Paté de champiñones y nueces al ron (V)

patechampinon

Ingredientes:

– 8 ó 10 champiñones hermosotes.

– 1 cebolla roja (chalota).

– 2 dientes de ajo.

– Un puñadito de nueces, un chorrito juicioso de ron, aceite de oliva, sal y pimienta.

Elaboración:

Se sofrían la cebolla, el ajo y las nueces, cuando están pochadas se añaden los champiñones, y cinco minutos después, el ron, se deja reducir, se pone todo en el vaso de batir y se le da caña hasta que quede una textura de paté fino.

Nota: Yo le puse un poquito del aceite donde macero tomate seco y como soy muy hierbero un pellizco de orégano. Es un paté que va genial para comer con regañás, o para hacer huevos rellenos vegetarianos.

Anuncios

Taboulé (V)

taboule

Ingredientes:

– 200 g de cuscús (sémola de trigo).

– Dátiles, pasas, orejones, frutos secos, hierbabuena, aceitunas, tomate, pimiento rojo y verde, aceite de oliva, limón, agua, sal, pimienta y lo que más te guste (si andas con los gustos un poco indecisos en la elaboración te doy algunas ideas).

Elaboración:

En un bol mezclamos los 200 gramos de sémola de trigo (cuscús) un buen chorro de aceite, el zumo de medio limón, hierbabuena picada, sal, pimienta y agua. Esta es la base mínima, si fuera una pizza sería la margarita, luego solo tienes que añadirle lo que más te guste. Le van cantidubi los dátiles, orejones, pasas, los frutos secos (todos), hortalizas frescas (tomates, pimientos, cebolletas…), aceitunas, alcaparras, altramuces…, y si tienes el día aventurero atrévete con los toques ácidos y frutales (naranja, melón, mango, aguacate, jengibre, cilantro…) Una vez que has elegido y puesto juntos todos los ingredientes, se mezcla todo, se pone aproximadamente un vaso de caldo de verduras (o agua, si no tienes), se deja macerar media hora y a gozar.

Nota: Nunca hago dos iguales, el taboulé de la foto (que estaba de rechupete) lleva el caldo para hacer cuscús (resulta de cocer calabaza, calabacín, zanahoria, puerro, nabo y apio con un poco de canela y curry), frutos secos variados, tomate, pimiento (rojo y verde), pasas, orejones, cilantro, pimienta, aceite sal y limón.

Berenjenas fritas con salmorejo

berconsal

Ingredientes:

– 1 berenjena hermosa.

Salmorejo.

– Aceite para freír y sal.

Elaboración:

Desde que lo probé por primera vez en Córdoba (imposible olvidar que fue en casa de la madre de Puri) siempre que hago salmorejo aprovecho para ponerlo con berenjenas rebozadas y fritas…, no hay matrimonio más sabroso y mejor avenido (también le va la salsa de gorgonzola, pero como diría Ende, esa es otra receta y ya la contaré en otra ocasión). Aquí la madre del cordero está en conseguir que las berenjenas no absorban demasiado aceite al freírlas (con lo que también se pueden hacer al horno, no son tan sabrosas, claro). Yo lo que hago es corlar las lonchas de berenjenas muy fina, y una vez rebozadas con huevo y harina freírlas en aceite muy caliente durante muy poco tiempo, luego escurrirlas bien en papel adsorbente y finalmente fingir cuando las como que me han quedado tan ricas como las de la madre de Puri. Todo se andará.

Salmorejo cordobés

salmorejocordobes1

Ingredientes:

– 4 tomates bien rojos.

– 1/2 barra de pan duro.

– 1/2 vaso de buen aceite de oliva virgen.

– Unas gotas de vinagre.

– 1 ajo hermoso.

– 1 yema de huevo (opcional, si lo quieres vegano pasa del huevo).

– Sal y comino.

Elaboración:

Para mí uno de los platos veraniegos más ricos y fáciles de preparar. Hay muchas variantes, pero mi receta, que conseguí obtener de una abuela cordobesa tras mucho suplicarle que me la diera, es como sigue: En un recipiente lo suficientemente grande se ponen kilo y medio de tomates rojos bien maduros, media barra de pan duro, un ajo grandecito, 1/2 vaso de aceite de oliva virgen, unas gotitas de vinagre, comino, sal y la yema de un huevos duro (opcional). Se bate todo a conciencia, se prueba de sal, y si te mola lo adornas con trocitos de huevo duro. Lo importante es que los tomates y el aceite sean buenos, me dijo la abuela cordobesa, después de dos manzanillas…, y  una vez que me reveló el secreto se le soltó la lengua y me largó del tirón todo la receta adornada con jugosas anécdotas familiares, algunas bien picantes, por cierto.

Nota: Con el tiempo he comprobado que le van de lujo los frutos secos (especialmente las almendras), pero neutralizan bastante el toque del ajo, con lo que habría que ponerle unos o dos dientes más.

Pisto zamorano a la provenzal (V)

pistozamorano

Ingredientes:

– 1 cebolla.

– 1 pimiento verde.

– 1 calabacín.

– 1 tomate.

– Ajo, aceite y sal.

Elaboración:

Uno de los pistos más ricos que he probado en mi vida. Lo hizo y me dio la receta mi buena amiga Reyes, mujer sin par, poliédrica y multizodiacal. El caso es que ella, zamorana, aunque afrancesada, fusionó ambas cocinas de la siguiente manera: primero se aprovisionó de verduras frescas de la huerta zamorana, y luego las preparó a la francesa, concretamente a la provenzal, es decir, cocinó los ingredientes uno a uno y por separado (primero la cebolla, luego el pimiento,  el calabacín, el tomate y el ajo), friéndolos lentamente, como para hacer ratatouille. Una vez fritos la cebolla, el pimiento, el calabacín y el tomate, se mezcla todo, se le da el punto de sal y se añade el ajo, que  según ella tiene que ser poco para luego cocerlo todo lentamente.

Como anécdota anotar que la autora de la receta, aquí presente mientras escribo estas palabras, cuando le digo que esta receta es suya, me dice que se la tengo que pasar. Lo dicho, una mujer sin par.

Rosquillas francesas

rosquillasfrancesas

Ingredientes:

– 500 gr de harina.

– 3 huevos.

– 150 gramos de margarina.

– Anís y sal.

– 150 gramos de azúcar.

– 1 sobre de levadura.

– Ralladura de 1 naranja.

– Aceite de oliva (para freír).

Elaboración:

Se pesan y mezclan todos los ingredientes hasta obtener una masa más o menos compacta, que no se pegue, y luego se fríe en aceite de oliva bastante caliente, si no han quedado muy dulces se pueden espolvorear con asucal, mi amol.

Mojo andaluz (V)

mojo

Ingredientes:

– 1 lata de tomate entero pelado de kilo.

– 1 naranja.

– 1 cebolleta.

– 1 lata de maíz dulce.

– 1 bolsa de aceitunas sin hueso.

– 1 puñado de nueces.

– Sal, pimienta, finas hiervas (u orégano), vinagre y aceite.

Elaboración:

Yo le llamo así porque me pongo ciego a mojar, pero en realidad es una ensalada muy andaluza a base de tomate (importante, tiene que ser tipo pera, de lata de kilo) troceado y mezclado con una naranja en cubos, maíz, cebolleta, nueces, aceitunas verdes sin hueso en rodajas (o enteras), sal, pimienta, finas hierba (u orégano…, o no), vinagre y aceite. Es de largo mi ensalada favorita.

Salsapringue

salsapringue

Ingredientes:

– 1 lata de aceitunas negras sin hueso.

– 2 tomates secos en aceite.

– 1 ajo mediano de la Comarca.

– 1 puñado de anacardos.

– 2 hojas de albahaca, orégano, sal y aceite de oliva.

– Alcaparras para adornar (o no).

Elaboración:

La salsapringue es una sabrosa olivada a base de aceitunas negras (sin hueso, no vayáis a fundir la batidora, como me pasó a mi en cierta ocasión). A las aceitunas les ponemos, un par de tomates secos en aceite de oliva, el ajhobbit, las hojas de albahaca, los anacardos, un buen pellizco de orégano, sal y un chorrito de aceite. Se bate todo briosamente y se adorna con alcaparras. Lo ideal es mojar con regañás.

Nota: esta salsa depende mucho de la calidad del aceite de oliva, cuando es un AOVE potente y tiene un sabor que invade todos los matices, un buen truco para suavizar y darle un toque otoñal a la salsa es añadir un champiñón hermoso a la receta.

Guisao de huevos con patatas

guisaohuevos

Ingredientes:

– 2 huevos por persona.

– 1 patata por persona

– 1 cebolla

– 1 pimiento rojo

– 1 pimiento verde

– 2 dientes de ajo

– 1 zanahoria

– Aceite, sal, harina, finas hierbas, pimienta, una pizca de cayena, agua, guisantes, aceitunas verdes, champiñones, y un chorrito de ron (perfectamente prescindible).

Elaboración:

Se cuecen los huevos, se pelan y se reservan (si los pelas bajo el grifo en templado, con un chorrito de agua, te resultará mucho más fácil y te reconciliaras con la ingrata tarea de pelar huevos duros, y nada tan bonito en esta vida como reconciliarse con algo). Mientras tanto se elabora el sofrito con las verduras (cebolla, pimientos, ajo, zanahoria, especias y ron prescindible). Se le ponen un par de vasos de agua y se tritura todo bien fino. En la salsa resultante se pone los guisantes, champiñones (los de lata quedan muy ricos), aceitunas y patatas cascadas en trozos como para bravas. Se deja a fuego lento hasta que estén blanditas las patatas (una media hora, más o menos). En ese momento se rebozan los huevos duros con harina, se fríen y se añaden. Es el típico plato infalible (lleva huevos y patatas, eso le gusta a todo el mundo), sencillo y sabroso…, recuerdo que de niño mi madre hacía este plato al menos una vez a la semana, así durante toda mi infancia, y algo debe tener, porque a diferencia de las lentejas, que también eran semanales, jamás lo aborrecí.

Tontería roja (V)

tonteriaroja

Ingredientes:

– 2 tomates maduros.

– 1 ajo.

– Comino, vinagre y sal.

Elaboración:

Es una deliciosa salsa a base de tomate crudo (o escaldado), ajo, comino, vinagre y sal. Mejora cualquier sopa, caldo, guiso…, aunque en origen está pensada para el cocido. Un par de cucharadas en la sopa la convierten en una delicia, y con los garbanzos, machacados, un chorrito de aceite de oliva, cebolleta picada y tontería roja…, de orgasmo. Solo hay que mezclar todos los ingredientes en el vaso de batir y darle candela hasta que quede algo parecido a una sopa de tomate.

El nombre es un guiño familiar extemporáneo cuya historia, descacharrante, no admite compresión fuera de contexto, así que me lo ahorro.