Archivo de la etiqueta: migas

Migas exprés con tomatitos cherry y pimientos choriceros (V)

migasexpres

Las migas son mi debilidad, así que alguna que otra receta más caerá, aviso. Esta versión exprés es muy sencilla y resultona…, además, recibí un “muy buenas” de mi mejor crítica gastronómica y avezada probadora de migas, la chacha Valentina.

Ingredientes:

– Pan duro (como una barra desmigada, más o menos).

– 4 patatas con piel.

– 1 cabeza de ajos cortados a la mitad y con cáscara.

– 2 pimientos choriceros trocedaos.

– 10 tomatitos cherry.

– Pimentón dulce, sal, comino, agua y aceite.

– Uvas (para acompañar, opcionales)

Elaboración:

La cosa va así: Se sofríen las patatas (con cáscara y cortada en pedacitos como para tortilla de susodicha), los ajos (migas ajeras, migas placenteras), un par de pimientos choriceros troceados (si son del valle del Jerte la cosa apunta a pluscuamperfecta) y los tomates cherry cortados en trocitos. Cuando las patatas y los ajos se ablanden agregamos el pan desmigado, pimentón dulce, comino, sal y un vaso de agua tibia. Luego es mover hasta que evapore el agua y las migas se queden sueltas y jugosas. Yo las suelo acompañar de uvas, porque soy muy sibarita, pero solas están deliciosas. Con estas cantidades salen migas para tres no muy glotones, solo hay que variar las proporciones al pitagórico modo para adecuarlas al número de comensales.

Anuncios

Migas de pastor

Ingredientes:

– 1 cabeza de ajos.

– Pan desmigado.

– 3 patatas hermosas.

– 1 pimiento rojo y 2 verdes.

– Comino, pimentón, agua, aceite y sal.

– Uvas.

– Huevos (opcional).

 Elaboración:

Es una receta laboriosa, pero deliciosa. Me la enseñó un pastor en la sierra de Cazorla. El truco está en el sofrito, que se hace con una cabeza de ajos pelados y troceados, tres patatas hermosas cortadas muy finas, tipo panadera, pimiento rojo y pimiento verde. Se sofríe todo bien en abundante aceite de oliva y cuando esté apunto de dorarse se añade el pan cortado el día anterior en trocitos pequeños y humedecido, sal al gusto, un poco de pimentón, comino, y a mover durante una hora más o menos. Si se nos secan demasiado le podemos añadir más agua (o un poco de jugo de tomate, que le va muy bien). Al final, de forma opcional, si no somos veganos se pueden poner unos huevos fritos encima y se acompañan con uvas (yo a veces también pongo unos trocitos de chorizo vegano de calabaza sofritos, que le dan un delicioso toque ahumado). Bueno, y si le pones unas laminitas de boletus edulis (en el sofrito inicial, con las patatas, ajos y pimientos) el orgasmo está asegurado.