo agregas al sofrito y dejas que se evapore.

Cuando el sofrito ya va oliendo rico, vas añadiendo los níscalos, las alcachofas, habas, guisantes (pueden ser congelados), dejas unos cinco minutos, y ya está el sofrito.

Ahora sólo tienes que añadir el arroz, sofreír un poco y a continuación el caldo caliente y las especias (puedes ir probando el caldo para calibrar, recuerda que debe estar bastante sabroso, puesto que el arroz va a neutralizar el sabor). Son unos 20 minutos desde que echas el caldo, pero conviene ir probando y apagar un pelín antes de que se haga del todo. Una vez apagado dejar reposar 5 min tapando con un paño.

Muy importante: La medida de caldo es el doble que la de arroz. El recipiente debe ser una paella o una sartén grande y el fuego debe ser homogéneo por toda la superficie. La cuestión es que todo el arroz esté en contacto con el fuego, es decir, que quede una capa fina.

Nota: Receta de Chus Melchor, de ahí lo de deChuslicioso.

Nota2: Es obvio que la receta no es mía porque, 1: está explicada con detalle, esmero y elocuencia, y 2: yo le hubiera puesto aceitunas.