Archivo de la etiqueta: aguacate

Trufistachos de agualate (V)

trufistachosdeagualate

Ingredientes:

– 300 g de chocolate puro (sin leche). Yo le eché Valor (una tableta).

– 1 aguacate maduro.

– 50 g de pistachos.

– 2 cucharadas de azúcar moreno.

– 1 cucharada de margarina (a ser posible sin aceite de palma).

– 1 vaso de bebida de avena (u otra leche vegetal que te guste, con la de coco queda chachi).

Elaboración:

Se funde el chocolate al baño maría (o en el micro, si tienes prisa y mano, y consigues que no se te queme) junto a la margarina, el azúcar y la bebida de avena, se bate el aguacate y se añade a la mezcla. Por otro lado trituramos los pistachos pelados ligeramente (si no lo estaban los tostamos un poco) y añadimos la mitad al chocolate en trocitos, el resto se bate hasta reducir a polvo y lo usaremos luego para rebozar las trufas. Una listo el chocolate dejamos enfriar la mezcla en la nevera hasta que tenga una textura ideal para formar bolas y bañar en el polvo de aguacate. Una vez listas las devolvemos a la nevera para que no se derritan y a gozar.

Anuncios

Hummus de aguacate y frutos secos (V)

hummusaguacate

Ingredientes:

– 1/2 bote de garbanzos cocidos.

– 1 aguacate maduro.

– 2 ajos.

– 2 cucharadas de tahina.

– 1 cucharadita de comino.

– Un poco de cilantro (o perejil)

– Una pizca de jengibre.

– El zumo de medio limón.

– 4 cucharadas de aceite de oliva.

– Sal, pimienta, una pizca de pimentón y un poco de agua para darle una textura cremosa.

Elaboración:

Es un poco repetir la base del hummus de garbanzos tradicional (es decir, se mezcla todo y se bate, luego se le pone un chorrito de aceite de oliva por encima y se espolvorea con pimentón)+ pero le he añadido algunas variantes bastante afortunadas (a mi entender, claro). Todo lo que le pones al hummus (con unos pocos garbanzos menos y algún fruto seco más) pero añadiéndole un aguacate…, delicia inconmensurable.

Sushi de aguacate y espárragos trigueros (V)

Ingredientes:

– 1 taza de arroz glutinoso (para sushi).

– 4 láminas de alga nori.

– Espárragos trigueros y aguacate.

– Vinagre de arroz.

– Salsa de soja (para mojar el sushi).

– Wasabi (para, si nos atrevemos, untar el sushi…, aviso, pica la intemerata).

 Elaboración:

Lo puedes combinar como quieras, solo espárragos, solo aguacate, aguacate y espárragos…, o de lo que más te guste (también quedan muy ricos de espárragos blancos, pepino, pimiento rojo, zanahoria, boletus…).

Lo primero es el arroz (sushi significa arroz avinagrado). Debe ser un arroz glutinoso, como el que usamos para hacer risottos. Se cuece con sal y el doble de agua que de arroz (unos 18 minutos, hasta que el agua se consuma), se pone sobre una bandeja y se peina y abanica (no es broma, hay que moverlo con una especie de peine y abanicarlo para que vaya enfriando), se añade un chorrito de vinagre de arroz y se extiende sobre una hoja de alga nori (una capa muy fina, para que pueda enrollarse bien). El alga va sobre una esterilla de bambú que nos ayuda a darle la forma. Se deja sin arroz el principio y final del alga (como uno o dos dedos, se coloca una línea de lo que hayamos elegido para hacer el sushi en la parte más cercana a nosotros, y se enrolla con cuidado. Aunque los primeros suelen ser sushiporras y quedar algo amorfos, es muy fácil y enseguida se le coge el tranquillo.

Nota: Lo normal es acompañarlo con un poco de salsa de soja o con wasabi, una pasta de rábano picante (pero que muy muy muy picante) que a mi, personalmente, me chifla.

Guacamolón (V)

guacamole

Ingredientes:

– 1 aguacate en su punto.

– 1 tomate en su ídem.

– 1 puntita de pimiento verde.

– 1 pelín de jengibre rallado.

– Pelín y pico de cilantro fresco.

– Sal, pimienta y limón (pellizco, pellizquín y buen chorro).

Elaboración:

Se baten ligeramente el aguacate, el tomate y la punta de pimiento verde, que previamente habremos aderezado con un poco de cilantro, jengibre rallado, sal, pimienta y limón. Al final se añade la cebolleta en brunoise (bien picada). Se puede hacer todo en la batidora, pero queda más rico machado a tenedor.

Un buen truco que me enseñó mi amiga Marga para que, una vez hecho, para que se retarde la oxidación y aguante más, hay que dejar el hueso del aguacate dentro del guacamole.

Lo suyo es acompañarlo con unos buenos nachos de maíz, aunque si no tenemos, unas regañás o un pan de pita le van cantidubi.