Archivo de la etiqueta: guisao

Guisao de garbanzos con patatas, champiñones, aceitunas y guisantes (V)

guisaodegarbanzosconpatatasguisantesychampiñones2

Ingredientes:

– Garbanzos al gusto.

– 5 patatas.

– 1 pimiento verde, otro rojo, dos ajos, una cebolla, una zanahoria y un tomate.

– 1 lata pequeña de champiñones y otra de guisantes.

– 1 puñadito de frutos secos.

– Aceite de oliva, sal, pimienta, finas hierbas, cayena, laurel y caldo de verduras o agua.

Elaboración:

Rehogamos las verduras en el aceite de oliva, cuando estén bien pochadas añadimos las especias y el caldo, batimos muy bien añadiendo un puñadito de frutos secos; finalmente las patatas peladas, lavadas y tronchadas, los guisantes, las aceitunas, los champiñones y los garbanzos. Chup chup hasta que todo esté al dente, corregimos de sal y a gozar.

Anuncios

Guisao de huevos con patatas

guisaohuevos

Ingredientes:

– 2 huevos por persona.

– 1 patata por persona

– 1 cebolla

– 1 pimiento rojo

– 1 pimiento verde

– 2 dientes de ajo

– 1 zanahoria

– Aceite, sal, harina, finas hierbas, pimienta, una pizca de cayena, agua, guisantes, aceitunas verdes, champiñones, y un chorrito de ron (perfectamente prescindible).

Elaboración:

Se cuecen los huevos, se pelan y se reservan (si los pelas bajo el grifo en templado, con un chorrito de agua, te resultará mucho más fácil y te reconciliaras con la ingrata tarea de pelar huevos duros, y nada tan bonito en esta vida como reconciliarse con algo). Mientras tanto se elabora el sofrito con las verduras (cebolla, pimientos, ajo, zanahoria, especias y ron prescindible). Se le ponen un par de vasos de agua y se tritura todo bien fino. En la salsa resultante se pone los guisantes, champiñones (los de lata quedan muy ricos), aceitunas y patatas cascadas en trozos como para bravas. Se deja a fuego lento hasta que estén blanditas las patatas (una media hora, más o menos). En ese momento se rebozan los huevos duros con harina, se fríen y se añaden. Es el típico plato infalible (lleva huevos y patatas, eso le gusta a todo el mundo), sencillo y sabroso…, recuerdo que de niño mi madre hacía este plato al menos una vez a la semana, así durante toda mi infancia, y algo debe tener, porque a diferencia de las lentejas, que también eran semanales, jamás lo aborrecí.