Archivo de la categoría: Trampantojos y otros

Ahumaditos de tofu (V)

ahumaditosdetofu

Ingredientes:

– 1 bloque de tofu duro.

– Aderezo para marinar (aceite de girasol, vinagre de arroz o manzana, marmite diluido [si tienes, que deberías], tamari o salsa de soja, ajo y cebolla en polvo, pimientas negra y blanca, pimentón ahumado, un chorrito de sirope de arce… Si se te ocurre algo más, no te cortes, pónselo. Yo le puse tomillo salsero y finas hierbas).

Elaboración:

Cortamos el tofu duro en láminas lo más finas posibles, preparamos el aderezo con el resto de los ingredientes, y los sumergimos en él. Dejamos marinar al menos una noche y luego secamos en horno sobre un papel vegetal…

[Inciso]: te contaré un secreto, pero no se lo chives a nadie, por fi. Yo el toque ahumado, en lugar de con humo líquido, se lo di con unas berenjenas que carbonicé (sin querer, claro, soy despistado, pero no idiota) sobre el papel vegetal. Aproveché ese intenso aroma a humo berenjenero para, ya con el horno apagado, aunque caliente, deshidratar los ahumaditos… [Fin del inciso].

Una vez deshidratados y ahumados, se pasan por la sartén con un poco de aceite de oliva virgen a fuego fuerte hasta que se queden doradísimos. Si te parece buena idea los puedes regar con un poco del marinado, que es una bomba atómica de sabor.

Nota: Si te da mucha pereza el deshidratado, sáltatelo y a la sartén con ellos, que tampoco hay que ser tan obediente.

Nota 2: El caldito del marinado va que ni tintao para aderezar otros platos…, seitán, verduras a la plancha o al horno, heura o unas patatas fritas…

ahumaditosdetofuotofumados

Pizza Fragaria (V)

pizzafragaria

Ingredientes:

Para la masa:

– 6 cucharadas de harina (la que tengas).

– 1 chorrito de aceite.

– 1 pizca de sal.

– El agua que pida (hasta que quede una masa elástica y que no se pegue).

– Opciones creativas. Yo le puse orégano, un poco de tomate casero y, sé de buena tinta, porque me lo ha soplado una musa, le va que tintás unas aceitunitas negras muy bien picadas. Ahora mismo se me está ocurriendo ponerle el líquido de las aceitunas negras en lugar de agua, o mitad y mitad…, ya veré.

Para ponerle por encima:

Salsa de tomate casera.

– Champiñones laminados.

– Aceitunas negras.

– Especias al gusto. Para mi gusto las que mejor le van son: orégano, ajo en polvo, cebolla en polvo y pimienta negra.

Elaboración:

Ponemos las 6 cucharadas de harina en un cuento, hacemos un cráter estromboliano, agregamos chorrito de aceite de oliva, una pizca de sal, y agua (o, si te atreves, un poquito del líquido de las aceitunas negras) hasta darle una textura que no se pegue. Amasamos hasta que no le quedes grietas y dejamos reposar al menos media hora (puedes enriquecer la masa con un poco de orégano, tomate frito casero, trocitos de aceituna negra bien picada…) Una vez reposada la masa, la ponemos sobre una tabla espolvoreada con harina y la estiramos a tope (el truco es estirarla muy fina para que quede bien crujiente). Una vez bien estirada la ponemos sobre un papel de hornear sobre la bandeja del horno, añadimos la cobertura (salsa de tomate casero, aceitunas negras y champiñones fileteados; de especias orégano, ajo, cebolla en polvo, y pimienta. Agregamos al final un chorrito de aceite de oliva virgen y 25 minutos al horno a 200 grados.

Nota: Concretamente esta pizza queda mejor sin veso. Lo que si le iría bien, se me está ocurriendo, son unas alcaparras.

Nota 2: ¿Por qué fragaria…? Por la forma, que salta a la vista antes que a la boca… 😉

pizzafragaria1

 

Amorfortilla de patatas express (V)

tortillaamorfiliciosaen8minutos

Ingredientes:

– Una bolsa de patatas fritas con sabor a huevo (si no tienes le puedes poner de las normales, y en todo caso añadir un pelín de kala namak, como hice yo…, pero tampoco tienes kala namak, nada, no problemo).

– Bebida de soja sin azúcar (lo que te pida la mezcla).

– Harina de garbanzos (o algún preparado tipo easy egg).

– Cebolla frita o deshidratada.

– Aceite de oliva (un chorrito para engrasar la sartén).

Elaboración:

Se bate la harina de garbanzos (o easy egg, si le pones harina de garbanzos le puedes añadir un chorrito de vinagre de manzana y un poco de bicarbonato para que no sepa a crudo, o bien mezclarla con harina de maíz) con la bebida de soja (o nata de soja, la cantidad es a ojo, cuando tenga la textura untuosa del huevo batido, es que esta perfecta), se añaden las patatas fritas machacadas y la cebolla frita, se remueve hasta integrar bien todo, y a la sartén dos o tres minutos por cada lado. El proceso no lleva más de ocho minutos. Si te apetece le puedes añadir especias al gusto (yo le puse un poco de ajo en polvo y pimienta), sobrasada vegana, perejil, setas, algún veso…, lo que más te guste.

Nota: Sí, ya sé que no es redonda, pero es que últimamente estoy por romper moldes y variar geometrías, así que… ¡Abajo la redondez…! ¡Viva lo amorfo…! Sobre todo si está amorficilicioso. Y como todo lo amorfo es pareidólico, yo en esta amorfortilla me veo reflejado…, es el contorno del “cabesorro” (que diría mi madre) que se me ha quedado después de la cuarentena…, eso, o  un arbolillo de brócoli amarillo, no sabría decir.

Ajoarriero vegano, o atascaburras (V)

ajoarrieroatascaburras

Ingredientes:

– 2 patatas hermosas.

– 3 ajos.

– 3 cucharadas de aceite de oliva.

– Sal al gusto.

– 1 trocito de alga nori (para darle el toque marino que sustituya al bacalao. Opcionalíiiiisimo).

– Nueces y kala namak (en algunos sitios le ponen nueces y huevo, este último se puede sustituir por un poco se sal negra del Himalaya, también llamada kala namak. Opcional).

Elaboración:

Cocemos las patatas hasta que estén bien blanditas y las dejamos enfriar. Por otro lago ponemos los tres ajos enteros a sofreír en un poco de aceite de oliva, y cuando doren los llevamos al mortero para machacarlos con un poco de sal. Machacamos también las patatas, mezclamos con el ajo y vamos añadiendo el aceite de oliva hasta que quede una pasta untuosa. Si decidimos ponerle el toque marino con el alga basta con cocerla en agua y añadir un poco a la mezcla. Yo decidí no ponérselo, aunque sí usé un poco de kala namak para darle un toque azufrado y unas nueces para adornar. Se sirve frío y se unta con regañás, palitos, pita, tostas… Es ideal para ponerlo en el centro de la mesa como aperitivo.

Tortitas de patata y perejil (V)

tortillasdepatatayperejilalhorno

Ingredientes:

– 2 patatas ralladas.

– 1 rama de perejil picado.

– Sal al gusto, pimienta negra, ajo y cebolla en polvo.

– Aceite de oliva.

Elaboración:

Rallamos las patatas y escurrimos el exceso de agua, agregamos el perejil picado y aderezadas con sal, pimienta negra, ajo y cebolla en polvo. Se pueden hacer en la sartén con un poco de aceite de oliva en forma de tortitas y dorando bien por ambos lados, o bien al horno (yo las hice al horno).

Nota: Con un revuelto de tofu y espárragos es un plato redondo, pero acompañan bien casi todo, yo las puse con una hamburguesa de lentejas.

Hamburguesa de lentejas, verduras y cilantro (V)

hamburguesadelentejas

Ingredientes:

– 1 bote de lentejas cocidas.

– 1 cebolla.

– 1 zanahoria.

– 1/2 pimiento rojo

– 1 pimiento verde.

– 1 calabacín.

– Pan rallado (o similar, si hiciera falta para darle consistencia).

– Cilantro, pimienta negra, sal y aceite de oliva.

Elaboración:

En una sartén grande ponemos el aceite de oliva con la cebolla picada, un poco de sal, zanahoria, pimiento verde, pimiento rojo y calabacín. Pochamos bien y añadimos las lentejas cocidas y escurridas. Removemos bien todo. Añadimos la pimienta y el cilantro. Lo sacamos a un bol y lo mezclamos todo bien con la mano (añadimos el pan rallado si fuera necesario, es importante que quede bien consistente para que no se deshaga). Al frigo para que se enfríe, se dan forma a las hamburguesas y, o bien se pasan por pan rallado y a la sartén (con poco aceite y a fuego medio alto), o bien al horno para que pierdan más humedad y queden bien duritas (aunque algo menos pluscuamsabrosas).

Nota: Puedes acompañar la hamburguesa con el pan que más te guste y rellenarla con mil cosas: rúcula, cebolla caramelizada, tomate, pepinillos, aguacate, lechuga, veganesa, ketchup, mostaza, champiñones, queso vegano, etc…

Empanadillas de la luna decreciente (V)

empanadillasdetexturizadaaceitunasalcaparrasyvesoazul

Ingredientes:

-Obleas de empanadilla veganas (las tienes en muchos sitios, pero también puedes hacer tu propia masa).

-Soja texturizada menuda.

-Aceitunas rellenas de pimiento.

-Salsa de tomate casero.

-Alcaparras.

-Veso azul (o algún otro veso vegano – opcional)

Elaboración:

Rehidratamos la soja texturizada, pasada media hora la escurrimos bien, la enharinamos un poco y la sofreímos en una sartén con aceite de oliva. Cuando empiece a dorar añadimos las aceitunas, las alcaparras, la salsa de tomate y, si le pones, el veso. Cocinamos unos minutos y mezclamos bien, dejamos atemperar, rellenamos las obleas con esta masa y al horno, o bien fritas, como prefieras.

Nota: En mi caso, la salsa de tomate casero llevaba cebolla, pimiento, ajo, especias…, así que no añadí más, pero si usas una salsa de tomate de bote, puedes enriquecerla con las especias que más te gusten.

Las he llamado así porque tienen una acusada tendencia a decrecer en cuanto se les puede hincar el diente sin quemarte la lengua.

Tofurtilla de patatas al horno (V)

tofurtilladepatatasalhorno

Ingredientes:

– 2 patatas hermosas.

– 1 cebolla mediana o una cebolleta.

– 400 g de tofu.

– 50 ml de veche (soja, avena, almendras… la que más te guste).

– 2 ajos y un puñadido de perejil.

– 1 cucharada sopera de harina de maíz.

– 1 sobrecito de levadura.

– Sal y pimienta al gusto.

– 1 pizca de kala namak (sal negra del himalaya… Opcional).

Elaboración:

Se fríen las patatas y la cebolla como para una tortilla normal. Por otro lado batimos, el tofu (bien escurrido), la veche, el ajo y el perejil, la harina de maíz y el resto de los ingredientes. Escurrimos y agregamos las patatas y la cebolla. Ponemos la mezcla en un molde redondo (untado de aceite), apretamos bien, para que quede compacto. Al horno unos 25 ó 30 minutos a unos 180 grados. Se puede acompañar con una veganesa, alipioli, o la salsa que más te guste, a mí me encanta con un poquito de mostaza de Dijon.

“Ternura” con bambú y setas (V)

ternuraconbambuysetas

Ingredientes:

– 1 bloque de seitán.

– 1 bote de bambú.

– 8 champiñones.

– Aceite de oliva, aceite de sésamo, un chorrín de tamari o salsa de soja y especias al gusto (yo le puse pimienta y ajo en polvo).

Elaboración:

Cortamos el bambú en tiras y los champiñones en láminas (el bambú ya viene en su formado dentro de la lata, si lo haces con bambú deshidratado mejor tiras finas). Sofreímos todo en aceite de oliva hasta que dore y esté al dente, añadimos las especias, el jugo del bote de bambú, dejamos que reduzca un poco y al final, con el fuego ya apagado, un chorrito de tamari o salsa de soja. Este plato no necesita sal, ya que el jugo del bote de bambú y el tamari ya son salados. Bon ñampetit.

Nota: Yo le puse champiñones, pero igual de bien, o mejor, le va el shitake, unos boletus, o la seta que tengas.

Bocaditos de mar (V)

bocaditosdemar

Ingredientes:

– 2 cucharadas de harina de garbanzos.

– 1/2 taza de aquafaba (o agua a secas, sin faba).

– Sal, vinagre, bicarbonato y kala namak (para el trampanhuevo).

– 1 ajo requetehermoso.

– 1 buen puñado de perejil fresco.

– Un poco de alga nori tostada.

– Pan rallado (o levadura de cerveza, o rebozante chino para frituras, o lo que más te guste)

– Un chorrito de tamari, salsa de druida o tamari.

– Aceite de oliva para freír los bocaditos.

Elaboración:

Ya he colgado alguna receta parecida de panecillos para acompañar potajes, pero estos “bocaditos de mar” me han quedado tan chachipiruliciosos que no me resisto a compartirlos. Para hacer la masa lo primero es hacer el trampanhuevo con la harina de garbanzos, el vinagre, el bicarbonato y, si se tiene aquafaba, de lujo, y si no un poco de agua…, toque de sal, un ajote bien picado, perejil, pan rallado (o, levadura de cerveza, o, si tienes el rebozachino para darle un toque marino, ideal), un chorrito de salsa de druida o de soja, un poco de alga nori (previamente pasada por la vitrocerámica para que se tueste y desprenda un inmenso aroma a mar), y a freír en aceite de oliva bien caliente (rebozado en el rebozante que tengas, o no, dependiendo de lo consistentes que tenga la masa).