Archivo de la categoría: Recetas

Hummunesa (V)

hummunesa

Ingredientes:

Hummus (puedes hacerlo tú con la versión que más te guste o comprarlo ya hecho,).

– 2 ajos medianos.

– 1 ramillete hermoso de perejil  (o cilantro, o mitad y mitad).

– 1 puñadito de avellanas tostadas (si no tienes puede usar almendras o anacardos).

– 1 pellizco de sal del himalaya (kala namak), otro de sal normal y otro de pimienta.

– Unas gotas gordas de limón.

– 1 chorrito de leche de avellanas (o avena), otro de aceite de oliva y otro (más largo) de aceite de girasol (lo necesario para darle la textura hummunesca…, si no tienes leche de avenallas puedes aligerarlo con unas gotas de agua).

Elaboración:

La humunesa es ideal para usar en la ensaladilla rusa (la sal del Himalaya, rica en azufre, aporta un aroma a huevo que suple la ausencia del mismo en la ensaladilla) en lugar de mayonesa convencial, así como para cualquier otro plato que lleve esta salsa.

No tiene más misterio que mezclar todos los ingredientes y batirlos hasta que quede todo perfectamente integrado, rectificar si hiciera falta (ojo con la sal del Himalaya, que es gruesa y conviene ir de menos a más si no queremos que nos quede una humunesa la mar de salada).

ensaladillarisaconhumornesa

Aquí la ensaladilla risa con humornesa.

Nota: Si no tienes hummus, prueba a sustuirlo por garbanzos cocidos, queda igualmente deliciosa y encima puedes llamarla “ciceresa”.

Anuncios

Risotto de cebada perlada con champiñones y guisantes (V)

risottocebada1

Ingredientes:

– 1 cebolleta.

– 1 pimiento verde.

– 1 zanahoria.

– 1 ajo.

– 1 trocito de apio.

– 4 champiñones.

– 1 tomate.

– 1 cucharadita de alcaparras.

– 1 taza de aceitunas verdes sin hueso.

– 1 lata de guisantes.

– Caldo de verduras (o en su defecto agua).

– 2 tazas (o un tazón) de cebada perlada.

– 1 chorrito de vino blanco y otro de tamari (o salsa de soja).

– Sal, pimienta, jenjibre rallado, limón, aceite de oliva y una hojita de laurel.

Elaboración:

Se sofríen la cebolleta, el pimiento verde, la zanahoria, el apio, las aceitunas verdes en rodajas, las pocas alcaparras, los champiñones en láminas, el ajo y el tomate (todo muy bien picadito), se salpimenta, se le pone un poco de jengibre rallado y unas gotas de limón. Cuando todo esté bien sofrito y huela rico se añade la cebada (previamente remojada alrededor de una hora), se agrega un chorrito de vino blanco y medio de tamari, se remueve hasta que evapore y finalmente se añaden los guisantes (una latita) y el caldo de verdura hasta que la cebada esté al dente (se puede añadir para potenciar el sabor un poco de pasta de miso rojo, marmite o un chorrito más de tamari, aunque a mí lo que me gusta ponerle son unas gotas de limón.

Nota: este guiso queda igual de rico con avena, centeno, o el cereal que más te guste, incluso, por decir una originalidad, con arroz.

Caponata siciliana (V)

 

caponata2

Ingredientes:

– 2 cebolletas hermosas.

– 2 ajos.

– 1 ramillete de apio.

– 1 pimiento rojo.

– 2 berenjenas.

– 4 tomates hermosos.

– 1 lata de aceitunas negras sin hueso.

– 1 puñado de aceitunas verdes sin hueso.

– 1 cucharadita de alcaparras.

– Aceite de oliva.

– Vinagre de manzana.

– Sal, pimienta y orégano.

Elaboración:

La caponata es un delicioso plato italiano a base de berenjenas y otras verduras estofadas que se hace así de fácil: Rehogamos, por este orden, 2 cebolletas hermosas (o chalotas), 2 ajos picados menudos, un ramillete de apio picado fino, un pimiento rojo hermoso en cuadraditos y la berenjena en dados (previamente desamargada teniéndola en agua con sal una media hora). Una vez cocinados estos ingredientes agregamos un chorrito de vinagre de manzana y reservamos. Por otro lado hemos troceado 4 tomates hermosos y maduros y los hemos puesto a freír en aceite de oliva, a esta fritada añadiremos 1 lata de aceitunas negras en rodajas, un puñado de verdes del mismo modo, 1 cucharadita de alcaparras, un puñadito de orégano, sal y pimienta. Una vez cocinadas ambas cosas, se mezclan y se deja al chup chup 5 minutos para que maride. Se puede comer sola o acompañada (con arroz integral, por ejemplo, y un chorrito de salsa tamari, queda muy bien), queda muy rica sobre una tostada y un chorrito de aceite de oliva o una reducción de vinagre de Módena.

Francesinha vegana (V)

francesinha

Ingredientes:

Para la salsa:

– 1 cebolla.

– 1 ajo.

– 1 hoja de laurel.

– 1 botella de cerveza de 1/3.

– 1 chorrito de oporto, whisky u oloroso.

– 1 vaso de tomate frito.

– Opcionalmente 1 chorrito de tamari (salsa de soja), pasta de miso o marmite (potenciador del sabor a base de hierbas fermentadas).

– 2 cucharadas de aceite de oliva.

– Sal y pimienta al gusto.

Para los entrepanes:

– 3 rebanadas del pan que más nos guste.

– Relleno para el entrepan: mi preferido es a base de patata, berenjena y shitake asados o a la plancha, aunque también lo puedes hacer combinándolo con chorizo vegano, tofu, seitán, embutido vegano, sograsada, queso cheddar vegano, etc….

Queso cheddar vegano para la cobertura.

Elaboración:

La francesinha (o francesiña) es un plato típicamente portugués que uno podría resumir deprisa y sin mucho tacto diciendo que viene a ser un sandwich de lo que más te guste nadando en una densa, sabrosa y abundante salsa. Pero claro, eso es mucho resumir. Normalmente, si la tomas en Portugal, el relleno predominante es de embutido y queso (aunque la variedad es tan grande que la francesinha bien podría llamarse “sorpresiña”), pero en nuestro caso lo vamos a hacer vegano, para lo que empezaremos por la salsa: rehogamos en dos cucharadas de aceite de oliva una cebolla, un ajo y una hoja de laurel (a fuego lento y retirando el laurel al final, ya que lo batiremos), agregamos un vaso de un buen tomate frito (aderezado con unas gotas de tabasco, sugiero), rehogamos unos minutos más; luego añadimos una botella de cerveza (yo le puse Franciskaner, que es la que tenía, pero puedes ponerle la que más te guste), luego le escanciamos un chorrito de vino oloroso, oporto, o whisky (tan recomendable como opcional), le ponemos una cucharada de salsa tamari, pasta de miso, o si tienes, marmite, que le va de lujo. Salpimentamos y agregamos una cucharadita de maicena disuelta en agua fría para que espese un poco. Lo dejamos haciendo chup chup un ratito largo, lo que nos lleve echarle un ojo al Facebook, y finalmente lo trituramos todo bien y reservamos.

Para el sanchwich de tres pisos usamos el pan que más nos guste, o en su defecto el que tengamos (en mi caso le puse un pan sueco que trajo Valentina de Estocolmo), y rellenamos con la opción vegana que elijamos, que puede ser la vegetal y tal, o bien mezclada con chorizo vegano, salchichas de tofu, seitán, embutido vegano, chorizo vegano, queso vegano, etc. Yo unté cada capa con un poco de margarina y lo cubrí con cheddar vegano, luego al horno hasta que dore el pan, funda el queso y se caliente el relleno. Ya solo queda zambullirlo de cabeza en la humeante piscina de la salsa portuguesa y a disfrutar. Le va cantidubi una guarnición de patatas fritas y un fado de Dulce Pontes.

Garbanzos crujientes especiados (V)

garbanzoscrujiestespeciados

Ingredientes:

– 400 gramos de garbanzos cocidos (o un bote de los de toda la vida).

– Especias al gusto (ajo en polvo, pimienta, curry, orégano, pimentón, cúrcuma, sal…).

– Aceite de oliva.

Elaboración:

Una vez bien lavados aderezamos los garbanzos con las especias que más te gusten, (yo le puse orégano, sal, pimienta, ajo en polvo, cúrcuma y jengibre.., y ahora estoy pensando que le hubiera ido bien un poco de pimentón y/o curry)…, le agregamos un chorrito de aceite de oliva y los metemos al horno 30 minutos a 180 grados (moviéndolos un par de veces para que se hagan uniformemente), transcurrido el tiempo comprobamos que ya están crujientes y a disfrutar de un nutritivo, saludable y delicioso aperitivo.