Archivo de la categoría: Trampantojos y otros

Yuba al zarajillo (V)

Ingredientes:

– 8 ó 10 lacitos de yuba por persona (puedes comprar la yuba en tiendas de comida asiática o por internet).

– 1 vaso de vino blanco.

– 1/4 de vaso de AOVE.

– 7 dientes de ajos.

– 2 hojas de laurel.

– Tomillo, romero, perejil, sal y pimienta negra.

– 1 buen chorro de limón.

Elaboración:

Dejamos la yuba en remojo toda la noche con el bicarbonato, una ver remojadas la lavamos bien, la escurrimos y la ponemos en el adobo que prepararemos con vino blanco, aceite, laurel, ajos, perejil, sal, pimienta, romero, tomillo y/o finas hierbas. Pasadas un par de horas se dora la yuba a fuego vivo en una sartén con aceite de oliva (yo lo aromaticé con ajo y laurel, se les añade el macerado hasta que se evapore, y finalmente el jugo limón.

Pastel Lékithos (V)

Ingredientes:

Para el puré de patatas:

– 2 patatas hermosas al vapor.

– 1/2 tacita de veche de soja.

– 1 cucharadita de margarina.

– 2 cucharaditas de levadura nutricional o de cerveza.

– Sal, pimienta, y nuez moscada al gusto.

Para el relleno:

– Tus verduras favoritas (yo le he puesto puerro, pimiento rojo, ajo, tomate, guisantes y aceitunas rellenas de pimiento)

– Tus condimentos favoritos (los míos son tomillo, romero, orégano, pimentón, pimienta, nuez moscada y sal)

– Tus caldos favoritos (yo le puese un poco de caldo de verduras (aunque vale agua), vino tinto (vale blanco) y salsa de druida (o no).

Elaboración:

Lekithos es un pastel hecho a base de verduras con legumbres (opcional, yo le he puesto guisantes, pero podrían ser otra legumbre o ninguna) y cubierto con puré de patatas.

Para el puré de patatas las cueces (yo las hice al vapor), machacas con el resto de intredientes (veche de soja, margarina, levadura nutricional y especias) y reservas.

Para el relleno se ponen en una sartén con aceite de oliva las verduras cortadas en brunoise, se doran, se añaden los guisante y las aceitunas, las especias, el vino, la salsa de druida y cuando reduzca todo, el caldo de verduras. Cuando se evapore el caldo se apaga y se pasa a una cazuela de barro, encima se coloca el puré de patata, se plasma el rostro Flotón el algarabín (prescindible aunque recomendable), y al horno una media hora a 200 grados, hasta que esté bien dorado.

Nota: Lo de Lékithos le viene porque es un plato con cara de algarabato griego al que le va como anillo al dedo el nombre de Flotón.

Nota 2: Por supuesto le van de perlas las setas. las berenjenas, el calabacín… incluso le puedes poner al relleno lentejas o soja texturizada…, la cocina intrépida, la cocina mejor.

Berenjenas chinas con salsa de ajo y almendras (V)

Ingredientes:

– 4 berenjenas chinas (o dos españolas).

– 6 setas shitake.

– Aceite, sal y pimienta.

Para la salsa:

– 5 ajos picados bien finos.

– Un ápice de jengibre.

– 3 cucharadas de salsa de soja.

– 1 cucharada de marmite y/o pasta miso (opcional).

– 1 cucharada de maicena.

– 1/2 vaso de agua.

– 1 chorrito de vinagre de arroz.

– 1 pizca de glutamato (opcional).

– 1 gotas de tabasco, salsa Valentina o algo picantón, como una cucharada de mostaza de Dijon).

– 1 puñadito de almendras fileteadas.

– 1 pellizco de pimienta (no necesita sal, pues la salsa de soja es bastante salada).

Elaboración:

Lo primero es cortar las berenjenas en tiras gruesas (de 2×7 quedan chévere). Las desamargamo metiéndolas en agua con sal media hora y luego las asamos con aceite, sal y pimienta. Por otro lado preparamos la salsa, para la que doramos los cinco ajos bien picados y el jenjibre en aceite de oliva. Diluimos en el agua el resto de los ingredientes (3 cucharadas de salsa de soja, 1 cucharada de maicena, una pizca de glutamato, salsa de druida o marmite, vinagre de arroz, unas gotas de tabasco, una cucharadita de mostaza de dijon, unas almendritas fileteadas y pimienta), y lo agregamos a los ajos y el jengibre. Finalmente salteamos el sithake conrtado en tacos con un poco de aceite de sésamo (o de oliva, si no tienes), añadimos las berenjenas asadas, maridamos unos minutos para que se integre bien todo, y a la mesa.

Rollitos de “vegamón york” (V)

Ingredientes:

– 1 tazas de arroz cocido.

– 1 taza y 1/2 de caldo de verduras (o agua, si no tienes, yo agregaré al agua sazonador para fajitas sabor barbacoa y un poco de salsa de druida o tamari).

– 2 cucharadas de aceite de girasol.

– 2 cucharaditas colmadas de fécula de maíz (maicena).

– 2 cucharaditas colmadas harina de tapioca (también conocida como mandioca o yuca).

– Un trocito juicioso de remolacha para darle color (betabel la llaman en América).

– 1 cucharadita de sal rosa del Himalaya.

– 1 chorrín de humo líquido (opcional, yo, como no tenía usé la salsa de druida y el sazonador para burritos y fajitas con toque barbacoa [que ya incorpora el aroma a humo]).

Elaboración:

Se ponen en la procesadora todos los ingredientes y se baten bien finos, sin grumos. Mientras tanto vamos aceitando la bandeja de horno, colocamos un papel vegetal encima, que también engrasaremos ligeramente, extendemos sobre el papel vegetal una lámina (muy fina) del vegamón, y lo horneamos unos 15 minutos a 200 grados con el horno precalentado.

Nota: Ideal para hacer bocatas, sandwich mixtos, o enrolladitos rellenos de veso de papa, brotes de berro, rúcula, espinacas….

Wellintong de hojaldre y champiñones (V)

Ingredientes:

Para los hongos:

– 4 hongos portobello o champiñones normales hermosos.

– 4 dientes de ajo picados.

– 1 cucharada de tomillo.

– 1 cucharada de romero (finamente picado).

– Aceite de oliva, sal y pimienta.

Para el relleno de nueces y castañas.

– Rociar con un poco de aceite de oliva.

– 1 cebolla morada grande (finamente picada).

– 1 cucharada de romero fresco (finamente picado).

– Sal y pimienta.

– 1 taza de vino blanco.

– 1/2 cucharada de azúcar morena.

– 2 tazas de castañas (yo le puse 10).

– 2 tazas de nueces (yo le puse 10).

– 1 trocito de pan sin semillas.

– 1/2 taza de caldo de verduras (o de salsa de druida).

Para hacer el Wellington:

– 2 láminas de masa de hojaldre (te sobrará).

– 1/2 taza de leche de soja (para untar en el hojaldre).

Elaboración:

Lo primero es poner los champiñones en una bandeja para horno, aliñamos con un chorrito de aceite de oliva, esspolvoreamos con el romero, el tomillo, la sal, la pimienta y añadimos el ajo picado por encima.

Horneamos a 200 ℃ 15 minutos y una vez que estén listos, dejamos enfriar mientras elaboramos el resto del plato.

En una sartén con aceite de oliva ponemos a pochar la cebolla, cuando esté dorada agregamos las especias (romero, tomillo, sal, pimienta y rehogamos a fuego lento hasta que empiece a pegarse. En ese momento ponemos el vino, el azúcar moreno (o panela, o blanco si no tienes) y dejamos que caramelice. Opcionalmente, para darle más potencia de sabor y mejorar la textura, aquí se pueden poner también unas aceitunas rellenas de pimiento bien picaditas y/o un poco de soja texturizada menuda y remojada previamente en agua con tamari (o de soja, o marmite).

Por otro lado ponemos las castañas, las nueces y el pan en un procesador de alimentos o batidora y lo molemos. Añadimos la mezcla el recipiente de vidrio con las cebollas y le agregamos el caldo de verduras (o marmite diluido) poco a poco. Removemos hasta que se apelmace y quede una especie de apetecible plastilina. Colocamos una capa de 1 cm de espesor de la mezcla sobre una hoja de masa de hojaldre (colocada en una bandeja para hornear), ponemos encima los champiñones y cubrimos con el resto de la mezcla de nueces y castañas, alisándola con la mano. Colocamos con cuidado la segunda hoja de masa quebrada sobre la parte superior… Cortamos los bordes de la masa con un cortador de pizza (o un cuchillo muy afilado) y quita el exceso (usa esto para cortar formas para decorar tu Wellington), sellamos los bordes con un tenedor. Decoramos el Wellington (si nos apetece, claro) con formas que recortes del hojaldre y hacemos unos agujeritos de ventilación con el tenedor. Horneamos a 200 ℃ durante 40 minutos (echándole un ojo de vez en cuando para que no se queme). Usa vez horneado lo podemos cortar en rodajas con un cuchillo de pan y servirlo con la salsa que más te guste (yo le puse una de champiñones, que lleva solo cebolla y ajo bien picados, que pochamos en aceite de oliva, añadimos los champiñones en láminas, una pizca de harina, tomillo, pimienta sal y un buen chorro de salsa de druida [si no tienes salsa de druida vale un chorro de tamari o vino blanco]…, se deja reducir y lista la salsa) y/o la guarnición que más te guste (le van que ni tintás unas patatas al horno, glaseadas* o conceptuales.

* Patatas al horno: ponemos tres patatas (con piel o no, yo las prefiero con, la piel ayuda a mantener la jugosidad) chascadas en pedacitos juiciosos y puestas en cazuela de barro, aderezamos con un buen chorraco de aceite, pimienta, sal, tomillo, romero, orégano, ajo en polvo, pimentón, mezclar bien todo y al horno a 200 grados una media hora. Yo puse un cuenco con agua al lado de la cazuela para que no se quedaran demasiado secas y mantuvieran la humedad.

Para glasear unas patatas solo hay que cocerlas, cortarlas en trozos y freírlas en mantequilla con una pizca de azúcar. Una guarnición rica y sencilla.

Nota: receta inspirada (aunque muy personalizada) en https://www.bosh.tv/recipes/portobello-mushroom-wellington

Tofu frito con salsa de cacahuetes y arroz basmati al vapor (V )

Ingredientes:

– 1 bloque de tofu duro.

– 1 cebolla.

– 3 ajos.

– 6 champiñones tersos y duritos.

– 4 cucharadas de mantequilla de cacahuete (también valdría tahini).

– 3 cucharadas de tamari o salsa de soja.

– 1 cucharadita de cebollino (si no tienes le puedes poner lo verde de una cebolleta, como hice yo).

– Aceite de oliva, sal y pimienta.

Elaboración:

Hay que cortar el tofu en taquitos (entreverados, ni enormes, ni diminutos) y se pone a freír en aceite de oliva a temperatura media-alta. Llevará un ratín hasta que se dore bien, así que mientras tanto, en otra sartín con un chorrito de aceite de oliva ponemos la cebolla cortada en juliana a caramelizar, añadimos los ajos bien picados una vez que la cebolla esté dorada, y finalmente los champiñones en láminas. Dejamos que rehogue y maride unos minutos, salpimentamos, ponemos el tofu (que ya estará bien frito) a escurrir en papel de cocina. Una vez que haya drenado el exceso de aceite lo añadimos a la sartén con la cebolla el ajo y el champiñón y mezclamos bien. Por otro lado diluimos la mantequilla de cacahuete en un vaso de agua caliente y lo añadimos a la sartén con el resto de los ingredientes, agregamos un poco más de agua (hasta cubrir el tofu), la salsa de soja y el cebollino. Probamos para ver si necesita un poco más de sal, rectificamos si es necesario, le damos candela y cuando se ponga a hervir lo bajamos al mínimo, donde lo tendremos unos 10 minutos.

Por otro lado hacemos el arroz basmati al vapor (importante lavarlo bien antes y dejarlo en remojo un buen rato), y a la mesa.

Nota: Receta inspirada en “Sinreceta” (https://www.cocinasinreceta.com/receta/tofu-en-salsa-de-cacahuete/)

Nota 1: Yo, de mi natural, le puse un puñadito de cacahuetes pelados y tostados pensando que le iba a dar un toque molón…, y se lo dio

Tortillas mexicanas al estilo inglés (V)

Ingredientes:

– 1 batata.

– 2 tomates.

– 300 g de frijoles cocidos (o una latita pequeña)

– Aceite, sal y especias al gusto.

Para las tortillas ver la nota del final.

Elaboración:

La primera parte lleva un sofrito de batata, tomate (cortados en cuadraditos…, para realzar el sabor se pueden hacer asados) y frijoles, especiados al gusto (ajo en polvo, tomillo, pimienta, orégano, finas hierbas, comino, cúrcuma, curry, preparado para burritos…, lo que más te guste) y con un toque picante de cayena o salsa Valentina, se acompaña como una ensaladita fresca de tomate, cilandro, lima y tal (opcional), y finalmente guacamole con su tomatito, cebolleta y pimiento picados (recomendabilísimo). De la cazuela a la tortilla y de la tortilla a la boca.

Nota del final: Lo más sencillo es comprar las tortillas ya hechas (también se puede usar pan de pita), pero si las quieres hacer (yo las hice) es tan fácil mezclar 250 g de harina de trigo, 100 ml de agua, un chorrito de aceite de oliva y sal hasta que quede una masa blandita y elástica…, la amasas un poco untándote las manos con aceite, haces unas bolitas y en una sartén al fuego, colocas el culo de una olla aceitada, dejas que se caliente un poco, pones la bola en la sartén, la aplastas con el culo de la olla aceitada, y en cero coma tienes una tortilla pluscuamperfecta lista para ñam ñam.

Patatas asadas al aroma de romero con alioli de judías blancas y anacardos (V)

Ingredientes:

– 4 patatas medianas.

– Sal, aceite, pimienta, orégano, romero.

Para el Alioli de judías:

– 100 g de judias blanca cocidas (de bote, no te compliques).

– 1 dientón de ajo.

– 1 puñadito de anacardos (o almendras, o avellanas…)

– 1 chorrito juicioso de limón.

– 1 cucharada de AOVE.

– 2 cucharadas de levadura nutricional o de cerveza (o una y una).

– 1 cucharada de agua.

Elaboración:

Rajamos las patatas al medio, las sazonamos con las especias, el aceite, el romero (opcionalmente les puedes poner también una rodajita de tomate, le va que ni tintao). Las metemos al horno media hora a 180 grados, tapadas con papel de aluminio, que luego quitamos y dejamos 10 minutos más, hasta que estén tiernas. Una vez que estén en su punto sacamos, agregamos el alioli, y a zampar.

Para el alioli solo hay que poner todos los ingredientes en el vaso de la batidora y darle candela hasta que quede bien fino y untuoso.

Nota: Yo, por mi cuenta y riesgo, le añadí perejil y una pizca de kala namak, y quedó chupilusqui.

Nota 2: Para acomodar las patatas las puse sobre una cama de berenjena blanca nariguda.

Redondo de seitan al cava con salsa de setas (V)

Ingredientes:

Seitán casero.

– El relleno que más te guste (yo le puse champiñones, aceitunas, cebolleta y especias, pero si quieres lucirte prueba con un relleno de ciruelas pasas, dátiles, avellanas, almendras, anacardos, castañas cocidas, cebolleta y especias…)

-1 vaso de cava o vino blanco.

– Aceite de oliva, pimienta y sal.

Para la salsa unos champiñones, cebolla, 1 vaso de cava o vino blanco y salsa de druida (marmite diluido en agua) o tamari.

Elaboración:

Una vez que tenemos la bola de seitán lo estiramos con el rodillo hasta hacer una lámina más o menos rectangular (al principio parece un poco indomable, porque el seitán es elástico, pero poco a poco se va doblegando), lo rellenamos, lo embridados (o si eres mañoso, con envolverlo cuidadosamente vale), lo llevamos al horno en una cazuela de barro, le ponemos el cava o vino blanco, un chorrito de aceite y en unos 45 minutos (depende del tamaño y el horno) a 180 grados lo tenemos listo para servir.

Para la salsa de champiñones pochamos la cebolla, añadimos los champiñones, el vaso de cava o vino blando y al final, cuando ya esté cocinado y con el fuego apagado, la salsa de druida. Podemos añadir un poco de harina de maíz diluída en agua para espesar la salsa si queda muy ligera.

Seitán encebollado con alioli al estilo burgalés (V)

seitanencebolladoconalioli

Ingredientes:

– 300 g de seitán casero (o comprado).

– 1 cebolla hermosa.

– 1 ajo.

– 1 chorrito de salsa de druida, marmite diluido en agua o tamari.

Alioli vegano (casero o comprado).

– Aceite de oliva, una hoja de laurel, sal y pimienta.

Elaboración:

Se corta el seitán en lascas finas (en una mandolina, o a cuchillo si lo tienes de acero valyrio), mientras tanto vamos dorando la cebolla cortada en juliana en una sartén con aceite de oliva. Por otro lado ponemos el ajo bien picado en otra sartén con una hoja de laurel, añadimos el seitán en lascas, doramos, apagamos, ponemos el chorrito de salsa de druida (o marmite diluido, o tamari, o salsa de soja) y reservamos. Cuando la cebolla esté bien doradita mezclamos con el seitán y servimos todo con alioli vegano.

Nota: Esta misma receta se puede hacer aún más rica y sencilla añadiendo en la misma sartén con un poco de aceite de oliva la cebolla cortada en juliana, unas láminas de champiñón (o la seta que más te guste), y cuando empiecen a dorar el seitán cortado en lascas…, aderezamos con sal, pimienta, y bien de salsa de druida, y finalmente acompañamos de un rico alioli de anacardos y pipas. Me lo acabo de comer y me ha parecido una experiencia cuasiorgásmica.