Untable de rabanitos y manzana (V)

cremaderabanitosymanzana

Ingredientes:

– 200 g de rabanitos.

– 1 manzana reineta hermosa.

– 1 ajo hermoso.

– 1 cucharada de mostaza antigua.

– 1 trocito diminuto de apio.

– 1 puñadito de pipas de girasol (peladas, obviamente).

– El zumo de un limón.

– 1 chorrete de aceite de girasol.

– Sal al gusto.

Elaboración:

Lavamos y troceamos los rabanitos (con piel) y la manzana (sin piel) y añadimos al vaso de batir junto con el resto de los ingredientes. Trituramos hasta conseguir una textura fina y untuosa, probamos y corregimos si es necesario. Y voilà, así de sencillo tenemos una crema sana y deliciosa lista para mojar palitos, crudités, regañás o acompañar hamburguesas, ensaladas, sandwiches o lo que se te ocurra…

Nota: para darle un toque picante y pluscuammefistofaústico yo le rallé un rabanito al final y le puse un pellizco de pimienta. Y ahora mismo mi sexto sentido aracnivegano me dice que un pelín de jengibre rallado también le iría que ni tintao.

Anuncios

Revuelto de trigueros con setas chinas al ajillo (V)

setascontriguerosalajillo

Ingredientes:

– 100 g de setas oreja de Judas (también llamada seta de madera negra).

– 100 g de seta coliflor (también llamada seta de madera blanca o seta de nieve).

– 1 manojo de espárragos trigueros.

– 4 ajos.

– Sal y aceite de oliva.

Elaboración:

Tanto la oreja de Judas como la seta coliflor las puedes encontrar secas en tiendas de productos orientales, ya que son de uso común en la cocina china y japonesa. No obstante, si no las encuentras, puedes usar shitake. Lo primero sería rehidratar las setas una hora, escurrir el excedente de agua y reservar. Mientras tanto habremos troceado los espárragos y los pondremos a rehogar en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva; a continuación añadimos los ajos finamente picados, dejamos que doren ligeramente, y finalmente ponemos las setas y terminamos de cocinar todo junto añadiendo la sal. Es una receta tan sencilla como deliciosa. Le va bien un chorrito de limón y un poco de perejil picado.

Goulash vegano (V)

goulashvegano

Ingredientes:

– 1 pimiento verde.

– 1/2 pimiento rojo.

– 1 hoja de laurel.

– 2 ajos hermosos.

– 1 lata pequeña de tomate triturado (o un par de tomates).

– 1 bloque de seitán (también le va la soja texturizada, si no tienes seitán).

– 1/2 cebolleta.

– 1 puerro.

– 2 zanahorias.

– 2 patatas.

– 1 cucharada de harina (la que quieras).

– 1 chorrito de vino blanco.

– 1 cucharadita de mostaza antigua.

– Sal, finas hierbas, pimienta negra, pimentón y aceite de oliva.

Elaboración:

Esta noche he soñado que mi abuela era húngara, y que me hacía un goulash vegano. Me ha encantado ver cómo se ponía pochar los pimientos, la cebolleta, el ajo, el puerro y la hoja de laurel en aceite de oliva…, a los cinco minutos le ha agregado la harina, unas vueltas y a los diez minutos ya olía toda la casa que alimentaba, sobre todo cuando a añadido un chorro blanco, que al evaporarse lo ha inundado todo de aromas. Dos minutos más reduciendo con el vino y le ha puesto las aceitunas rellenas de pimiento (tan andalhúngaras ellas), el tomate triturado, el pimentón, la patata y la zanahoria en trocitos medianos, las especias, la cucharadita de mostaza antigua y la sal. Por otro lado ha cortado el seitán en láminas finas y lo ha sofrito en aceite de oliva, una vez dorado le ha añadido un chorrito de tamari fuera de la sartén, fumarola y a la olla. Lo ha removido con ese salero tan suyo, y chup-chup marmitero a fuego mínimo.

Nota: Aunque he seguido casi al pie de la letra la receta de mi abuela onírica, me he permitido la licencia de ponerle una cucharadita de marmite, un botecito de guisantes, y otro de champiñones, que le van que ni tintaos. Si no tienes marmite atrévete con una onza de chocolate negro.

 

Ensalada china (V)

ensaladachina

Ingredientes:

– Lechuga iceberg (o la que tengas).

– 1 zanahoria.

– Agar agar.

– Salsa especial para ensalada china.

Para la salsa:

– 2 cucharadas de vinagre de arroz (o de manzana, si no tienes).

– 1 cucharada de azúcar.

– 2 cucharadas de aceite de girasol.

– 1 pizca de sal.

– 1 pellizcos de glutamato o ajinomoto (opcional)

Elaboración:

Por un lado hidratamos el alga agar agar durante al menos una hora. Mientras tanto cortamos en tiras finas la lechuga y la zanahoria, que mezclaremos con el alga una vez hidratada y bien escurrida.

Por otro lado mezclamos todos los ingredientes de la salsa y batimos hasta que emulsionen.

Mezclamos y a la mesa.

Tarta de mandarina (V)

tartademandarina

Ingredientes:

– 500 ml de bebida vegetal (yo le puse de avena, pero le va bien de avellanas, almendras, coco…, la que más e guste).

– 5 mandarinas.

– 1 cucharada de agar agar (unos 10 g).

– Panela al gusto (yo le puse 8 cucharaditas).

– La ralladura de una naranja.

Para la base:

– Galletas y margarina (yo le puse unas galletas de avena con sabor a naranja, pero le puedes poner las que tengas, también le quedan muy ricas las de canela y jengibre).

Otra opción es hacer la base con almendras peladas e higos secos molidos.

Elaboración:

Pelamos y trituramos las mandarinas (con cuidado de retirarles las semillas, si tuvieran). Mientras tanto calentamos la bebida vegetal en un cazo, y cuando empiece a hervir añadimos las mandarinas trituradas, el agar agar y la panela (o el endulzante que tengas). Dejamos que hierva suavemente unos cinco minutos y retiramos del fuego.

Mientras se va enfriando preparamos la base con las galletas trituradas y la margarina en formato pomada…, o bien nos decantamos por los higos y las almendras…, o bien hacemos una mezcla de ambas, o todas juntas, o vete tú a saber cómo andas de audaz ese día.

Ponemos la base en un molde engrasado con margarina, vertemos sobre ella la mezcla de la bebida con las mandarinas, la panela y el agar agar (ya atemperado), y a la fresca hasta que solidifique.

Nota: Te recuerdo que el agar agar es un alga insípida (muy abundante en Galicia, por cierto) que se utiliza como gelificante y que se puede encontrar en herbolarios y tiendas de productos veganos, orientales, etc…

Nota 2: Lo suyo es adornarno con unas mandarinas, pero como las usé toda en la tarta tuve que recurrir a la jugosidad de una fragaria.

Currycane de berenjenas y setas con arroz basmati y rebozaditos de soja (V)

currycane1

Ingredientes:

– 9 ó 10 setas (las que más te gusten, yo puse shitake y champiñón).

– 1 berenjena.

– 1 puerro.

– 1 ajo.

– Unas habas y unos guisantes.

– Unos tomatitos cherry.

– Un bote pequeño de leche de coco.

– Un poco de caldo de verduras (lo que pida, yo le puse un vaso).

– Curry, jengibre, cúrcuma, pimienta, chili en polvo, sal, limón rallado y cilantro.

Elaboración:

Doramos en una sartén honda con tres cucharadas de aceite de oliva el puerro con el ajo, la berejenna y las setas troceados, agregamos también las habas, los guisantes y por último los tomates cherry. Cocinamos toda la verdura junta hasta que esté al dente, en ese momento añadimos la sal, la pimienta, el limón rallado, el chili (un buen pellizco si lo quieres currycane, yo lo hice al gusto africano, es decir, muy currycane), la cúrcuma, el cilantro y jengibre. Removemos para que se integre bien todo, ponemos el caldo y la leche de coco y dejamos que haga chup-chup unos minutos. Servimos con arroz basmati (o el que tengas).

Nota: Este plato esá dedicado a Ana, que hoy es su cumpleaños.

Nota 2: Es opcional, porque el plato ya es completísimo, pero yo le puse unos rebozaditos de soja para darle un toque crujiente y aligerar un poco el fuego vesubiano que le aporta el chili.

currycane2

 

Sopa de hornajo (V)

sopadehornajo

Ingredientes:

– 150 g de pan duro (a ser posible de hogaza).

– 5 ajos.

– 3 cucharadas de aceite de oliva.

– 1 cucharada sopera de pimentón.

– 500 ml de caldo de verduras (o agua, si no tienes caldo).

– Sal y especias al gusto.

Elaboración:

La sopa de hornajo, como su palabro indica, es sopa de ajo al horno. Mientras vamos precalentando el horno ponemos el aceite a fuego bajo en una sartén, pelamos y laminamos los ajos, los añadimos y mantenemos a fuego suave para que no se quemen. Por otro lado troceamos el pan, que agregaremos una vez que estén los ajos cuasidorados, lo freímos todo un poco y agregamos la cucharada de pimentón (fuera del fuego), la sal y las especias (si decidimos ponerle, yo le puse comino, finas hierbas y un pellizco de pimienta), dejamos que maride un par de minutos y finalmente añadimos el caldo. Lo ponemos en cazuela de barro y al horno. En unos 20 minutos se habrá formado una costra sólida por fuera concentrando los sabores, mientras la sopa estará líquida y humeante. Este momento en el que se conjugan los tres estados de la materia es el ideal para comerla.

Nota: yo, que siempre dejo volar la imaginación, el caldo se lo puse de cocido, le añadí una pizca de kala namak (que le dio una deliciosa nota azufrada), una pizca de tomillo y otra de eneldo. También (son hechos probados) le va que tintao un pelín de sobrasada vegana (o un calabizo en tropezones), una cucharadita de marmite, una puntita de miso…

 

 

Calamares veganos (V)

calamaresveganos2

Ingredientes:

– Un bote de palmito (del que aprovecharemos las anillas que reservamos cuando hicimos el ceviche de palmito).

– Aceite de oliva para freír.

Para el rebozado:

– Harina de garbanzo, un poco de caldo palmitero, sal, pimienta negra, kala namak, vinagre de manzana, bicarbonato y alga wakame molida.

Elaboración:

Aprovechamos el anillo externo del palmito que, como queda dicho, habíamos reservado al hacer el palmiche y que rebozaremos como si fueran calamares a la romana. El palmito es ideal para tomar el gusto del aderezo por su textura y su sabor suave, de ahí que secreto esté en el rebozado, para el que mezclaremos bien todos los ingredientes hasta que quede una masa fina y untuosa. Ponemos abundante aceite de oliva a calentar mientras rebozamos las anillas de palmito, freímos hasta dorar bien por ambos lados, y servimos calientes y humeantes. Unas gotas de limón o un poco de alipioli son dos aderezos perfectos para redondear el plato.

 

Ceviche de palmito y aguacate (V)

cevichedepalmitoyaguacate

Ingredientes:

– 1 bote de palmito (unos 400 g).

– 1 cebolla morada.

– 1 tomate hermoso.

– 1 aguacate.

– 1 piparra (o pimiento habanero, o chile, o jalapeño, o unas gotas de tabasco, o nada si no lo quieres picantón).

– Un poco de cilantro.

– El zumo de medio limón.

– Sal y pimienta.

Elaboración:

Troceamos en palmito junto con el tomate pelado, la cebolla morada, la piparra, el aguacate y el cilantro; añadimos la sal, la pimienta y el medio limón, dejamos macerar unos minutos y a la mesa.

Nota: Jamás en toda la historia de la humanidad ha aprovechado nadie un palmito como yo aproveché este cuando, con el anillo externo, hice calamares veganos, pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

Tarta de manzana con crema pastelera vegana (V)

tartademanzanavegana

Ingredientes:

– 1 base redonda de hojaldre.

– 3 manzanas reineta.

Para la crema pastelera vegana:

– 400 ml de leche de avena (o almendras, o avellanas, o arroz, o la que más te guste entre las leches vegetales).

– 120 gramos de panela (o azúcar normal, si no tienes panela).

– 50 gramos de harina de maíz.

– 1 ramita de canela.

– 1 trocito de cáscara de limón.

Elaboración:

Para hacer la crema pastelera ponemos la mitad de la leche vegetal a calentar con la canela y la cáscara de limón, la otra mitad la mezclamos con el azúcar y la harina de maíz, removiéndola con una varilla hasta que no queden grupos. Una vez que la bebida vegetal empiece a hervir añadimos la mitad con el azúcar con la maizena y seguimos removiendo hasta que espese. En ese momento retiramos del fuego y dejamos enfriar.

Por otro lado vamos precalentando el horno a 200 grados. Ponemos en un molde engrasado con margarina la base de hojaldre mientras,  por un tercer lado, rallamos dos de las tres manzanas, la mezclamos con la crema pastelera ya atemperada y la ponemos sobre el hojaldre que está colocado en el molde. Finalmente cubrimos con la otra manzana cortada en gajos de media luna, y al horno unos 50 minutos a 200 grados con el calor por abajo (los últimos minutos también lo puedes poner por arriba para que se dore la manzana.

Nota 1: Si queremos darle brillo a la tarta podemos pintarla con un poco de mermelada de albaricoque, naranja amarga o melocotón mezclada con agua.

Nota 2: Si quieres ponerle la clásica cobertura brillante para tarta de manzana (o de la fruta que quieras) esta es la receta en su versión vegana: 1/2 vaso de agua, dos cucharadas de azúcar, y un poco de agar agar. Se hace un jarabe al fuego con el agua y el azúcar, se añade el agar agar, lo dejamos hervir un minuto o dos y lo dejamos atemperar fuera del frigo, cuando vaya espesando un poco se coloca sobre la tarta, ya fría, y a la nevera hasta que solidifique del todo.

Nota 3: Si quieres que la crema pastelera te quede más durita y consistente le puedes poner una cucharadita de agar agar en el momento de añadir el azúcar y la harina de maíz.